El dosier de la DEA contra capo amnistiable de las Farc

El dosier de la DEA contra capo amnistiable de las Farc

Según agentes federales, Segundo Villota aun trafica desde la cárcel. Tutela frenó su extradición.

fg

Para la DEA es claro que el guerrillero sigue moviendo hilos del narcotráfico desde la cárcel La Picota, en donde está preso.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

30 de enero 2017 , 12:16 p.m.

Agentes antinarcóticos están seguros de que Segundo Alberto Villota, miembro de la guerrilla de las Farc, pagó para sobornar a un juez federal a fin de borrar los cargos por narcotráfico que pesan en su contra en la corte federal del distrito este de Texas.

Según información en poder de la DEA, el guerrillero le hizo llegar dos millones de dólares a un abogado en Austin para hacer la ‘vuelta’, pero, como era de esperarse, el trámite fracasó. Para recuperar la fallida e ilícita inversión se ordenó el secuestro de un empresario caleño, conocido con el alias de Michel, quien le sirve de enlace al guerrillero y que fue liberado hace algunos meses.

Para agentes de la DEA es claro que el guerrillero sigue moviendo hilos del narcotráfico desde la cárcel La Picota, en donde está preso. Además, están recabando información que lo vincula con la venta de narcofranquicias de esa guerrilla, que se están comercializando por unos 2.000 millones de pesos cada una, a través de dos abogados colombianos; una de ellas, defensora de un narcoparamilitar.

(También: Lo bueno, lo malo y lo feo de la ley de amnistía)

‘Es amnistiable’

Con parte de esa evidencia y otra más que involucra a Villota en el envío de cientos de toneladas de droga a Estados Unidos por el Pacífico en alianza con carteles mexicanos, Estados Unidos pidió su extradición, y Colombia la concedió. El 20 de noviembre, el presidente Juan Manuel Santos autorizó que fuera enviado a ese país para que responda por cargos federales de narcotráfico en cortes de Texas y Florida.

De hecho, su hermano Aldemar Villota está preso desde el 31 de agosto del 2013 por pertenecer a la estructura criminal del narcotraficante Fernaín Rodríguez Vásquez, detenido por esa misma época.

Ante su inminente envío, Villota pidió constancia de las condenas en su contra por rebelión y certificar que su nombre aparece en el censo nacional de presos políticos de las Farc.

Con esas dos armas jurídicas, presentó una acción de tutela y logró que la solicitud de Estados Unidos quedara congelada.

Villota anexó a la tutela la certificación de Iván Márquez y Mauricio Jaramillo, cabezas de la guerrilla, en la que consta que él es uno de los siete guerrilleros requeridos en extradición por Estados Unidos y candidatos a una amnistía dentro del proceso de paz pactado con el gobierno Santos.


¿Al Tribunal de Paz?
rtyhfgh

capo de las farc que puede ser amnistiado

Foto:

Además, desde 2015, la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la conexidad del delito de narcotráfico con el de rebelión. Sin embargo, la condicionó a que esa actividad ilegal haya sido cometida para financiar a las organizaciones insurgentes.

Ante ese acervo probatorio, el magistrado Jorge Eduardo Ferreira, de la sala civil del Tribunal de Bogotá, conceptuó que si se le extradita se estaría violando el acuerdo de La Habana. Por eso advirtió que se le estaba violando el debido proceso y suspendió los efectos de la extradición.

A pesar de la decisión judicial, los agentes federales siguen recaudando evidencia contra el guerrillero para demostrar que sigue traficando y que ya no es en beneficio de la organización ilegal. Una de las principales pistas es la fortuna del comerciante del Valle al que califican de ser su testaferro y mano derecha.

“El señor Villota es muy hábil. No lee bien ni escribe bien, pero es millonario, y eso lo vamos probar. También, que sigue enviando droga por el Pacífico. Se le salió de control a las Farc y también a las autoridades carcelarias”, aseguró una fuente federal en Texas.

Y agregó que así como se negó el perdón al guerrillero Ricardo Palmera, ‘Simón Trinidad’ –condenado a 60 años por el secuestro de tres estadounidenses–, se insistirá en el envío de Villota.

¿Qué dice el acuerdo?

El narcotráfico es un delito amnistiable

En el acuerdo de paz firmado en La Habana por los jefes negociadores de las Farc y el gobierno Santos es claro que el Estado queda facultado para otorgar la amnistía “más amplia posible” a los rebeldes que pertenezcan a esa organización, así como a aquellas personas que hayan sido acusadas o condenadas por delitos políticos o conexos (narcotráfico) mediante providencias proferidas por la justicia.

Este es el caso de Segundo Villota. Para otorgar esa amplia amnistía, el Congreso aprobó un articulado el 28 de diciembre del 2016, en tiempo récord. Ese fue el primer paso en la consolidación del acuerdo de paz con las Farc.

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA