Pros y contras de la fumigación aérea para frenar los narcocultivos

Pros y contras de la fumigación aérea para frenar los narcocultivos

Analistas hablan sobre propuesta de fiscal Néstor Humberto Martínez de revivir la aspersión aérea.

fg

Proceso de fumigación de cultivos ilícitos.

Foto:

Archivo particular

06 de septiembre 2016 , 10:57 a.m.

 Aunque este martes se conoció que el presidente Juan Manuel Santos descarta que en el país se retome la fumigación aérea para combatir plantaciones ilícitas en el país, EL TIEMPO consultó a algunos analistas y políticos para conocer su posición frente al tema y estas fueron sus respuestas:

Los argumentos por el sí

Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático, señaló que la propuesta del Fiscal es “absolutamente necesaria y es tener una política más eficaz para controlar los cultivos ilícitos. La suspensión de las fumigaciones trajo como consecuencia la multiplicación de esos cultivos”. (¿Qué está pasando con la erradicación manual?)

“El argumento de la salud fue una excusa del Gobierno para darle cumplimiento de los compromisos de La Habana, en los que las Farc pedían que se suspendieran las fumigaciones aéreas de los cultivos y que se hicieran solo manualmente”, agregó.

El procurador general Alejandro Ordóñez aprovechó el mensaje del Fiscal para insistir en un tema del que ya ha hablado durante todo el año y es la necesidad de que vuelva la erradicación aérea. "La política contra los cultivos ilícitos venía funcionando, no obstante requería complementarse con una intervención en las regiones dirigida a construir estado de derecho, infraestructura económica y desarrollo social. En contra de la Constitución, el desmantelamiento de dicha política implica la renuncia del Gobierno a combatir el delito y ofrece una inmunidad a quienes lo ejecutan", señaló Ordóñez quien concluyó que ahora “vamos a naufragar en coca”.

(Lea también: Fiscal pide volver a la fumigación aérea contra los cultivos ilícitos)

Los argumentos por el no

El exministro de Justicia Yesid Reyes indicó que “no es conveniente reimplantar la aspersión sobre los cultivos ilícitos. Las razones por las que se suspendió fueron claras: la decisión científica de considerarlo potencialmente cancerígeno para los seres humanos y la necesidad de prevención”.

“Volver a la aspersión aérea supone analizar el químico y supone una fase que va en contravía a la ley. La lucha contra las drogas tiene exigencias muy puntuales y la fundamental de ellas que los campesinos deben comprometerse con el desarrollo de campo”, agregó.

(Además: Este es el herbicida que permitiría levantar prohibición de asperjar)

Germán Navas Talero, representante a la Cámara del Polo Democrático, afirmó que no está de acuerdo con la propuesta del Fiscal y planteó otras medidas. “Para acabar con el cultivo ilícito hay que darle alternativas rentables al campesino para que pueda sobrevivir y abandone la coca”.

César Rodríguez Garavito, director de DeJusticia, dice que es “un error y un retroceso en relación con las medidas que se tomaron el año pasado con estudios científicos y en seguimiento de políticas claras”.

“Si se retoman las fumigaciones aéreas se volverá a los mismos problemas de tiempo atrás”, dice. “Yo creo que es un error y un retroceso en relación a unas medidas afortunadas que se tomaron el año pasado con estudios científicos”, agrega.

“La decisión es inoportuna, la fórmula más adecuada es la que se explica en el acuerdos de paz. Los planteamientos de guerra contra las drogas dan una serie de medidas de perseguir a los grandes eslabones y los principales actores de la producción de cultivos ilícitos. Se deben ofrecer alternativas y no criminalizar a los cocaleros”, indicó.

Rodríguez dijo que es correcto el enfoque que el gobierno está adoptando e implementando sobre el trabajo con comunidades. “El fin de la guerra y el fin del conflicto hará más fácil una política de droga más sensata y dar una estrategia de salud pública”, señaló.

Es posible revaluar el regreso de la fumigación pero con condiciones

María Victoria Llorente, directora de la Fundación Ideas para la Paz, afirma que “no es una respuesta fácil porque hay una discusión de posiciones ideológicas y estudios del uso del glifosato. Se debe hacer una revisión a todo nivel sobre los efectos del glifosato y los estudios no son concluyentes”.

“El fiscal lo propone pero hay que tener en cuenta que de acá a que se pueda hacer tomará un año. No es de un día para otro. Es una situación que no está a la mano”, dice.

Llorente agrega que “lo que ha pasado es que la información no es tan clara y se generan debates ideológicos. Se prohibía la aspersión, pero no se prohibía el uso del glifosato y eso es lo que no se entiende, las lógicas”.

En el mismo sentido, Alejo Vargas, experto en conflicto, afirma que “el tema no se puede manejar de manera genética, eso depende del tipo de herbecida que se esté usando. Se dice que hay uno que es menos dañino que el glifosato, pero depende de las regiones donde se vaya a usar y de los riesgos para la población”, y agrega, “es una posibilidad pero se debe garantizar un herbecida que no sea dañino y depende de las circunstancias”.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA