Moreno era un extorsionista y decía que Bustos era 'su papá': Besaile

Moreno era un extorsionista y decía que Bustos era 'su papá': Besaile

Según el senador, el exfiscal Gustavo Moreno le pidió 6.000 millones de pesos para favorecerlo.

Musa Besaile

El senador del Partido de 'la U', Musa Besaile.

Foto:

Archivo particular

29 de agosto 2017 , 07:26 p.m.

El senador Musa Besaile, en entrevista con Vicky Dávila en 'La W Radio', reiteró la explosiva versión que dio ante la Corte Suprema: que el exfiscal Luis Gustavo Moreno le pidió 6.000 millones de pesos, a nombre de los magistrados Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos, para frenar una orden de captura en su contra.

Besaile asegura que en el 2014 asistió al polémico lanzamiento del libro de Moreno sobre falsos testigos, en el Gun Club de Bogotá. 

El socio del 'Ñoño' Elías aseguró que tras ese evento fue invitado por el entonces exmagistrado Ricaurte a su apartamento en Cartagena, y que allí el expresidente de la Corte le dijo expresamente que Luis Gustavo Moreno era el abogado que él necesitaba para salir bien del proceso por 'parapolítica' que había en su contra.

Besaile le dijo a 'La W' que inicialmente no hizo caso al asunto, pero que después fue citado por Moreno al Hotel Marriot, en el norte de Bogotá. Allí estaba también Francisco Ricaurte, quien luego los dejó solos. "Te dejo en las mejores manos", le dijo. El congresista aseguró que Moreno le quitó los celulares para evitar ser grabado. "Ese señor es un extorsionista de cuello blanco, un maestro en el negocio", afirmó.

En el encuentro le dijo que su caso por 'parapolítica' estaba "complicado" y que solo él podía ayudarlo. "También está mal el de Julio Manzur", agregó.

El caso de Manzur ya está en revisión en la Corte, pues el testimonio de Musa confirma versiones que ya manejaba la Fiscalía: que su proceso por 'parapolítica' también habría sido manipulado por la red de Moreno y los expresidentes de la Corte.

La versión de Musa es que él no accedió y se fue del sitio "bastante molesto". Pero, dijo, a comienzos del 2015 salió una orden de captura contra el entonces senador Manzur y poco después Moreno, quien entonces era asesor del exfiscal Eduardo Montealegre, lo volvió a citar, esta vez al Hotel Radisson, también en el norte de Bogotá.

Esa reunión supuestamente se realizó un mes antes de Semana Santa y allí Moreno le reiteró que estaba lista una orden de captura en su contra. Incluso, le exhibió un documento, que no pudo ver completamente, sobre el asunto.

"Su proceso en la Corte está difícil. Recuerde que le dije lo mismo al senador Manzur, y él no me hizo caso", dijo el capturado exfiscal, que entonces era abogado y asesor de varias entidades, según la versión de Musa.

Supuestamente, esto dijo Moreno: "Le voy a ser breve: no sé si usted no entiende, no escucha o se hace el bobo. Usted tiene el proceso complicado y soy el único que lo pude ayudar. Solo gracias a mí puede evitar una orden de captura".

El congresista dice que Moreno le reiteró que estaba "en representación de su papá", y que cuando él le preguntó quién era "su papá", moduló con los labios y luego escribió en un papel: "Leonidas Bustos, presidente de la Sala Penal".

"Usted sabe que esto es un equipo", dijo Moreno. Después, dice Musa, le dijo: "Necesitamos que nos entregue 6.000 millones de pesos en efectivo y tiene que ser en Bogotá".  

Y agregó: "Esa plata es para mi papá, para el equipo y para mi persona". 

Musa dice que no tenía el dinero y que al final de un regateo Moreno le dio un último chance: o pagaba 2.000 millones antes de Semana Santa o "se despedía de su familia" porque iría preso en los días de Pascua.

Musa ratificó su versión ante la Corte Suprema 

El senador Musa Besaile, quien también resultó salpicado en los audios que le fueron interceptados al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons y que destapó el mayor escándalo de corrupción en las altas esferas de la justicia de los últimos tiempos, admitió este martes en interrogatorio ante le Corte Suprema de Justicia que sí pagó para resultar favorecido en el proceso que ese mismo tribunal llevaba en su contra por 'parapolítica'.

En el interrogatorio que se desarrolló ante el magistrado Luis Antonio Hernández, Besaile señaló directamente al exmagistrado de la Corte Suprema Leonidas Bustos. Sin embargo, considera que ese dinero también habría podido llegar al exmagistrado Francisco Javier Ricaurte.

"Él no lo señaló directamente (a Ricaurte), pero la situación da para pensar que él también pudo recibir parte del dinero", afirmó una fuente.

Considerando que las exigencias de dinero fueron una extorsión, el senador Besaile se declaró víctima en este caso. Por eso, el congresista evalúa acudir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para pedir "medidas cautelares de protección".

​EL TIEMPO conoció que el mismo Lyons, en su acuerdo de colaboración con la justicia, está dispuesto a contar cómo un grupo de políticos de Córdoba, incluido él, aportaron plata en una 'vaca' para evitar la captura de Besaile.

El interrogatorio contra Besaile continuará el próximo martes a las 8 a. m.

En octubre del 2014, los procesos de la ‘parapolítica’ fueron redistribuidos: el de Besaile quedó en el despacho del magistrado Gustavo Enrique Malo Fernández. Malo llegó a la Corte en 2012, impulsado por Francisco Ricaurte, su antiguo subalterno en la Rama Judicial de Bolívar, de donde ambos son oriundos.

A través de uno de sus magistrados auxiliares, Malo le dijo a EL TIEMPO la semana pasada que en el proceso se han practicado varias pruebas y se alista una decisión una vez se resuelvan algunas solicitudes de las partes.

El clan de los 'Ñoños' en el Congreso

En el 2014, Musa Besaile y Bernardo Miguel Elías, su mayor socio político ocuparon el segundo y tercer lugar de senadores con mayor número de votos para ocupar una curul en el senado de la República. 

Besaile fue elegido en el 2010 como senador de ‘la U’ con 62.059 votos. En el 2014 duplicó sus votos, alcanzando una cifra de 145.402. Su nombre es vinculado con millonarios contratos ejecutados por el Invías y el Departamento para la Prosperidad Social en Córdoba.

Desde el 2010, la Corte Suprema de Justicia le ha abierto indagaciones preliminares por supuestos vínculos con la parapolítica y por irregularidades en el manejo de los recursos de la salud en su departamento. Su nombre también ha resultado mencionado en el escándalo de Odebrecht como uno de los presuntos receptores de coimas de la firma brasileña.

Desde el 2007, Salvatore Mancuso incluyó a Besaile en una lista de congresistas que trabajaban con los paramilitares, en la que también aparecían Miguel de la Espriella, Eleonora Pineda y Reginaldo Montes (los tres condenados por la ‘parapolítica’); así como Zulema Jattin y Julio Manzur, procesados y quienes estuvieron presos por orden de la Corte, pero aún no tienen fallo definitivo. Besaile tiene cinco procesos en la Sala Penal. En el caso de la ‘parapolítica’, en varias oportunidades se dio por hecho que iba a ser capturado, pero eso nunca ocurrió.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA