Ejército bloquea llegada de refuerzos de 'clan del Golfo' al Meta

Ejército bloquea llegada de refuerzos de 'clan del Golfo' al Meta

Los uniformados se tomaron un corredor que narcotraficantes querían utilizar para avanzada armada.

fg

Las Fuerza Pública ha capturado este año 99 hombres miembros de bandas criminales que mueven el narcotráfico en el Meta.

Foto:

Cortesía Ejército

21 de noviembre 2016 , 10:57 a.m.

La orden de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, a sus hombres del ‘clan del Golfo’ es la de asumir a sangre y fuego el poder narcotraficante en el Llano. De llenar los espacios que dejó las Farc por el cese del fuego.

Sin embargo, los militares, entre ellos los de las Fuerzas Especiales y soldados de la Cuarta División del Ejército, se tomaron el corredor por donde los narcos intentaron hacer la avanzada armada.

“Ubicamos un cerco al oriente de Mapiripán por donde esta estructura criminal pretendía movilizar sus hombres, el corredor por donde ellos sacan la droga hacia el Vichada, al río Orinoco y de allí al Pacífico”, explicó el general Néstor Róbinson Vallejo, comandante de la Cuarta División del Ejército.

(También: Antinarcóticos detecta nueva modalidad de camuflaje para enviar droga)

Según el alto oficial, el bloqueo comenzó desde enero de este año. La primera labor fue la de visibilizarlos. “Porque a pesar de que ya tenían presencia en la zona desde hace cuatro años, pasaban inadvertidos. Identificamos a sus miembros, los ubicamos geográficamente y después nos fuimos encima de ellos”, agregó Vallejo.

A comienzos de año, la banda de ‘Otoniel’ tenía en el Llano 70 delincuentes armados, un 40 por ciento de ellos salieron de la acción y, además, al perder el corredor selvático se quedaron sin refuerzos, sin la gente que envió su máximo jefe, desde el Urabá antioqueño. Este año, según las Fuerzas Militares, el crimen organizado ha perdido a 108 de sus miembros, entre ellos 81 de ‘los Puntilleros’ y 27 del ‘clan del Golfo’.

Para el Ejército, la intensidad de las operaciones militares en la zona llevó al sometimiento hace poco del segundo al mando de la estructura de alias Otoniel en esa zona, Manuel Arturo Garcés Ávila, alias Roque, quien era la mano derecha de alias Caín, capo del narcotráfico en el Meta.

El pasado 31 de octubre en la noche, hubo una operación de asalto que dio como resultado la captura de siete hombres armados.

La presión en Mapiripán al armazón criminal ha llevado a que estén –según inteligencia militar– en una situación embarazosa por la falta de recursos y de alimento. Una fuente de lleno en las operaciones le dijo a EL TIEMPO que los hombres de ‘Otoniel’, que aún permanecen en la zona, “solo comen arroz con banano una vez al día”.

Fue esto, ilustró la fuente, lo que llevó a que ‘Roque’ saliera al casco urbano en busca de recursos, una orden directa de alias Caín, su jefe inmediato, y aprovechó para someterse a las tropas. Fue este hombre quien ‘cantó’ los movimientos del ‘clan’ en los Llanos.

De ‘Caín’, por quien se enfilan las operaciones militares, lo único que se conoce hasta el momento es que su verdadero nombre es Alexánder y que también, como la mayoría de abatidos y capturados, es oriundo del Urabá antioqueño.

El CTI le abrió varios procesos por delitos como narcotráfico, homicidio y concierto para delinquir.

Los 42 fusiles que perdieron recientemente estaban destinados para el personal que llegaría a reforzar el aparato armado en el Meta, especialmente en el municipio de Mapiripán.

En los dos últimos meses, han sido capturados 20 hombres y ocho más se sometieron a la justicia, entre ellos alias Roque, dijo el Ejército.

Solo en junio, cinco del ‘clan del Golfo’ murieron en combate con el Ejército, entre los que estaba el principal jefe en ese entonces, Gonzalo Oquendo Urrego, alias Moná. Después, en agosto de este año, es capturado el segundo al mando, alias don Camilo. Es entonces, cuando alias Caín, quien era el tercero en la línea de mando pasa a ser el jefe de la zona.

Las bandas enfrentadas por la droga

Por las declaraciones de los capturados, los hombres de Dairo Úsuga llegaron al Meta a finales del 2012 y desde entonces han querido apoderarse del tráfico y producción de droga en este departamento, pero han chocado con los del bloque ‘Libertadores del Vichada’, que ahora se hacen llamar bloque ‘Puntilleros del Vichada’, y con los ‘Puntilleros del Bloque Meta’ que a sangre y fuego han defendido su permanencia en el negocio ilícito. Estos módulos hacían parte de las ‘Erpac’, que terminaron divididas internamente y enfrentadas por el poder narcotraficante.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA