Citan a declaración a Juan Barraza, socio de García, en caso Odebrecht

Citan a declaración a Juan Barraza, socio de García, en caso Odebrecht

El exviceministro de Transporte inyectó dinero en una zona franca a través de Barraza.

fg

Gabriel Ignacio García Morales ha estado recluido desde el jueves en el búnker de la Fiscalía.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

15 de enero 2017 , 08:25 p.m.

Con ayuda de autoridades extranjeras, la Fiscalía sigue la ruta de los pagos que la multinacional Odebrecht asegura haberle hecho a Gabriel García Morales para que les adjudicara el segundo tramo de la Ruta del Sol, a finales de 2008.

(Lea también: Capturan a exviceministro Gabriel García por caso Odebrecht)

Peritos expertos rastrean acciones al portador que habrían sido usadas para mover la plata de los sobornos y la identidad de las personas que acudieron a la compra. Ese tipo de documentos, que por norma no pueden ser expedidos por empresas colombianas, no tienen el nombre del propietario y se pueden mover en el mercado internacional sin endosos o documentos de identidad.

Pero vinculados al caso aseguran que buena parte del dinero del soborno, 6,5 millones de dólares, fue a parar a paraísos fiscales y a proyectos inmobiliarios en Colombia.

EL TIEMPO estableció que el exviceministro de Transporte tiene participación en el Parque Industrial TLC de las Américas S. A. (Parquiamérica), zona franca de 42 hectáreas que se empezó a construir en 2008 en Mamonal, el sector industrial de Cartagena. Allegados a García dicen que le inyectó dinero a esa zona franca a través de Juan Manuel Barraza, un exfuncionario estatal, asociado a otros proyectos en Cartagena, en donde figuran prestantes empresarios. Este domingo se conoció que Barraza fue citado a declaración ante la Fiscalía.

Barraza, a través de su apoderado Abelardo de la Espriella, le confirmó a este diario el nexo societario con el capturado y agregó que García también figura en la sociedad Canal Logistic, conformada en 2013 por 5 empresas, para adquirir un lote en Cartagena.

“Mi cliente conoce al señor García y a su familia desde la infancia. Asistieron al mismo colegio, donde se graduó con su hermano mayor”, dijo De la Espriella. Y agregó que Barraza está listo a abrir su contabilidad y a explicarle a la Fiscalía el nexo societario con García, que es en un bajo porcentaje.

(Además: 'Gabriel García traicionó a Andrés Uriel, al Gobierno y a mi persona': Uribe)

La Fiscalía rastrea la participación de García en otras sociedades y quiere establecer por qué a nombre del exviceministro no hay ningún bien registrado en Colombia. El único inmueble es un apartamento de 195 metros cuadrados frente al parque del Chicó, en la carrera 9.ª N.° 93-26 de Bogotá. En septiembre de 2007 adquirió el bien junto con su esposa, en 295 millones de pesos. Y de inmediato lo hipotecó con el BBVA.

Cuatrimoto y bienes

Tres años después, cuando supuestamente ya había recibido el soborno, lo revendió en 535 millones de pesos a un alto ejecutivo de una empresa petrolera con matriz en Barbados. Aparentemente, desde ese día se quedó sin bienes en Colombia.

Un apartamento en el edificio Centro Ejecutivo, en el lujoso barrio Bocagrande de Cartagena, es otro de los rastros que se sigue. En diciembre de 2011, García importó de Japón una cuatrimoto Yamaha Wolverine 450 de más de US$ 5.000. Pidió que se la enviaran a ese edificio.

También se indagan los domicilios que su esposa registró ante la Dian para importar mercancía desde Florida. En el 2013, cuando introdujo al país elementos tasados en 3.000 dólares de Doral, Florida, pidió que se los llevaran al edificio Villa del Este, en el mismo exclusivo sector cartagenero. El domicilio de envío, en Florida, también se indaga.

El esquema de sobornos, que Odebrecht está revelando como parte de la colaboración con la justicia colombiana, es por ahora el dato más certero sobre el paradero de los 6,5 millones de dólares del soborno. Ya está claro que el dinero salía de varias cuentas en Suiza a nombre de la constructora Norberto Odebrecht, que triangulaba a través de cuentas en paraísos fiscales antes de ser entregada a los funcionarios corruptos.

Otro de los frentes que las autoridades tienen abierto son los 4,6 millones de dólares que fueron pagados por Odebrecht para obtener otras obras con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), durante la actual administración. En uno de ellos apareció Otto Bula, el expolítico capturado este sábado.

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA