Las extravagancias del capo del 'clan del Golfo'

Las extravagancias del capo del 'clan del Golfo'

Alias R-15 asediaba a jovencitas en municipios de Antioquia. Eran sus 'invitadas' de cada ocho días.

fg

Luis Gabriel Hernández Medina, 'R-15', capo del 'clan del Golfo', deberá responder por el asesinato de tres policías en Antioquia.

Foto:

Archivo particular

12 de agosto 2016 , 06:55 a.m.

El último capricho de Luis Gabriel Hernández Medina era tener los mejores caballos de paso fino de Colombia, y mandó emisarios por todo el país a comprar 30 ejemplares para llevarlos a las pesebreras que estaba construyendo en una de sus fincas en Uramita, Antioquia.

Pero el proyecto de Hernández, mejor conocido como ‘R-15’, uno de los jefes del ‘clan del Golfo’, de convertirse en un reputado caballista se frustró, luego de ser capturado por el Bloque de Búsqueda de la Policía.

Alias R-15 está sindicado del asesinato del comandante de la Estación de Policía de Urumita, en el 2010, y también de la muerte de otros dos uniformados, registrada en Dabeiba, el pasado 16 de julio.

Además, las autoridades lo señalan de ser la pesadilla de las empresas mineras en el occidente de Antioquia, a las que extorsionaba. Uno de sus blancos fue la multinacional canadiense Continental Gold, que opera una mina de oro en Buriticá.

Pero R-15 también controlaba el tráfico de cocaína por el cañón de La Llorona para el ‘clan del Golfo’ –que dirige Dairo Úsuga, alias Otoniel–. Se trata de un corredor estratégico para mover la droga hasta los puertos clandestinos en Urabá.

Otro negocio ilícito que lideraba el capo era el del mercado negro de explosivos usados en las minas ilegales en las poblaciones del occidente antioqueño.

Y en el último tiempo selló una alianza con bandas criminales de Medellín para inundar de dosis de 2CB (droga sintética) la zona turística de San Jerónimo y Santa Fe de Antioquia.

Con sus actividades ilícitas, ‘R-15’ tenía influencia en 14 municipios de esa zona del país, que recorría en dos camionetas de alta gama, acompañado por un grupo de escoltas en motocicletas de alto cilindraje.

En tres de esas poblaciones, Uramita, Cañasgordas y Santa Fe de Antioquia, a ‘R-15’ los padres de familia lo consideraban el terror de las adolescentes.

El capo rondaba a bellas jovencitas, a las que invitaba a sus “fiestas de descontrol”, como él mismo las llamaba, y que organizaba, sin falta, los fines de semana. Cada una recibía entre 2 y 3 millones de pesos por estar en la intimidad con él, según les reveló un informante a las autoridades.

De hecho, ya se sabe que varias de estas jóvenes tuvieron hijos con este hombre. Los padres de las víctimas y ellas mismas guardan silencio sobre lo ocurrido por temor a represalias.

Para amenizar sus “fiestas de descontrol”, alias R-15 contrataba cantantes de música popular, entre ellos un artista con amplio reconocimiento en Antioquia.

Otra de las extravagancias del capo eran sus gallos de pelea, que lanzaba en grupos de cinco para que combatieran en medio del corrillo de los asistentes a sus fiestas. Cada ocho días, desde una de sus fincas, le llevaban entre 20 y 30 ejemplares. Otra de las aficiones de ‘R-15’ eran las cadenas de oro que lucía y que en cada fiesta, cuando estaba ebrio, le regalaba a uno de sus invitados. Según informes, una cadena valía mínimo 50 millones de pesos.

La última celebración

Sin embargo, el pasado fin de semana fue la última “fiesta extravagante” del capo. Paradójicamente, fue moderado en su festejo, porque entre los asistentes estaban su compañera sentimental, dos de sus hijos menores de edad y otros familiares.

Un ciudadano de la vereda El Oso, de Uramita, lugar de la reunión, alertó a las autoridades sobre el festejo. A las 6 de la mañana, en un operativo sorpresa, hombres del Bloque de Búsqueda llegaron allí y lo capturaron.

El general Jorge Nieto, director de la Policía, calificó el operativo como una acción táctica de alto nivel, porque se logró cortar una de las fuentes de financiación de ‘Otoniel’. “Este es un nuevo golpe al corazón del narcotráfico, porque ‘R-15’ llevaba una trayectoria criminal de más de 15 años al servicio de grupos dedicados al tráfico de narcóticos”, dijo el alto oficial.

En el operativo le incautaron a ‘R-15’ un moderno fusil M-4, dos pistolas, dos carabinas, una granada y 11 teléfonos celulares.

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA