Las respuestas del director de la Policía a nuestros lectores

Las respuestas del director de la Policía a nuestros lectores

El general Nieto atendió las inquietudes sobre seguridad que recibimos a través de redes sociales.

fg

El director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

06 de noviembre 2016 , 10:11 a.m.

A través de Facebook y Twitter, más de 10.000 usuarios de EL TIEMPO atendieron la invitación de plantearle al director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto, sus principales inquietudes y propuestas frente a la grave problemática de seguridad que se vive en las calles del país.

Delitos como el robo de celulares, el ‘fleteo’, los robos a los carros atascados en los trancones y los ataques de todo tipo en los sistemas de transporte masivo tipo TransMilenio fueron señalados por los lectores como los que los afectan con mayor frecuencia.

Además, denuncian falta de presencia de policías en sus sectores, las fallas en el sistema judicial que permiten el regreso de los delincuentes pocas horas después de ser detenidos y, en algunas zonas, que los uniformados suelen verse en las calles más concentrados en sus celulares que en la vigilancia de los sectores que les corresponde.

Estas son las respuestas del general Nieto a las principales inquietudes de los usuarios de las redes sociales de EL TIEMPO.

El trancón es una realidad con la que viven millones de personas cada día. ¿Por qué no hay más policías en las avenidas en las horas pico para evitar, por ejemplo, los ataques de los llamados rompevidrios?

Venimos trabajando en dos frentes: por un lado, estamos fortaleciendo las operaciones de inteligencia e investigación criminal para identificar plenamente estas bandas e individualizar a sus integrantes. De esa manera compilamos las evidencias suficientes para desarticularlas integralmente. Por otro lado, estamos haciendo mayor presencia con Policía de vigilancia en zonas consideradas críticas. También es fundamental seguir invirtiendo en tecnología para contar con más cámaras.

Aquí es importante pedirle al ciudadano que nos ayude a prevenir este fenómeno, no dejando a la vista de los delincuentes objetos que les resultan atractivos, como portafolios, maletines, celulares o dinero. Es fundamental mantener los vidrios cerrados y no abrirlos repentinamente ante estrategias distractoras de los delincuentes, que van desde desacomodar un espejo o golpear con la mano el vehículo.

En Bogotá estamos utilizando personal que está trabajando en las oficinas y presta refuerzos específicos en la mañana y en la tarde en los puntos críticos de la ciudad. Estamos utilizando otros mecanismos como las cámaras y las patrullas de reacción. Y es que no se trata solo de capturar al ladrón sino de ir a la estructura de crimen organizado que hay detrás de ese hurto, y eso nos ha venido dando resultados.

Uno quisiera tener policías por todas partes, ese sería el ideal. Pero a veces lo importante es tener la capacidad de poder reaccionar a través de una metodología y de un trabajo investigativo para desarticular bandas.

En el país hay un mercado de lo robado en el que compran muchos ciudadanos. ¿Hay que perseguir más al que compra elementos robados?

Los criminales actúan como la economía normal, por oferta y demanda. Si nosotros logramos afectar los pasos de esa cadena criminal, allí vamos a hacer efectivos. Todas las personas que de una u otra manera están inmersas en este negocio criminal, los compradores, están inmersas en un delito y eso tiene una sanción penal. Es un trabajo que hemos venido realizando, fortalecidos en alianza permanente con la Fiscalía General. Lo hemos hecho en Medellín con el hurto de motocicletas; y en Bogotá. A través de un trabajo de inteligencia y de investigación no para ir a afectar a uno solo, sino toda la estructura del que recepta, distribuye y recibe los mismos bienes que son utilizados para esos delitos; vamos a la extinción de dominio. Y no lo estamos haciendo solo en las ciudades, también en los pueblos.

¿Está el Director de la Policía de acuerdo con restringir el parrillero en las motos para evitar ‘fleteos’ y otras modalidades de atraco?

Prohibir el parrillero puede ayudar y ser una medida eficaz en algunas ciudades, sobre todo en las de mayor afectación como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, donde se utilizan la moto y el llamado ‘pato’ no solo para ‘fleteos’, sino para robo de celulares. Uno entiende que en diferentes situaciones se afecta la movilidad de muchas personas, pero un análisis profundo muestra que la medida ha generado un buen impacto. Ahora estamos utilizando unos controles esporádicos en todo el país, estamos llevando unas unidades extras a algunos sectores y eso nos ha dado buenos resultados.

Este año van más de 2.600 asesinatos cometidos con cuchillos y navajas. ¿Se debe prohibir por ley el porte de las armas blancas?

Uno quisiera poder hacer mucho más y limitar al máximo el porte de armas de cualquier tipo. Las armas deben estar en manos de aquellos que cumplen las labores de seguridad. Uno entendería que quien porte un cuchillo está listo a cometer un delito. El nuevo Código de Policía, en su artículo 27, trae elementos que nos permiten controlar más las armas blancas, pero acá hay que hacerse un trabajo muy fuerte.

Hay algunos que no están de acuerdo con el llamado ‘populismo punitivo’, con la idea de criminalizarlo todo, pero en algunos casos creo que se podría ser más drástico en las medidas. También nos toca trabajar muchísimo en cultura ciudadana, en trabajo contra la intolerancia. No solo con medidas de choque, de impacto o represivas, sino también con mucha cultura ciudadana.

Los usuarios de redes sociales dicen que saben dónde están las ollas del microtráfico, pero también que en algunos casos hay temor a denunciar porque precisamente ven a policías en esos lugares. ¿Cómo garantiza la Policía que se puedan denunciar esas situaciones?

Ese es un trabajo que hemos realizado y que estamos haciendo con total contundencia: sabemos que hay algunas personas en nuestra institución que se salen de sus principios y valores y nosotros mismos los estamos capturando. A la comunidad que conoce de esas situaciones, nos puede enviar la información por el correo electrónico: lineadirecta@policia.gov.co o a los números en Bogotá 315 9581 y a nivel nacional 018000-910600. Inmediatamente actuaremos con los procesos de control interno e investigación y tomamos las medidas necesarias. Tenemos todos los mecanismos para blindar esas denuncias y garantizamos total confidencialidad, para que podamos sacar esas manzanas podridas y tener la Policía que todos los colombianos quieren, creíble y confiable.

La gente se queja de los robos de llantas y espejos en los barrios...

Muchas veces somos descuidados y dejamos la moto, el carro, botados por no pagar un poco más en un parqueadero. No es una justificación, es prevención. Lo importante es que todos nosotros, la comunidad, su Policía y las autoridades, se unan en frentes de seguridad, uso de cámaras, etc., de manera articulada.

JUSTICIAjusticia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA