ADN revela secreto de desaparecida en Palacio de Justicia

ADN revela secreto de desaparecida en Palacio de Justicia

Fiscalía entregó los restos de Luz Mary Portela a Édison y Rosa Milena.

fg

En una ceremonia en el Palacio de Justicia, la familia Portela recibió los restos.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

09 de noviembre 2016 , 05:38 p.m.

La esperanza de Rosalbina León era que su hija cumpliera con su anhelo de ser maestra, para que con su trabajo esquivara la pobreza que los atrincheraba. Sin embargo, los hechos del Palacio de Justicia de aquel 6 y 7 de noviembre de 1985 truncaron el camino. Luz Mary Portela León no volvió a casa y su nombre entró a ser parte de la lista de desaparecidos del holocausto. Un video muestra cuando ella sale del edificio con vida, escoltada por militares. Rosalbina la buscó en las calles, hospitales y hasta en la morgue por casi 25 años, pero murió sin saber de ella.

Este martes, después de 31 años, los restos de Luz Mary Portela León fueron entregados a su familia por la Fiscalía, en público, en el mismo sitio donde unas 98 personas perdieron la vida y 11, como Luz Mary, fueron declaradas desaparecidas luego de que el grupo guerrillero M-19 se tomara a sangre fuego la edificación, y después de que las Fuerzas Militares entraran a recuperarla.

Los legistas no solo identificaron los restos óseos de Luz Mary, que había sido sepultada bajo el nombre de Libia Rincón Mora, otra de las víctimas de la toma del Palacio, también terminaron develando un secreto que Rosalbina se había llevado a la tumba. (Lea también: 'Nada reparará esta tragedia, pero búsqueda ha terminado': Vicefiscal)

El Instituto de Medicina Legal, organismo encargado de determinar la plena identidad de cada uno de los cadáveres que fueron enterrados en una fosa común en el Cementerio del Sur de Bogotá, estableció, después de varias pruebas de ADN, que Luz Mary Portela León no era la hermana de Édison y de Rosa Milena, sino que era su madre biológica.

Rosa Milena confesó este martes que cuando tuvo entre sus manos los restos de Luz Mary, ella le habló y le explicó por qué no los había registrado con sus apellidos y en cambio los había dejado bajo la responsabilidad de la abuela. Le dijo, contó Rosa Milena, que tomó esa decisión porque quería entrar como maestra a un colegio y que allí posiblemente no la aceptarían por ser madre soltera.

“Me dijo que cuando yo nací ella era muy chiquita para asumir ese papel de mamá, pero que lo estaba intentando, que había dejado grabado en mi corazón el anhelo de ser la mejor mamá”, dijo. Agregó que Rosalbina, con mucho esfuerzo y trabajo, los había sacado adelante, y que siempre guardó silencio, tal vez por temor. “Porque ella seguía temiendo que un día nos fuéramos y no volviéramos”.

Este secreto ha generado otro inconveniente de tipo jurídico, pues ahora los hermanos Portela tienen que tramitar el cambio de apellido para poder así reclamar la indemnización, como hijos, que debe pagar el Estado a las víctimas. (Además: Tras 31 años, los Guarín despiden a Cristina)

“Hoy más que nunca le agradezco a la vida el haber encontrado unos restos, de cumplir uno de los mayores deseos de mi mamá Rosalbina, el de darle cristiana sepultura y tener un lugar en donde llorarla y a donde llevarle unas flores”, dijo Rosa Milena, quien además insistió en que quedaban varias preguntas sin responder.

“Tengo que continuar pidiéndole al Estado que se comprometa a seguir investigando qué pasó. Que se cumpla la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (…), porque con el hallazgo de sus restos no solo la encontré a ella, sino que también hoy me habló y con su cuerpo me dijo, con amor, que no era mi hermana, sino que era mi mamá”.

Mindefensa, a pagar $ 400 millones por el caso Oviedo

Por la desaparición de Lucy Amparo Oviedo, la Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Nación después de 31 años de la toma y la retoma del Palacio de Justicia.

Oviedo fue una de las 11 personas que salió con vida del lugar y fue llevada a la Casa del Florero, pero nunca más se volvió a saber de ella. Sus restos habían sido exhumados del cementerio del sur en 1988 y estuvieron guardados en dos cajas en la Fiscalía hasta su identificación a finales del 2015.

Con ponencia del magistrado Orlando Santofimio, el tribunal ordenó en un fallo de hace una semana que el Ministerio de Defensa indemnice con más de 400 millones de pesos a la familia de Oviedo.

Ella, madre de dos niños, se encontraba en las instalaciones del alto tribunal el 7 de noviembre de 1985 porque tenía una cita con el magistrado Alfonso Reyes Echandía para que le entregara una recomendación para un trabajo.

LEO MEDINA JIMÉNEZ
Redacción JusticiaLeomed@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA