Santrich invitó a la disidencia a una partida por la paz

Santrich invitó a la disidencia a una partida por la paz

Exguerrillero jugó con personas en condición de discapacidad y habló del 'jaque mate a la guerra´.

Jesús Santricht de las Farc juega ajedrez con discapacitados y habla de paz

Frente al promotor del tablero de ajedrez para invidentes, Jhonny Cruz Güiza, el exjefe guerrillero de las Farc Jesús Santrich analiza desde una partida el proceso de Paz.

Foto:

Abel Cárdenas/ EL TIEMPO

22 de agosto 2017 , 06:06 p.m.

Con una pintura de fondo, de casi dos metros cuadrados, en ella está la plaza de Bolívar, el Palacio de justicia, el libertador en su caballo y la bandera tricolor –para que no queden dudas de que es Colombia–. En el centro del cuadro un militar hace esfuerzo por mover un gigante caballo negro, una de las piezas del ajedrez.

En el costado derecho de la pintura la leyenda ‘Jaque mate a la guerra’. Con este escenario de fondo, frente a un tablero llamado ‘Braijedrez’ –diseñado para que jueguen personas ciegas– es que Jesús Santrich, uno de los exjefes del Bloque Central Caribe de las Farc– ha llamado a sus “hermanos militares” y personas en condición de discapacidad a enfrentarse en un juego por las ideas.

Con el tablero frente a él y las 16 piezas en su sitio, en una particular partida el jefe guerrillero habló con EL TIEMPO del proceso de Paz, del que hizo parte como negociador en La Habana (Cuba), y mostró “las piezas que ya se movieron y las que hay que sacrificar para al final se pueda gritar con fuerza ¡jaque mate a la guerra!’”. Santrich llamó a la disidencia a que se una a la partida en la que todos los colombianos serán ganadores.

¿Cómo se siente enfrentándose a un opositor en un escenario distinto al de las armas?

Apoyo esta iniciativa, a que las batallas sean solo en un tablero de ajedrez, un escenario en donde vamos a instalar semillas de reconciliación y de esperanza de una Colombia nueva, diferente; de una Colombia que le dé oportunidad a la gente pobre.

En todo juego siempre hay un ganador, un perdedor, o que la partida quede en tablas, medio punto a cada jugador…

En este campo todos debemos ser ganadores, sobre todo en beneficio de las mayorías nacionales, ese es el ajedrez que queremos jugar.

¿En la búsqueda de la paz faltan fichas por mover. A quién le toca el turno?

Sí, al Gobierno. Ya nosotros hicimos el movimiento que teníamos que hacer. Estamos temiendo a que el Gobierno haga un enroque. Es un mal ejemplo para el Eln y para los que no se acogieron al proceso, si queremos que los demás grupos se unan  a este propósito de paz deben haber buenos propósitos. El Gobierno en este momento está dando un mal ejemplo de incumplimiento, de renegociación, eso no disuade al Eln para que tome el camino de la paz. Con el Eln se habló de abrir dos mesas para un mismo proceso. El proceso continúa. Nuestra mesa está ahora aquí en Bogotá. Pero a esta mesa hemos llegado a una situación de renegociación, de inseguridad jurídica, de inseguridad personal, por el cerco que del paramilitarismo le tiene a muchas de nuestras zonas, el copamiento de las zonas de donde nos hemos retirado. También hay inseguridad socioeconómica, porque no tenemos todavía un pedazo de tierra en donde hacer nuestros proyectos de desarrollo económico y social.

¿No cree usted que el gobierno ha sacrificado más fichas de las que de pronto ha dado en sacrificio las Farc?

Para nada, por parte del Gobierno hay un problema de financiación enorme, porque no quiere sacrificar más del 0.6 por ciento del producto interno bruto. Entonces cuál es la paz que vamos a construir. Aquí la máxima avanzada en las fichas de esta partida está en la voluntad irrestricta de paz por parte de las Farc que el próximo 26 va a hacer su congreso para dar el salto a la vida política legal con un nuevo partido que tendrá los mismos principios, los mismos propósitos de justicia social.

¿Cuál el mensaje para los otros jugadores, los que no se sometieron al proceso (la disidencia), los que se quedaron por fuera de la partida?

Yo respeto las posiciones políticas e ideológicas del otro, en eso consiste la otredad, la dirección política de las Farc trazó una estrategia limpia de juego y pienso que todos debemos seguir ese camino. A ellos los invito a que sigan ese camino.

¿En el ajedrez no se deben dejar fichas sin mover, faltó mover algunas por parte de ustedes para con la disidencia?

Pienso que nos faltó pedagogía, que nos faltó aproximación porque no hubo condiciones para ello. Creo que aún existen otros escenarios de reencuentro, no solo con ellos, que fueron compañeros de muchos años de lucha y que sé que en sus corazones anida el sueño de una Colombia en paz. Ese mismo camino hay que abrirlo para que se una el Eln.

¿Cómo quiere Santrich que lo recuerden los colombianos en un futuro, como el jugador que aferró las armas o como el artista que es ahora?

Quiero que en el futuro me recuerden como el hombre que emprendió una lucha por su pueblo y eso se hace en diferentes escenarios, el que nos imponga el bloque de poder dominante. Yo no he renunciado al derecho de la rebelión armada, nunca. Estamos haciendo un camino de entendimiento. Así las Farc clausuren una etapa de guerra impuesta por el régimen nosotros no tenemos el poder de clausurarle ese derecho a los pueblos; ese es un derecho sagrado.

¿Su casa es ahora una galería, como piensa meter el arte en esta partida por la paz?

Esta casa y la casa donde estemos más adelante tiene que convertirse en eso en un jardín de cultura, o mejor el campo de batalla en donde no caigan bombas y balas, que la única batalla sea el de las ideas, como en el ajedrez y de expresiones culturales, en el arte. Si la cultura no está en el cimiento en la base de la edificación de la paz sencillamente esa idea de reconciliación que tenemos no va a ser nunca posible.

Un invidente le enseña a Santrich las grandes jugadas

El promotor del tablero para invidentes Jhonny Cruz Güisa, quien le regaló uno de ellos a Jesús Santrich, también le dedicará tiempo para que el exjefe guerrillero aprenda a hacer grandes jugadas,  como los campeones en condición de discapacidad.

“Tengo frente a mí a una persona que los colombianos conocimos como un subversivo de las Farc y me encuentro hoy con un ser humano a quien le estoy enseñando jugar ajedrez”, dijo Cruz Güiza.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA