Estudiantes que afecten a otros en redes se someten a una expulsión

Estudiantes que afecten a otros en redes se someten a una expulsión

La Corte Constitucional rechazó la tutela de un joven que pedía ser reintegrado al colegio. 

matoneo de menores

La Corte aseguró que los jóvenes deben respetar las normas de los manuales de convivencia de los colegios. 

Foto:

Imagen de referencia 123 RF

04 de julio 2018 , 09:33 p.m.

El derecho a la educación de un menor de edad no se ve vulnerado cuando, tras un trámite en el que se le respete el debido proceso y se le permita defenderse, es expulsado del colegio por afectar la dignidad de sus compañeros de clases al hacer un mal uso de las redes sociales.

Así lo determinó la Corte Constitucional al rechazar una tutela con la que un menor pretendía que se le ordenara a un colegio de Bogotá que lo reintegrara.

El adolescente fue retirado el 2 de mayo del año pasado, después de que el Consejo de Disciplina le abrió una investigación por “uso malicioso de las redes sociales para obtener o difundir fotos (de algunas compañeras del colegio) con consecuencias sobre el clima y la seguridad del Liceo”.

El caso comenzó cuando el joven le pidió una fotografía de su torso desnudo a una menor de 13 años con la que compartía clases. Ella accedió a la solicitud, pero luego, según dice el proceso, el joven difundió la foto con un amigo. Lo mismo ocurrió por lo menos con otras dos jóvenes, y las imágenes terminaron siendo divulgadas en redes como Snapchat o WhatsApp.

En la tutela los padres afirmaron que el joven no había hecho “nada distinto de lo que era común y frecuente entre sus compañeros y compañeras de clase”, por lo que no aceptaron que lo retiraran del colegio.

El colegio le pidió a la Corte que rechazara la tutela afirmando que los padres no tuvieron en cuenta los actos del joven que llevaron a que se vulneraran los derechos a la intimidad, honra, buen nombre de por lo menos tres menores de edad “que confiaron en la amistad y respeto que les inspiraba el joven”.

Para la Corte, aunque el caso no corresponde a un hecho de matoneo, porque no se probó que fuera sistemático y reiterado, sí implica una agresión escolar. Según el alto tribunal, el estudiante violó las normas del manual de convivencia, pues sabía que estaba prohibida la difusión de fotografías íntimas.

El hecho de que una conducta negativa sea realizada por muchos no implica que no deba ser reprochada y sancionada

Aunque los padres argumenten que el envío de esas imágenes es normal entre los jóvenes, para la Corte esta no es una excusa válida: “El hecho de que una conducta negativa sea realizada por muchos no implica que no deba ser reprochada y sancionada; al contrario, debe ser sancionada para enviar un mensaje claro a la comunidad de que no es una conducta aceptada socialmente y que, por ende, su ejercicio acarrea consecuencias”.

La Corte dijo que al joven no se le afectaron sus derechos fundamentales, porque “el ejercicio de la libertad encuentra límites infranqueables en el respeto de los derechos ajenos, y cuando esas fronteras son traspasadas es esperable que se tengan consecuencias que es preciso asumir”.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.