Los tentáculos de Bula, la ficha oscura de Odebrecht

Los tentáculos de Bula, la ficha oscura de Odebrecht

Fue contratado por la empresa para lograr que se les adjudicara construcción de vía Ocaña-Gamarra.

fg

Otto Nicolás Bula, capturado por caso Odebrecht

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

16 de enero 2017 , 07:12 a.m.

Colombia tuvo que esperar evidencia de la justicia de Estados Unidos para capturar a un hombre que ha figurado en expedientes judiciales desde finales de los 90: Otto Nicolás Bula Bula.

La Fiscalía lo señala de ser el receptor del segundo soborno que Odebrecht giró para obtener contratos en Colombia. Según la evidencia del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Bula fue contratado por la brasileña para lograr que se les adjudicara la construcción de la vía Ocaña-Gamarra, en el 2013, con el número de peajes y condiciones que ellos pretendían.

¿Cómo un ganadero de Sahagún (Córdoba), con un hato valorado en más de 4.000 millones de pesos, terminó intermediando entre la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y Odebrecht para manipular los términos de un megacontrato, que incluso requirió la modificación de un documento Conpes, en Planeación Nacional? ¿Es un simple intermediario de terceros?

(Lea también: Aparecen nuevos rastros en el escándalo de Odebrecht en Colombia)

Por ahora, para los investigadores es claro que Bula aprovechó su influencia en sectores políticos para ejecutar la maniobra. Con 49 años, experto en vacas y en compra masiva de tierras, empezó a acumular influencia nacional en 1998, cuando se convirtió en congresista, como segundo renglón del poderoso senador Mario Uribe Escobar.

A pesar de no tener trayectoria política, para la Corte Suprema es claro que el ganadero fue clave en el ascenso electoral de Uribe Escobar en Antioquia, en momentos en que la región estaba capturada por los paramilitares. De hecho, en la condena contra el excongresista –por promover grupos ilegales–, el nombre de Bula se menciona 30 veces y en todas lo ligan con la votación que Uribe Escobar obtuvo en esa zona del país.

“La vinculación de Otto Bula a la causa de Mario Uribe –quien incursionó en la política junto a los Besayle en 1997– fue fundamental en el 2002, porque fue el tercer renglón en la lista al Senado en 1998 y el líder en el departamento cordobés, hasta el punto de que el peso de la campaña recaía en él (Bula) debido al delicado estado de salud del candidato (Uribe)”, dice la sentencia contra Uribe Escobar. La Corte agrega que Bula admitió en declaraciones que hacía política a su particular manera y con plenos poderes.

Con el título de exsenador y el poder que le dio estar a la sombra de Uribe Escobar, Bula se radicó en Medellín en el 2006 y empezó una nueva carrera, la de acumular tierras a nombre propio y de terceros, a través de un entramado societario.

El acumulador

En esa ciudad, en el 2007, creó cuatro compañías: Alimentos Bijao S. A., de la que es gerente suplente, y Agropecuaria Samoa. Esta última, dueña de grandes extensiones en Sahagún, Buena Vista y Montería, que Bula alquila para la explotación agrícola. También, Agropecuaria La Central S. A. y Agropecuaria Montes de María, con las que empezó a aparecer en expedientes y denuncias sobre acumulación de tierras en áreas de conflicto.

Además de la explotación piscícola y agrícola, las compañías de Bula se dedicaron al negocio inmobiliario y figuran con más de mil hectáreas en Sucre, en donde varios campesinos alegan desplazamiento y ventas forzadas. Bula, a quien el narcotraficante Juan Carlos ‘Tuso’ Sierra señaló como testaferro de Mario Uribe, vendió esas tierras al triple de su precio. Pero nunca ha sido llamado por la justicia para que explique ese señalamiento ni el crecimiento exponencial de su fortuna, que incluso ha violado el régimen cambiario internacional al recibir flujos de dinero desde Brasil.

Bula ha negado negocios con Mario Uribe, al que, dice, solo le ha comprado leche de su finca en Córdoba. También aduce que las compras de tierras han sido legales, incluidas la que tiene en San Jacinto, Sucre, a nombre de Agropecuaria La Central. Tampoco ha explicado cómo dos predios vinculados a él están en la lista de incautaciones hechas al narcotraficante Ignacio Álvarez Meyendorff.

Los documentos que los ligan fueron encontrados en un allanamiento en junio del 2013, cuando Bula iniciaba sus gestiones con Odebrecht. Tres meses después, la ANI emitió un comunicado, según el cual debido al alto tráfico vehicular, consideraba necesario analizar la construcción de la vía, cuya acta de inicio de obra se firmó en presencia de altos funcionarios del gobierno Santos, en diciembre del 2014. Dos meses antes, Planeación había modificado un documento Conpes 3817 para darle vía libre a la ahora polémica obra y reservar fondos para pagarla.

(Lea además: Citan a declaración a Juan Barraza, socio de García, en caso Odebrecht)

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA