Migración ilegal se disparó en Colombia en el 2016: 34.000 personas

Migración ilegal se disparó en Colombia en el 2016: 34.000 personas

Migración Colombia deportó a más de 20.000 haitianos y 8.000 cubanos.

fg

Hasta hace unas semanas decenas de migrantes cubanos permanecieron hacinados en el municipio.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

19 de enero 2017 , 03:33 p.m.

Al menos 92 migrantes irregulares fueron deportados diariamente en los pasos fronterizos de Colombia durante el 2016. En total fueron 33.981, una cifra nunca antes registrada y que cuadriplica los 8.855 que fueron detectados en el 2015.

Las estadísticas de Migración Colombia, la autoridad nacional en esa materia, revelan que la mayoría eran haitianos (20.366); seguidos por cubanos (8.167). De la India llegaron 874 migrantes; de la República del Congo 570 y de Nepal, 553. Todos tenían como destino Estados Unidos.

La alerta sobre el paso ilegal de los haitianos –el país más pobre del hemisferio occidental y uno de los más pobres del mundo– se encendió desde mediados del año pasado, cuando se detectó que de 35 casos del 2015 se pasó a 3.500, a corte de julio del 2016.

La entrada por Colombia se da en su mayoría por el Ecuador, Brasil y Perú, donde se ponen en manos de las bandas de coyotes que les cobran hasta 10.000 dólares por llevarlos hasta la frontera de México con EE. UU.

Bo Mathiasen, representante de la Oficina de Naciones Unidas contra el Delito, dice que el trayecto desde Ecuador se conoce como ‘el de las siete fronteras’ –esos son los países que se atraviesan en la peligrosa ruta– y que en Urabá existen redes de narcos que agregaron a su ‘portafolio criminal’ el tráfico ilegal de migrantes hacia Panamá.

Según las cifras de Migración, el departamento en el que más se ha detectado tráfico de migrantes es Antioquia con 18.439 casos. Esto se explica porque entre Antioquia y Chocó, por mar y selva, se hallan las rutas de paso hacia el istmo. El segundo departamento es Nariño (8.250 casos), que es la entrada al país desde Ecuador. Valle, Risaralda y Cauca, todos en la ruta hacia Urabá, reportan más de 5.500 ilegales.

Cada mes están siendo detectadas entre 1.500 y 2.000 personas. Pero el año pasado hubo picos como en agosto, cuando fueron 9.719 casos: más que en todo el 2015. Para esta época también se dio la deportación de centenares de cubanos que estaban en Turbo.

Durante la ruta están expuestos a todo tipo de peligros, desde el abuso sexual y la explotación laboral hasta el asesinato.

En septiembre se reportó en Matuntugo, en el golfo de Urabá, el asesinato con arma blanca de una pareja de cubanos que pretendía llegar a Panamá. Las víctimas habían salido de La Habana tres meses atrás. Una persona que iba con esa pareja y que logró escapar contó a los investigadores que los coyotes, a cambio de ayudarlos a cruzar el paso de la frontera panameña, les cobraron US$1.500 a cada uno, pero que en Matuntugo los abordó otro grupo que pidió más dinero. La pareja se resistió y fueron asesinados.

La abogada María Teresa Palacios, quien lleva 11 años investigando el tema y profesora de carrera de la facultad de jurisprudencia de la Universidad del Rosario, advierte que “las redadas son un mecanismo contra las bandas que trafican con los migrantes. Pero las fuertes restricciones impuestas a las fronteras y las duras políticas migratorias crean la oportunidad para que los traficantes se aprovechen de la desesperación de las personas”, agregó.

"La realidad migratoria es una realidad humana que ha caracterizado a la sociedad a lo largo de la historia. Ha sido fundamental para el poblamiento del mundo y muy útil en los procesos de colonización. Esta realidad no desaparecerá por más controles, sanciones, construcción de muros o represión, esa es una visión equivocada", indicó Palacios.

De la migración ilegal no solo obtienen ganancias los grupos ilegales. En noviembre del año pasado, la Fiscalía detectó a siete registradores que en tan solo dos horas facilitaban a las mafias de traficantes documentos de identificación. Habrían expedido más de 8.000 registros civiles para blindar el paso de ilegales.

‘Situación en Brasil aumentó paso de haitianos’

Christian Krüger, director de Migración Colombia, dice que los coyotes cobran entre 2.000 o 3.000 dólares por cada inmigrante ilegal que cruza el país.

¿A qué se debe el aumento en el paso de ilegales?

A que la situación en algunos países del mundo no es fácil y las personas buscan un mejor destino. Ellos no son delincuentes: en Colombia, tener una condición migratoria irregular no es una condición penal sino administrativa.

¿Por qué tantos haitianos?

A raíz del terremoto de Haití, en el 2010, muchos países brindaron visas para trabajar a los haitianos. En Brasil se recibieron cerca de 80.000 y estaban trabajando en la construcción de los escenarios de los Juegos Olímpicos y el Mundial, pero al finalizar las obras se quedaron sin empleo y empezaron a irse a EE. UU. y Canadá.

¿Qué rutas de tráfico de migrantes han detectado?

La primera es en la frontera suroccidental de Colombia; hay otra que utiliza el oriente, especialmente Norte de Santander, y una tercera entra por el Amazonas. El lugar de salida generalmente es el mismo, el golfo de Urabá, desde donde pretenden llegar a Panamá y seguir a Norteamérica.

(Le puede interesar: La travesía de migrantes haitianos en Colombia)

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA