Primer 'parapolítico' pide pista en el tribunal de paz

Primer 'parapolítico' pide pista en el tribunal de paz

Modificaciones de Uribe también le suenan. Buscan revocar sentencias y restablecer derechos.

fg

Álvaro García Romero está condenado a 40 años de cárcel por una masacre y sus nexos con el paramilitarismo.

Foto:

Fernando Ariza / ELTIEMPO

12 de octubre 2016 , 08:03 a.m.

El exsenador Álvaro García Romero lleva nueve años en el pabellón Ere Sur de la cárcel La Picota, y aún le faltan 31 para cumplir la condena que le impuso la Corte Suprema de Justicia.

El alto tribunal lo encontró culpable de homicidio, peculado y concierto para delinquir agravado, conductas relacionadas con sus nexos con el paramilitarismo, del cual se le acusa de ser su gestor y cerebro en Sucre.

Pero García, que saldría en libertad a los 96 años, asegura que es inocente. Por eso busca que su sentencia sea revisada y revocada.

De hecho, EL TIEMPO estableció que será el primer ‘parapolítico’ en acudir al Tribunal de Paz, habilitado en el acuerdo con las Farc. (Lea también: 10 años de un huracán llamado 'parapolítica')

Incluso, según su defensa, mantendría la misma decisión, incluso con las modificaciones planteadas por el senador del Centro Democrático Álvaro Uribe, en caso de que fueran acogidas.

El expresidente plantea crear en el seno de la propia Corte Suprema una sala transicional que actúe como doble instancia, incluso de manera retroactiva. Ambos escenarios le serían favorables a García, y el mismo camino están pensando en transitar otros ‘parapolíticos’, incluso algunos que ya están en libertad y buscarían el restablecimiento de sus derechos políticos e incluso millonaria indemnización, si tumban sus sentencias.

Ya han adelantado reuniones con abogados y exmagistrados de la Corte.

En efecto, la nueva jurisdicción de paz, tal y como está, contempla la creación de una sala de revisión de sentencias por delitos cometidos en razón del conflicto armado. Y en criterio de la defensa de García, la ‘parapolítica’ encaja perfecto dentro de ese concepto. Para ellos, esa jurisdicción se convertiría en la segunda instancia de la que los ‘parapolíticos’ estuvieron privados al ser juzgados únicamente por la Corte Suprema.

“Buscamos una revisión y revocatoria de la sentencia. No reducción de la pena”, dice la defensa de García, que ya agotó otros mecanismos, como la tutela. Para acceder a la revisión, echarán mano del argumento de que han aparecido nuevos hechos.

Y alega que Jairo Castillo Peralta, ‘Pitirri’, el principal testigo contra García, mintió, tal como lo han señalado fallos posteriores.

Por ejemplo, asegura que Octavio Otero, el contratista que, según ‘Pitirri’, desvió dineros para patrocinar a ‘paras’, siguiendo instrucciones de García, fue absuelto el 31 de julio del 2014 por el Tribunal de Distrito Superior de Sucre.

“Registra graves inconsistencias que diezman su credibilidad”, dice el fallo.

De hecho, ‘Pitirri’, testigo estrella de la ‘parapolítica’, está siendo acusado ante la Fiscalía dentro del grupo de falsos testigos.

La defensa de García Romero también afirma que el agente de la Policía que grabó la conversación en la que el entonces senador habla de manera cifrada de la preparación de la masacre de Macayepo declaró que no había encontrado nada irregular. Pero que el entonces comandante en Sucre, Rodolfo Palomino, la vinculó a la matanza paramilitar.

“Hubo una falsa interpretación de una grabación”, dice la defensa de García.

La Corte Suprema –que fue invitada a elegir a magistrados de la nueva jurisdicción de paz– ya le había manifestado al Gobierno sus reservas porque este tipo de sentencias fueran revisadas.

Ahora, con las modificaciones que propone Uribe, se habla incluso de favorecer la revisión de sentencias a excongresistas condenados en el proceso 8.000.

El prontuario de García

En una sentencia de 150 páginas, la Corte Suprema de Justicia argumentó por qué Álvaro García Romero recibió la más alta sentencia dentro de la ‘parapolítica’. Lo acusa de haber participado en la llamada reunión de la finca Las Canarias, de propiedad de Miguel Nule, génesis del paramilitarismo en Sucre.

También se documentaron reuniones en la finca El Palmar, centro de torturas de alias Cadena. A eso se une la grabación que vincula a García como determinador de la masacre de Macayepo, en la que un comando paramilitar asesinó a 15 campesinos. Además, probó que García se benefició electoralmente de su alianza con las Auc.

UNIDAD INVESTIGATIVA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA