Por venganza, el 'Indio' ordenó 'plan pistola' contra la Policía

Por venganza, el 'Indio' ordenó 'plan pistola' contra la Policía

En una semana, el 'clan del Golfo' ha dado muerte a cinco uniformados.

fg

En esta finca, las autoridades estuvieron cerca de capturar a 'El Indio'.

Foto:

Archivo particular

23 de noviembre 2016 , 10:17 a.m.

Una comunicación por radioteléfono en la que se escuchaba una voz enfurecida y en la que se ordenaba a todas las estructuras del ‘clan del Golfo’ –anteriormente conocido como 'clan Úsuga'– matar policías en Bolívar, Córdoba y Antioquia fue interceptada por inteligencia de la Policía.

La voz fue plenamente identificada –llevan más de año y medio persiguiéndolo–, se trata de Manuel Arístidez Meza Páez, conocido como el 'Indio', tercero al mando de la estructura de narcotraficantes del ‘clan del Golfo’. En la mañana del 12 de noviembre, un comando de asalto de la Policía, que caminó durante cuatro días por zona selvática para evitar ser detectado, llegó hasta una finca donde se encontraba el ‘Indio’ con su esquema de seguridad, unas 12 o 14 personas.

“Al 'Indio’ le hemos seguido la pista desde hace más de un año. Es un objetivo de alto valor para las autoridades, no en vano el Gobierno ofrece hasta 500 millones de pesos por información que permita su captura”, dijo a EL TIEMPO uno de los uniformados que participó en la operación.

El investigador señaló que tras varios seguimientos a integrantes de su familia y a mujeres que traía en vuelos chárter –a las que afirman les pagaba hasta 20 millones de pesos– se logró ubicar una finca en el punto conocido como las Changas, entre las poblaciones de Turbo y Necoclí, en el Urabá antioqueño.

A esa finca llegaron los comandos que sostuvieron una confrontación con los escoltas del jefe narcotraficante, lo que facilitó que Meza Páez huyera del lugar con uno de sus hombres. “En tierra hubo un combate bastante largo que le sirvió al 'Indio’ para huir a lomo de mula, su medio de transporte en la región. Además, el tema climatológico influyó para que el apoyo aéreo no llegara a tiempo”, dijo el integrante de inteligencia.

Como resultado de la operación, reportó la Dirección de Inteligencia de la Policía, murió su jefe de escoltas conocido con los alias de Durango o Yolofo, y cuatro personas más fueron capturadas. Dos mujeres menores de edad que se encontraban en el lugar quedaron a disposición de Bienestar Familiar y se logró la incautación de abundante material de guerra entre fusiles de alto calibre y munición.

Seguimiento a tres mujeres permitió su ubicación

La investigación adelantada permitió establecer que el jefe criminal recibía una o dos damas de compañía a la semana, las cuales viajaban desde Medellín y Necoclí. Los seguimientos permitieron a los policías identificar a tres mujeres que con mayor frecuencia lo visitaban.

Uno de los agentes de inteligencia logró infiltrar la red que movía las damas de compañía y ganar su confianza al paso de los meses. Una de las mujeres relató: “Para llegar a esa zona, lo hacía de noche; era recogida en el caserío Pueblo Nuevo (Necoclí) y desde allí era llevada en una mula hasta otro punto en una zona selvática y montañosa que no conocía, en ese lugar siempre se encontraba con el “patrón”, narró el investigador, quien resaltó que así se facilitó el trabajo de localización del delincuente.

Las comunicaciones interceptadas dejaron al descubierto la furia del 'Indio’ por la acción en su contra y fue cuando ordenó arreciar las acciones contra la Policía en lo que se denomina ‘plan pistola’.

Su primera víctima fue el patrullero Nayib de Jesús Franco Lizarazo, quien fue asesinado el 17 de noviembre durante un hostigamiento en zona rural de Turbo (Antioquia). En la tarde fue asesinado el auxiliar Diego Luis Chico Hernandez, quien prestaba sus servicios en la Alcaldía de San Jacinto del Cauca (Bolívar).

Al otro día fue asesinado el patrullero Luis Fernando Tejada, a quien ultimaron a bala frente a un grupo de niños en el municipio de Cisneros (Antioquia). El lunes 21 de noviembre en horas de la tarde fue asesinado en zona rural de San Jerónimo (Antioquia) el patrullero Johan Sebastián Agudelo Velásquez, y en horas de la noche fue asesinado el subintendente Wilson Aguirre Arias en el poblado de Armenia Mantequilla (Antioquia). (Lea también: Asesinato de cuatro Policías en 15 días genera zozobra en Antioquia)

Manuel Arístidez Meza, de 42 años, ingresó a los 20 a las Autodefensas Unidas de Córdoba y Urabá, y llegó a ser hombre de confianza de Carlos Castaño Gil. No se desmovilizó y como conocedor de la zona se mantuvo al lado de los hermanos Úsuga David, llegando a posicionarse en la estructura criminal.

Para las autoridades, el ‘Indio’ es un hombre que se caracteriza por sus excentricidades: viste ropa de marca y usa una cadena gruesa de oro y anillos. “Además, se ufana de sus capacidades criminales y dice estar por encima de otros cabecillas como alias Gavilán y alias Nicolás”, se escucha en las interceptaciones.

Las autoridades se encuentran en máxima alerta para neutralizar nuevos ataques y, a través de la Operación Agamenón, ya se dispusieron nuevas actividades para lograr la captura de los jefes de esta estructura criminal.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA