La hoja de ruta de la Fuerza Aérea Colombiana para el posconflicto

La hoja de ruta de la Fuerza Aérea Colombiana para el posconflicto

El general Carlos Bueno, comandante de la Fuerza Aérea, habla de lo que se viene tras firmar la paz.

fg

La FAC cuenta hoy con 21 aviones K-Fir. Estas aeronaves se exhiben para los desfiles del 20 de julio en Bogotá.

Foto:

Fernando Ariza / EL TIEMPO

12 de agosto 2016 , 08:57 p.m.

El general Carlos Bueno, comandante de la Fuerza Aérea, asegura que el éxito del proceso de paz con las Farc le permitirá al Estado concentrar su poder aéreo, incluidos los bombardeos, contra los grandes generadores de violencia que persistan en su accionar: la guerrilla del Eln, las tres bandas criminales más poderosas y, “por qué no, algunas disidencias que se puedan presentar con las Farc”.

El comandante de la FAC; el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, presentaron este viernes en Bogotá la hoja de ruta para esa arma en la era del posconflicto.

¿Cómo está planeando la Fuerza Aérea su rol de cara al fin del conflicto armado?

Mirando los nuevos roles después del posacuerdo. Vamos a concretar una transformación orientada a incrementar la especialización. El que es administrativo, a cumplir esas funciones, y el operativo va a centrarse en la misión. Lo que queremos ahora es una fuerza especializada para lograr mayor efectividad. Además, buscamos que la capacidad de nuestra Fuerza esté estandarizada con otras fuerzas aéreas a nivel mundial. Que bajo lineamientos y estándares internacionales podamos participar con ellos como si fuéramos un solo escuadrón. A futuro, esperamos participar en operaciones de paz y, si así es requerido en algún momento, entrar en operaciones militares.

Ustedes anunciaron la integración de tres comandos en la Fuerza Aérea. ¿Cuál es la idea?

El Comando Operativo estará a cargo de un solo oficial y tendrá bajo su responsabilidad el área de inteligencia para el combate, los comandos especializados aéreos y la seguridad y defensa de base. Desde un solo punto se podrá actuar en caso de conflicto o un desastre natural de gran magnitud. Habrá también un Comando de Apoyo a la Fuerza (administrativo); en la actualidad tenemos 23 ordenadores del gasto. Todo va a quedar bajo una sola persona encargada de los gastos de logística aeronáutica y la de servicios. Así seremos más funcionales. Y el Comando de Personal agrupará todas las escuelas de formación y capacitación. Además se conformará una escuela de Armas Tácticas, donde estarán los mejores instructores de vuelo.

Si se concreta la paz, ¿cuáles son las amenazas internas y externas en el posconflicto?

Nosotros le apuntamos a ser una fuerza aérea normal en un país normal. Las fuerzas aéreas en un país normal lo que hacen es mejorar su capacidad de respuesta en su misión fundamental, que es la defensa de la soberanía nacional, la defensa de ese espacio aéreo. Debemos tener capacidad de respuesta a agresiones o conflictos internacionales, y seguir siendo muy efectivos. Pero también, nuevas amenazas: los grupos armados organizados (‘clan Úsuga’, ‘los Puntilleros’ y ‘los Pelusos’), contra los que la Directiva 16 permite el empleo del poder aéreo. Estamos totalmente a la ofensiva contra grupos como el Eln y, por qué no, hay que pensar en confrontar a algunas disidencias que se pueden presentar de las Farc.

En materia de aeronavegabilidad, ¿cómo queda la FAC en el nuevo modelo?

Somos la autoridad aeronáutica de aviación de Estado, como lo ha instruido el señor Presidente de la República. Seguiremos regulando la aviación, de la mano de la Aerocivil. Seremos también referentes de la información y control de la meteorología.

¿Cómo se prevé el modelo para garantizar la soberanía del espacio aéreo?

Vamos a tener un comando conjunto de defensa, donde vamos a articularnos con las aviaciones de Ejército y Armada, con el mayor nivel de inteligencia humana y técnica, en caso de que haya que enfrentar una amenaza de seguridad nacional.

¿En qué nivel está la FAC en ciencia y tecnología?

Nuestros productos aeronáuticos, como aeronaves no tripuladas, o el entrenador primario (simulador), son elaborados por manos colombianas. Además, ya estamos trabajando en el primer planeador colombiano. Y aquí fabricamos el mejor helicóptero de combate del mundo, el Arpía. 

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA