'Corte Suprema debe seguir siendo órgano de cierre'

'Corte Suprema debe seguir siendo órgano de cierre'

Presidenta del tribunal explica por qué magistrados de justicia transicional deben ser colombianos.

fg

Margarita Cabello Blanco, presidenta de la Corte Suprema.

Foto:

Claudia Rubio/EL TIEMPO

25 de octubre 2016 , 10:27 p.m.

La magistrada Margarita Cabello Blanco, presidenta de la Corte Suprema, considera que la justicia transicional, mediante la cual serían juzgados los guerrilleros de las Farc, no se opone al establecimiento ni a la institucionalidad de la Rama Judicial, pero defiende que el alto tribunal que dirige mantenga su función constitucional de corte de cierre.

En entrevista con EL TIEMPO, la magistrada habla además de las otras modificaciones al acuerdo de paz que esa Corte le propuso al Gobierno.

¿Qué busca la Corte al entregar estas propuestas al Presidente?

La Corte ha estado muy pendiente de mirar y colaborar en este proceso con los temas de justicia. Tratamos de opinar antes de que se cerraran las conversaciones y el acuerdo, pero por razones que no son del caso ahora anunciar no se logró, por lo que quedamos muy pendientes de ver que una vez se elaboraran los borradores de proyectos participaríamos para allí poder interlocutar y manifestar nuestras preocupaciones y plantear cómo se solucionaban.

Pero esta semana vimos que era el momento, porque tanto los del ‘Sí’ como los del ‘No’ quieren la paz y lo mejor para el país. Por eso, la Sala Penal consideró que era bueno entregar un documento con puntos específicos para ayudar un poco en la consolidación del nuevo acuerdo.

¿Participaría la Corte en la selección del comité que elegiría a los magistrados de paz?

Se plantea que sea de una manera más autónoma e independiente, en caso de que continúe la posibilidad de elección. El documento propone unos puntos de interlocución con el Gobierno y las Farc.

¿Por qué los magistrados deben ser colombianos?

Consideramos que deben ser jueces colombianos porque ellos conocen nuestra idiosincrasia, nuestra manera de pensar, el estilo y la cultura propia de nuestro pueblo, y serían los más adecuados para resolver nuestros conflictos.

¿Por qué se propone un plazo de cinco años para la Justicia Especial para la Paz?

Porque la justicia transicional no puede ser indefinida. Debe tener un punto de corte; por eso se propone que miren la posibilidad de que sea por cinco años, prorrogables por otros cinco años, pero con límites. Es importante tener límites.

¿Por qué a la Corte le preocupan los casos con cosa juzgada y el Tribunal Especial para la Paz?

Seguimos manteniendo que la justicia transicional no se opone al establecimiento ni a la institucionalidad de la Rama Judicial como tal. Por lo tanto, la Rama Judicial puede interactuar con la justicia transicional. En muchas ocasiones, la Rama Judicial y la justicia ordinaria están listas para actuar y de esa manera no habría problema y podrían trabajar en conjunto las dos justicias.

La Corte Suprema es el órgano de cierre, lo dice la Constitución Política. No puede estar una justicia suelta, sino que debe depender de alguna de las tres ramas del poder público. Por eso sería la Corte Suprema la que debería definir y estar allí para mirar las revisiones de decisiones judiciales, algún tipo de soluciones a conflictos de competencia y determinaciones de conexidad.

Pero al mismo tiempo, las decisiones en firme con efecto de cosa juzgada de la Sala Penal son decisiones que hay que respetar. Por eso proponemos que la cosa juzgada debe mantenerse. Y puede haber soluciones distintas como, por ejemplo, modificar la pena y no tocar los temas de cosa juzgada.

En términos de las extradiciones, ¿la Corte también dice que debe mantener la competencia?

Han planteado que la justicia transicional podía determinar, opinar y negar extradiciones, pero nosotros consideramos que son puntos de derecho que siguen correspondiéndole al órgano de cierre (la Corte Suprema de Justicia), por la trascendencia de la decisión y que no es específicamente un punto de justicia transicional.

‘Vice’ apoya a la Corte

El vicepresidente Germán Vargas Lleras respaldó este martes el pronunciamiento de la Corte Suprema frente a la Jurisdicción Especial para la Paz. “Yo sí creo que de ella no deben hacer parte (magistrados) extranjeros y que debe estar limitada en el tiempo (...)”, dijo, tras señalar que celebra que “el Gobierno esté recapacitando en la Jurisdicción Especial de Paz”.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA