'Prefiero 10 años preso a admitir que di cargo para reelegir a Uribe'

'Prefiero 10 años preso a admitir que di cargo para reelegir a Uribe'

Diego Palacio, exministro de Protección Social, dijo que no se acogerá a la justicia para la paz.

fg

Palacio dice que prefiere quedarse 10 años en la cárcel a reconocer algo que no hizo ante la jurisdicción para la paz.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

19 de septiembre 2016 , 09:14 a.m.

¿A cuánto está condenado?

Son 80 meses de condena.

¿Cuánto lleva?

17 meses.

¿Cuándo puede salir por buena conducta?

Como a los tres años y medio debo salir con libertad provisional.

(Además: Corte mantiene condena de Palacio y Velásquez por 'Yidispolítica')

¿Por qué no tiene casa por cárcel, si la ley lo permitiría por el monto de la pena?

A nosotros (funcionarios del gobierno Uribe), la Corte nos la prohibió.

¿Con qué argumento?

Dice que somos personas de alta peligrosidad. En la sentencia textualmente dice que se nos negará esa posibilidad porque “la sociedad no entendería cómo estas personas están gozando de casa por cárcel”.

En cambio, el jefe del ‘cartel del Golfo’ tiene casa por cárcel en un apartamento de Cartagena, ¿y eso sí lo debemos entender?

Y los Nule. Y Helbert Otero, que supuestamente le ofreció el soborno a Pretelt. En cambio, nosotros tenemos prohibida la casa por cárcel. Y tampoco nos pueden conceder subrogados.

Hagamos un resumen rápido de los hechos: usted asegura que no hubo pruebas en su contra para condenarlo…

Sí. La única prueba es el testimonio de Yidis. El resto son inferencias, presunciones… Yidis, quien entre otras cosas cambió en múltiples oportunidades su testimonio, dio tres versiones distintas. En mi proceso no hubo pruebas. Hubo contadores de historias para justificar una sentencia.

Como ministro aforado, no tuvo una segunda instancia, a pesar de que la Corte Constitucional le ordenó al Congreso crearla…

No hemos tenido segunda instancia.

Su segunda instancia, entre comillas, fue una tutela que la Corte Constitucional acaba de fallar en su contra…

Sí. Dice la Corte que uno lo que debe es estar agradecido porque lo juzga la más alta instancia de la justicia en Colombia y que las posibilidades de equivocación son mínimas, y por lo tanto no tenemos derecho a la segunda instancia, a pesar de lo que dicen los tratados internacionales que el país ha firmado.

(Vea: Corte ratifica condena contra Diego Palacio por 'Yidispolítica')

Esa garantía de que la Corte no se equivoca es una gran mentira. Usted tiene grabaciones en las que, internamente, un magistrado les dice a sus colegas que lo suyo tiene gran interés político y que hay que fallarlo por unanimidad… Usted fue una presa política.

Le leo textualmente la grabación. El magistrado Tarquino en sala plena dice: “Mi invitación es a que sobre las decisiones que aquí se tomarán hoy o posteriormente con lo que se avecina por la tutela interpuesta por el ministro de Protección Social, estuviéramos todos de acuerdo. Ojalá no hubiera salvamento de voto, por conveniencia política”.

¡¡¡No!!! Eso es un delito.

Así lo dice. Es que las grabaciones, independientemente del origen de las mismas, son prueba de que al interior de la Corte Suprema se estaba prevaricando.

El país no se ha dado cuenta de la falta de justicia que tenemos. No hay posibilidad de democracia sin justicia. Hemos cerrado los ojos.

No entiendo la indiferencia de la Iglesia ante la falta de justicia. No entiendo la indiferencia de las universidades. Veo a la sociedad totalmente callada ante esta crisis.

La Corte Constitucional acaba de fallar contra la tutela, su última esperanza…

Es que el magistrado Tarquino ejerce una gran influencia sobre el magistrado Palacio.

¿Qué le hace pensar eso?

Los mismos magistrados que estaban en la sala plena y que decían que lo mío era por conveniencia política son exactamente los mismos que participaron en la postulación de los magistrados Jorge Iván Palacios y Vargas.

Por lo menos debieron declararse impedidos para fallar mi tutela.

Esas grabaciones, ¿de dónde salen? ¿Son las ilegales que hicieron durante el gobierno Uribe?

Son unas grabaciones que de manera ilegal tomó la ‘Mata Hari’ dentro de la Corte Suprema. ¿Cómo las consigo yo? Porque entran a ser parte del juicio en el cual condenan a Bernardo Moreno.

La Fiscalía presenta las grabaciones y, al presentarlas, yo empiezo a pedir, después de estar condenado, que los abogados de Moreno me manden esas grabaciones. Se hicieron públicas y yo las conseguí.

Ahí fue como me di cuenta de que en la sala del 6 de julio del 2008 tocaron el tema mío y dijeron que era de conveniencia política.

¿Por qué las incorpora a la tutela en su defensa si son una prueba ilegal?

Porque la jurisprudencia internacional de derechos humanos ha dicho que a pesar de que una prueba pueda ser ilegal, cuando se demuestra una violación de un derecho fundamental, no hay que desecharla y se puede utilizar dentro del contexto para poder mirar si realmente hubo una violación.

Además, usted no participó en la grabación…

Desde luego que no. Pero no le quisieron dar validez como prueba.

En cortico, ¿a usted por qué lo condenaron?

Por cohecho. Supuestamente por haberles ofrecido a Yidis Medina y Teodolindo Avendaño puestos y ayudado a cambiar su voto.

(Además: Por 'corromper congresistas', condenan a exministros de gobierno Uribe)

¿Usted hizo eso?

No. No hay ninguna prueba, no existe, porque no lo hice.

La misma Yidis en el video que grabó con Daniel Coronell, recién pasaron los hechos, contesta, a la pregunta de si yo le ofrecí puestos, que no.

Después cambia el testimonio. Le pedí a la Corte que me dejara contrainterrogarla porque si la condenaban por lo que ella decía, me estarían condenando a mí sin haberme oído.

La Corte no me dejó que porque yo no hacía parte del proceso.

Recuerdo que en esas grabaciones hay otra muy impresionante en la cual algunos magistrados hablan incluso de tumbar al presidente Uribe…

Yo no tengo esa grabación, pero sí dicen que hay una en la que se habla de una especie de golpe de Estado.

Tengo entendido que era en el contexto del escogimiento del Fiscal de la época.

Sería muy interesante oírla, porque explicaría el contexto político en que se produjo la condena de ustedes. Era totalmente adverso a todo lo que oliera a Uribe. Una Corte Suprema muy politizada. Incluso, unos odiaban a Uribe porque creían que él les había mandado partir el chasis del carro para que se accidentaran...

De la politización, no me cabe ninguna duda. En el caso nuestro, ellos deciden nombrar al vice-fiscal –Mendoza Diago– para que fuera nuestro investigador, porque Mario Iguarán se había declarado impedido por haber sido funcionario del gobierno Uribe.

Pero cuando Viviane Morales, como fiscal, se declara impedida para investigar a Sandra Morelli, la sala plena de la Corte cambia de jurisprudencia y resuelve asignar el caso a un fiscal 'ad hoc' para que “garantice la independencia, imparcialidad y objetividad de la investigación”. Fue una garantía que a nosotros no nos dieron.

Hagamos un ejercicio un poco difícil, ya que usted sostiene su inocencia. Supongamos por un instante que usted no lo es y que sí dio puestos para la reelección de Uribe. ¿Merecería una condena de casi ocho años sin casa por cárcel, mientras el jefe del ‘cartel del Golfo’ veranea en Cartagena y ‘Timochenko’ va y viene en avión privado?

En el caso hipotético de que lo hubiera hecho, tampoco lo merezco.

A mí nadie me está acusando de que me robé un peso. En el hipotético caso debería haber sido condenado, pero la pena es excesiva.

En el caso Watergate, que fue gravísimo, el que más recibió fue un año y medio excarcelable. Yo estoy condenado a 80 meses, sin posibilidad de casa por cárcel.

‘Timochenko’ va a poder hacer política. Perdí ese derecho, pero a mí no me interesa volver a la política. Perdí además otros muchos derechos como ciudadano. Quedo con todos los antecedentes judiciales. Me quitaron la visa a Estados Unidos. El Club El Nogal me pidió que me retirara.

Uno podría estirar su supuesto cohecho y decir que, en medio del conflicto con las Farc, querían reelegir a Álvaro Uribe porque el hombre estaba dando la batalla. Entonces, su caso calificaría para la justicia Especial para la Paz. ¿Usted aceptaría ir a confesar ante el Tribunal que crearán, para que lo dejen irse a su casa?

Yo necesito salir de aquí, necesito producir porque mis hijos viven de lo que yo produzco. Pero si a mí me dicen que puedo salir este fin de semana si reconozco que di un puesto para reelegir a Uribe, y que si no confieso eso me toca quedarme 10 años, prefiero quedarme 10 años. No puedo salir a reconocer algo que no hice.

Necesito salir, pero no puedo reconocer lo que no hice. Y si esa es la vía para acceder a esa jurisdicción para la paz, pues no acudiré a ella.

¿Prefiere pagar la pena antes de confesar algo que no hizo?

Así es.

Un mensaje a sus hijos…

(Hace una larga pausa y su voz se quiebra). Que los quiero mucho y que recuerden que el papá es un preso político y es inocente...

¿Usted se considera un preso político?

Sí.

¿Y qué le diría al expresidente Álvaro Uribe?

Pienso, y se lo he dicho a él, y también es un mensaje para el presidente Santos, que el grado de confrontación a que ha llegado el país no es bueno. Hay que abrir los espíritus y mantener una discusión sin tanta confrontación.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA