El Estado tiene en custodia a 3.515 hijos de la miseria

El Estado tiene en custodia a 3.515 hijos de la miseria

La mayoría de niños que tiene el ICBF son de Bolívar.

fg

Niños como este, que pedía limosna vestido de payaso al tiempo que aspiraba bóxer, pasan a manos del Icbf.

Foto:

Jáiver Nieto / EL TIEMPO

27 de diciembre 2016 , 03:59 p.m.

En Colombia, vivir en la calle sí puede ser un mal que dure 100 años. Una particularidad de muchos de los que hoy deambulan perdidos en la indigencia es que esa ruta empezó desde que eran niños. Ahora tienen hijos que están en la misma condición o de los que no tienen la menor noticia, bien porque no se preocuparon más por ellos o porque el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) intervino para protegerlos.

Hoy, el ICBF tiene bajo su cuidado a 3.515 niños recuperados de las calles de las principales ciudades del país, sobre todo de Bolívar (586), Bogotá (477), Nariño (440), Antioquia (329) y el Valle (276).
De todos los niños que tienen como padre y madre al Estado, 2.113 son mujeres y 1.402, hombres. Además, 51 tienen menos de 5 años y la mayoría, el 56 por ciento, tienen entre 12 y 17 años.

“Cuando encontramos a un niño que habita la calle con su familia, la primera medida no es quitárselo, porque tiene un hogar que responde por él. Tenemos órdenes constitucionales que nos indican que no pueden ser retirados por temas socioeconómicos. Por eso, en principio, tomamos medidas para ayudarlos y mantenerlos con su hogar. Si la situación es muy grave –su familia lo maltrata o no tiene ningún pariente que pueda cuidarlo–, puede ser declarado en adoptabilidad y queda bajo la custodia del ICBF”, asegura Ana Fergusson, directora de protección del ICBF. (Así viven los niños en el Bronx).

Estos niños llegan al instituto generalmente enfermos por consumir alimentos de la basura o pagar comidas que pueden costarles 1.000 pesos, lo que influye en su desarrollo cognitivo. En los casos en los que se encuentra que son adictos a las drogas, se inicia un plan para desintoxicarlos.

Yulieth fue una de esas niñas desprotegidas y hoy es madre de hijos desconocidos. Antes de cumplir los 7 años ya había conocido el pegante, la marihuana y el basuco. Antes de los 20, por celos, ya había matado a un hombre y dejado en silla de ruedas a una mujer, crimen por el que pagó nueve años de cárcel.

Hoy tiene 36, pero su rostro aparenta más de 50 años. Su mamá murió cuando tenía 2 años y las personas que se quedaron con ella la mandaban a la calle a pedir comida y limosna. En esos ires y venires conoció las drogas y se internó en la famosa calle del 'Cartucho’, situada en el centro de la capital del país. Dice que tiene un hijo de 20 años y otro de 11 que, asegura, injustamente le quitó el ICBF y del que perdió el rastro.

Yudy tiene los mismos problemas, pero, a diferencia de la mayoría, sus hijos no fueron acogidos por ninguna institución y en ciertas temporadas ha vivido con ellos. Se fue de la casa porque, siendo muy niña, su papá abusaba de ella, algo que su mamá no le creyó.

Miriam llegó a un hogar del Bienestar Familiar cuando tenía 4 años, del que se escapó a los 14. Hoy habita en las calles de Bogotá y tiene dos hijos. El varón está bajo la cuestodia del ICBF y a su niña se la quitó el papá “porque tenía con qué mantenerla”.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA