Las declaraciones de Víctor Pacheco en caso Fidupetrol

Las declaraciones de Víctor Pacheco en caso Fidupetrol

Dijo que Pretelt le había pedido 500 millones de pesos para que la Corte favoreciera a Fidupetrol.

fg

El abogado Víctor Pachecho.

Foto:

Abel cárdenas / EL TIEMPO

24 de agosto 2016 , 11:35 a.m.

Estos son algunos apartes de interrogatorios efectuados al abogado Víctor Pacheco, condenado a dos años, cuatro meses y 24 días (29 meses) de prisión por el escándalo de supuesta corrupción de la Corte Constitucional por el caso Fidupetrol.

Pacheco dijo que Pretelt le había pedido 500 millones de pesos para que la Corte favoreciera a Fidupetrol, firma que él representaba, en una tutela que pretendía tumbar un fallo de la Corte Suprema que había condenado a la compañía a pagar una suma que superaba los 22.000 millones de pesos.

Esto fue lo que dijo Víctor Pacheco en los interrogatorios que se realizaron el 26 de agosto y 2 de septiembre de 2015 en la cárcel Modelo de Bogotá:

'Pretelt me dijo que eran 500 millones'

"El día 18 de octubre del 2013, en el apartamento del magistrado Pretelt, me dice que la tutela fue seleccionada, que le correspondió al doctor Mauricio González y que este es una persona honrada, pero que sabía cómo poder tener un manejo sobre la tutela. La figura consistía que se contratara los servicios del doctor Rodrigo Escobar Gil y que de ese dinero parte se le daría a la señora Marcela Monroy y a un muchacho de 17 años".

¿Para qué eran los $ 500 millones?

"Para remunerar a Escobar Gil quien, como el mismo Escobar Gil manifestó, se encargaría de hablar con Luis Guillermo Guerrero para manejar su posición favorable y, a través de éste, la de Gabriel Eduardo Mendoza. Y de González se encargaría Pretelt a través de Marcela Monroy, para asegurar así la votación de los tres integrantes de la sala en tutela".

Contacto entre Helber Otero y magistrados de la Corte Constitucional

"Para nadie era un secreto que yo tenía relaciones con varios magistrados y una amistad inocultable con Pretelt. Helber Otero me indaga y me pregunta si es verdad que yo tengo cercanía con los integrantes en la Corte Constitucional a lo cual yo respondo afirmativo indicando que tengo varios conocidos en la Corte Constitucional y una amistad con Jorge Pretelt".

"Yo le mantenía (a Helber Otero) informado del avance de la tutela y de la solicitud de selección elaborada por Alexei (Alexei Julio Estrada ) y yo me enteraba del trámite de la tutela por Natalia Huertas. Él sabía que yo tenía información interna de la evolución de la tutela".

"Le dije a Helber que necesitaba remunerar a Alexei y convinimos que Fidupetruol, me iba a dar 50 millones de pesos por la actividad desplegada hasta ese día y solicite además otra cantidad de dinero para atender futuros eventuales erogaciones, tales como hospedaje, hoteles, traslados y atenciones sociales para la gestión de todo lo que necesitara".

Selección de la tutela de Fidupetrol

"Informé de manera simultánea a Otero y a Caballero, pero no se a cuál de los dos llamé primero, los informé telefónicamente tanto de la selección y de ser portavoz de un mensaje que había recibido de Jorge Pretelt para efectos de contratar a Escobar Gil, lo cual lo comuniqué personalmente en Bogotá".

"Yo le dije que tenía un mensaje de Pretelt y se lo dije en persona aquí en Bogotá. Lo más seguro en la oficina de él y también a Caballero, pero de manera separada".

El papel de Rodrigo Escobar Gil

"Por instrucciones del doctor Guillermo Caballero, fui a la oficina de Rodrigo Escobar, un segundo o tercer piso, le comenté las instrucciones que tenía de hablar con él de parte de Fidupetrol y el alcance del mensaje del magistrado Pretelt. Escobar me manifestó que el negocio era de 500 millones de pesos, esto es como para el 23 o 25 de octubre de 2013 más o menos. Escobar dijo que perfecto que los mismos 500 millones de pesos y que le llevara ese mensaje a Fidupetrol".

Pagos a Rodrigo Escobar Gil

"A mediados de diciembre de 2013 voy a la oficina de Rodrigo Escobar y me ofrece un dinero del pago que había recibido de los 200 millones de pesos y le digo que no quiero nada porque recientemente me habían dado 100 millones de pesos como anticipo y también me sentía remunerado de la comisión de éxito que me venía. Cuando le rechacé el dinero a Escobar, él dijo textualmente: bueno, esa plata le será muy útil a Pretelt para sus primas navideñas y aguinaldos de sus empleados. Eran como 30 o 40 millones de pesos aproximadamente"

Interrogatorio 26 de agosto de 2015

¿De qué manera fue contactado usted por Fidupetrol para prestar sus servicios en la interposición de una acción de tutela contra la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia?
Yo soy abogado de la envasadora del Atlántico, cuyo gerente es el señor Sergio Karagumechian Fernández de Castro, quien a su vez tiene lazos de amistad con Boris Lopez de Meza. Subsiguientemente Boris López de Meza le sugirió mi nombre a su amigo Helber Otero. Lo supe porque Helber Otero me llamo, eso fue más o menos como para febrero o marzo de 2013 y yo vine a Bogotá y hablé en la oficina particular de Otero que queda cerca de un Hotel Dann, ubicado por la 112 con carrera 15. Él tiene su oficina en un primer piso, en un edificio blanco; y ahí afinamos la cuestión del trabajo y de los honorarios.
Entonces el señor Otero dispuso que la representante legal María Helena Giraldo y un abogado Camilo Mendoza fueran a Barranquilla y se entrevistaran conmigo y yo les explique todo en el hotel Dann de Barranquilla. Sobre lo que había estudiado, conceptos jurídicos, alcances de la tutela y las razones para limitarme en unos aspectos relacionados con la responsabilidad de terceros y de solidaridad.
En la reunión que usted sostuvo con el señor Helber Otero en Bogotá, él le indagó acerca de si usted contaba con cercanía u otros vínculos con magistrados de las altas cortes en relación con la tutela que se iba a presentar…
Es afirmativa. Para nadie era un secreto que yo tenía relaciones con varios magistrados y una amistad inocultable con Pretelt quien me indaga y me pregunta si es verdad que yo tengo cercanía con los integrantes en la Corte Constitucional a lo cual yo respondo afirmativo indicando que tengo varios conocidos en la Corte Constitucional y una amistad con Jorge Pretelt.
Él estaba confirmando algo sobre alguna noción que le había hecho sobre eso el señor Boris y Sergio, porque Sergio también conocía mi cercanía con los integrantes de la Corte Constitucional.
En la reunión en el Hotel Dann de Barranquilla con María Helena Giraldo y el abogado Camilo Mendoza se trató el tema de su cercanía con magistrados de la Corte Constitucional y su amistad con el doctor Jorge Pretelt
Fue eminentemente académica, pero si estoy convencido de que ella indagó sobre esa cercanías con otras personas pero no fue tema de la reunión.
¿Con qué persona acordó usted los términos del contrato de prestación de servicios suscrito entre usted y la empresa Fidupetrol S. A. el 10 de abril de 2013?
Tanto lo del 10 de abril como el otrosí del 4 de octubre lo selle con Helber Otero, fue personalmente en ambas oportunidades. EI otrosí fue en Fidupetrol y el primer contrato fue en la oficina de él. Luego ya se hizo el trámite interno de ellos, la oficina jurídica fue la que se encargó de redactar ese contrato.
El señor Helber Otero conocía de su comunicación con funcionarios de la Corte Constitucional relacionados con el avance de la tutela interpuesta por Fidupetrol…
Sí yo le mantenía informado del avance de la tutela y de la solicitud de selección elaborada por Alexei y yo me enteraba del trámite de la tutela por Natalia Huertas. Él sabía que yo tenía información interna de la evolución de la tutela.
Después de haber estado en la Corte, 04 de octubre, estuve en FidupetroI y lo puse al corriente de lo que se había hecho hasta el momento, a Herbert y a Guillermo Caballero. Le dije que había estado en el despacho del doctor Rojas. El tema del otrosí prácticamente fue concretado ese día. Le dije a Helber que necesitaba remunerar a Alexei y convinimos que Fidupetrol me iba a dar 50 millones de pesos por la actividad desplegada hasta ese día y solicité además otra cantidad de dinero para atender futuros eventuales erogaciones, tales como hospedaje, hoteles, traslados y atenciones sociales para la gestión de todo lo que necesitara.
¿A quién fue la primera persona de Fidupetrol a quién usted informó de la selección de la tutela?
Informé de manera simultánea a Otero y a Caballero, pero no sé a cuál de los dos llamé primero. Los informé telefónicamente tanto de la selección y de ser portavoz de un mensaje que había recibido de Jorge Pretelt para efectos de contratar a Escobar Gil, lo cual lo comuniqué personalmente en Bogotá
¿En qué momento enteró usted a estas dos personas?
Yo estoy muy seguro que debió ser el 18 sin que pasara del 19.
¿Qué manifestación le realizó los señores Herbert Otero y Guillermo Caballero respecto de la información que usted les suministró?
Otero me dijo que estaba muy bien lo que había ocurrido y que luego tenían que hablar. Caballero me dijo lo mismo, pero me adicionó solicitándome que conversara lo pertinente con Escobar Gil, yo no hablé con él el mismo 18 de octubre pese a que él estaba en el homenaje porque yo no lo conocía personalmente. Lo contacté después de que me dijo Caballero, eso fue el 18 o 19, luego voy a la oficina de Escobar y le ratifico los términos de mi encuentro con Jorge Pretelt el día 18 en su apartamento y él me confirma que son 500 millones de pesos.
El señor Helber Otero fue enterado de lo solicitado a usted por el señor Jorge Pretelt
Definitivamente sí y en detalle, yo le dije que tenía un mensaje de Pretelt y se lo dije en persona aquí en Bogotá lo más seguro en la oficina de él y también a Caballero, pero de manera separada. Caballero me dijo que me encargara de hablar con Escobar.
¿Cuál fue el papel del señor Guillermo Caballero en estos hechos?
Guillermo Caballero fungió como subalterno de Otero porque se veía la preponderancia de Otero por ser el dueño. Eso se veía en el trato, en las directrices y derroteros que se tomaban, eso era evidente.
Usted fue quién convenció al señor Helbert Otero de contratar los servicios y sus buenos oficios con funcionarios de la Corte Constitucional para el trámite de la tutela…
De ninguna manera, ni sabía de la existencia de ese trámite judicial. Yo estaba tranquilo en Barranquilla cuando ellos me llamaron para atender el asunto y me hicieron venir a Bogotá para tal propósito, por lo tanto no tenía una iniciativa de poder vender o comerciar mis servicios profesionales. Él es quien me indaga sobre mi cercanía con magistrados integrantes de la Corte Constitucional, lo que respondí afirmativamente, él ya lo sabía por la misma información de otras personas.

Segunda parte

Víctor Pacheco: “Recuerdo que al llegar al punto neurálgico de la petición que formuló el magistrado Pretelt le manifesté que ese pedido de quinientos millones de pesos era destinado para contratar un abogado constitucionalista y que de ahí se podía dar un regalo a la señora Monroy y a un muchacho de 17 años. En ese instante ustedes me increparon y me hicieron conocer que sobre el particular existía una grabación que coincidía con las declaraciones de varios magistrados de la Corte. Se trata de González, Vargas y Mendoza.
Recuerdo que hubo un receso porque mi apoderado, el doctor Cruz, se ausentó a hacer unas diligencias en el Tribunal de Bogotá. Al regresar el doctor Cruz quise darles una corrección a lo inicialmente testimoniado, hoy les digo que ese suceso ocurrió por cuanto el día anterior de las primeras horas de la noche, ese domingo anterior, recibí una petición que me efectuaba el magistrado Pretelt a través de su emisario Fernando Mendoza, fiscal ante el Tribunal de Barranquilla, quien me pidió matizar mi declaración asegurándome que no existía grabación alguna sobre ese tema.
Esta reunión se efectuó al frente del hotel Embassy Suites, en un Juan Valdez, a las primeras horas de la noche de ese domingo. La reunión fue entre tres personas, Fernando Mendoza, Irasema Bula, esposa de él; y mi esposa. Con mi esposa me llevaron la razón de Pretelt, yo no quise reunirme con Mendoza porque no quería tener ningún nexo o relación cercana con Pretelt porque el problema ya era público. Fernando Mendoza me mandaba razones con mi esposa a través de Irasema. Irasema quería que Martha Ligia Patrón, la esposa de Pretelt se reuniera con Elsy.
Entonces quedamos que la reunión se efectuara entre Irasema y Elsy que no eran personas reconocidas en Bogotá. Pero a esa reunión llegó Fernando Mendoza, esposo de Irasema, quien resultó el portavoz del mensaje de Pretelt. Fernando Mendoza fue muy enfático: que Jorge mandaba a pedir que le colaborara, que matizara mi declaración, que él estaba supremamente seguro y certero que no había ninguna grabación. Fernando Mendoza juraba por la nieta que estaba recién nacida, ratificaba las palabras de Jorge de que no existía ninguna grabación y que él, Fernando Mendoza, había regresado esa noche de Barranquilla en el último vuelo.
Luego de eso, por ahí al mes, le mande a decir a Fernando Mendoza a través de mi esposa que no quería saber ni de él ni de Irasema. Por esos días los medios estaban criticando mi posición contradictoria sobre cambiar de versiones, yo le mandé a decir que me dejara quieto porque me había hecho cometer una embarrada. La familia Mendoza y los Pretelt tienen mucha cercanía, son compadres.
¿Cuándo surgió el nombre del señor Rodrigo Escobar Gil en el trámite de la tutela presentada por Fidupetrol?
El día 18 de octubre de 2013, en el apartamento del magistrado Pretelt, cuando me dice que la tutela fue seleccionada y que le correspondió al doctor Mauricio González y que este es una persona honrada, pero que sabía cómo poder tener un manejo sobre la tutela. La figura consistía en que se contratara los servicios del doctor Rodrigo Escobar Gil y que de ese dinero parte se le daría a la señora Marcela Monroy y a un muchacho de 17 años. Le indago a Pretelt que cuánto sería esa contratación y me habló de 500 millones de pesos. De ahí salimos cada uno por su lado al Club El Nogal, allí vi personalmente a Rodrigo Escobar Gil y no le trate el tema, solo hasta ese día lo vine a conocer, no le dije nada porque yo espere recibir instrucciones de la gente de Fidupetrol, de Helber Otero y Caballero, quienes eran con los que yo conversaba.
¿Qué personas de Fidupetrol conocieron acerca del dinero que, según usted, le solicitó el señor Jorge Pretelt?
Ese mismo día o el día siguiente le di aviso por teléfono y después personalmente de la razón del magistrado Pretelt a los señores Caballero y Helber Otero. Por teléfono, Caballero me instruyó que haga yo el primer contacto con Rodrigo Escobar.
¿Para qué eran los 500 millones que le mencionó el magistrado Jorge Pretelt en la conversación del 18 de octubre de 2013?
Para remunerar a Escobar Gil quien, como el mismo Escobar Gil manifestó, se encargaría de hablar con Luis Guillermo Guerrero para manejar su posición favorable y a través de este, la de Gabriel Eduardo Mendoza Martelo. De González se encargaría Pretelt a través de Marcela Monroy para asegurar así la votación de los tres integrantes de la sala en tutela.
¿Usted contactó al doctor Rodrigo Escobar Gil?
Sí, por instrucciones del doctor Caballero fui a la oficina de Rodrigo Escobar en un segundo o tercer piso. Le comenté las instrucciones que tenía de hablar con él de parte de Fidupetrol y el alcance del mensaje del magistrado Pretelt, el mensaje de los 500 millones de pesos, su contratación y lo relacionado con la señora Monroy y el muchacho de 17 años. Escobar me manifestó que el negocio era de 500 millones de pesos, esto es como para el 23 o 25 de octubre de 2013 más o menos. Escobar dijo que perfecto, que los mismos 500 millones de pesos, que le llevara ese mensaje Fidupetrol. Mencionó que veía la cuestión fácil por su cercanía con ‘Luigi’ y de ‘Luigi’ con Mendoza Martelo, y que Pretelt se encargaría del tema de Mauricio González.
La oficina de él es así: uno entra y a mano derecha hay un salón como de abogados, contra la pared hay unos asientos, la secretaría está al lado a la entrada frente, a la izquierda hay un baño y también está la oficina de Escobar que es amplia. Salgo de la oficina, le comunique a Caballero, inicialmente, los resultados, lo que me dijo Escobar, todos los comentarios que me hizo Escobar y ratificando que él pedía los 500 millones de pesos.
Caballero me dice que si es posible que yo hable con Escobar, le digo que claro, que son ellos los que tienen que decidir la cuestión. A los días, Caballero me informa haber convenido después de una reunión, no sé quiénes estuvieron en esa reunión, pero fueron varios de Fidupetrol. Habían convenido su negociación por cuatrocientos millones de pesos. La conversación sostenida con Escobar Gil se la comenté en detalle a Helber Otero en su oficina de Tecfin. Después Caballero me dice a mí por teléfono que había acordado cuatrocientos millones de pesos. No participé de su negociación ni me enteraron al detalle.
En la reunión que sostuvo con el doctor Rodrigo Escobar Gil se trataron los aspectos jurídicos correspondientes a la tutela...
Le hice un esbozo muy simple del caso, pero esto fue por iniciativa mía, pero de una forma muy simple, no me pidió ni copias del expediente ni me indagó por la cuestión jurídica de fondo.
Rodrigo Escobar conocía que se le contactaba para el trámite de una tutela por la que se había solicitado un dinero por el magistrado Pretelt…
Yo le pedí una cita para acordar el tema de Fidupetrol. Fue telefónicamente con él y ese día él fue plenamente conocedor del mensaje de Pretelt tal como lo expliqué anteriormente, lo cual no fue sorpresa para él ni se indignó. Entonces le dije que si había posibilidad de una rebaja y dijo que no, que eran los quinientos millones de pesos, él no se perturbo para nada.
Después me dice Caballero que habían acordado por cuatrocientos millones de pesos. Por esos días, yo me entero que esa tutela necesariamente tenía que ir a la Sala Plena por tratarse de una tutela contra la Corte Suprema de Justicia, yo llamo a Escobar y él no está en el país, el primer fin de semana por correo me dice que está en Washington y me proporciona el teléfono de donde lo puedo ubicar y me da una hora para ubicarlo, le digo que tiene errada su información porque la tutela no la decide una sala integrada por tres magistrados- González, Guerrero y Mendoza-, sino por la Sala Plena, él me confirma que no hay ningún problema.
¿Usted se volvió a poner en contacto con Rodrigo Escobar?
Sí, a mediados de 2013 voy a su oficina en Bogotá, me ofrece un dinero del pago que había recibido de los doscientos millones de pesos. Entonces yo le digo que no quiero nada de ese dinero porque recientemente me habían dado cien millones como anticipo y además también me sentía remunerado por la comisión de éxito que me venía. Además porque Escobar comenzó a liderar desde su contratación todo el trámite interno y el cabildeo ante los magistrados para hablar sobre este tema, salvo a Jorge Pretelt quien era el que mandaba razones a través de Fernando Mendoza.
Cuando yo le rechacé a Escobar el dinero, Escobar me dijo textualmente que bueno porque esa plata le será muy útil para sus primas navideñas y los aguinaldos de sus empleados y ahí dice, será entregarle esta platica por intermedio de Fernando Pretelt. Eran como treinta o cuarenta millones de pesos.
¿Qué actuación de carácter jurídico realizó Escobar Gil dentro del trámite de la tutela?
Que yo sepa, ninguno.
¿En qué consistió la labor del señor Escobar para asegurar el éxito de la tutela de Fidupetrol?
Entiendo que era su cabildeo social ante la Corte y sus amistades. El doctor Mauricio González me dijo que almorzó con los dos, con Pretelt y Escobar y, que en ese almuerzo, Pretelt no le había hecho mención a nada particularmente con Fidupetrol y que este señor Rodrigo le dijo que estaba vivamente interesado en los resultados de ese proceso.
¿Quién realizó la representación judicial de Fidupetrol después de la contratación del doctor Rodrigo Escobar Gil?
El escrito fue confeccionado por Alexei Julio Estrada y puesto en conocimiento a Rodrigo Escobar Gil y lo devolvieron sin mayores modificaciones por el señor Ramírez.
¿El señor Jorge Pretelt le realizó alguna referencia sobre el doctor Escobar Gil en razón de algún asunto diferente a la tutela de Fidupetrol?
En algún momento me comentó en su despacho del enojo que tenía con el doctor Escobar con el manejo de una tutela que tenía en relación con Soledad (Atlántico) para lo cual me pidió indagar la representación legal. También, en alguna oportunidad, me mencionó algo sobre la sociedad portuaria de Cartagena aludiéndome que estas dos personas estaban relacionadas, es decir Pretelt y Escobar.

JUSTICIAjusticia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA