Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

En masacre terminó cumbre de la mafia en Envigado

Por: |

En masacre terminó cumbre de la mafia

En esta lujosa finca de Envigado terminó la vida de tres capos.

La matanza fue entre capos emergentes y jefes de la 'Oficina de Envigado'.

Una bacanal de fin de año en la que se definía el futuro de la temida ‘Oficina de Envigado’ terminó en la masacre de nueve personas, entre ellas tres poderosos mafiosos que estaban en la puja por el poder de este grupo criminal. (Lea: Sicarios de 'La Oficina' estarían entre muertos de masacre de Envigado).

La noche del 30 de diciembre, a la lujosa finca en Arenales, zona rural de Envigado, llegaron 16 personas. Uno de ellos era Jorge Mario Pérez Marín, alias ‘Morro’. Este hombre, uno de los sicarios más temidos de Medellín, era uno de los capos que estaban pujando por el mando de este grupo criminal, tras la captura de sus jefes ‘Valenciano’ y ‘Sebastián’ el año pasado.

Las autoridades le seguían la pista, porque era el jefe de una escuela de sicarios en Medellín. Se había desmovilizado del bloque ‘Cacique Nutibara’ en el 2003 y fue uno de los hombres de confianza de ‘Don Berna’. También fue el hombre que por orden directa del ‘Loco’ Barrera asesinó en Buenos Aires (Argentina) a Héctor Edilson Duque, alias ‘Monoteto’, primo de ‘Macaco’.

En la celebración de esta cumbre –a la que también asistieron cuatro muchachas de entre 20 y 25 años, al parecer invitadas del dueño de la finca, alias ‘Alejandro’– fueron asesinados Hugo Fernando Urán Mesa, alias ‘Panadero’; y Carlos Andrés González, alias ‘Mosco’, antiguos miembros de la temida banda ‘La Terraza’.

Los cuerpos de las mujeres yacían tendidos en una misma habitación, mientras que los de los hombres estaban en los dos niveles de la casa: cuatro murieron sentados en sofás y uno más cuando intentaba huir por una ventana cercana a la cocina.

Entre las víctimas identificadas está Carolina Arango, quien habría sido invitada por el dueño de la finca, y buscó a otras tres compañeras para asistir a la celebración. Según las autoridades, la joven le pidió permiso a su madre para irse con sus amigas.

‘Se mataron entre socios’

Pocas horas después de descubrir el crimen, las autoridades sacaron la primera hipótesis: ningún comando armado ingresó a la casa-finca para perpetrar el ataque. El asesinato fue cometido por los otros invitados, quienes emprendieron la huida por una cerca arriba de la finca. (Lea Policía atribuye masacre en Envigado a guerra de bandas).

“Se mataron entre socios, no hay indicios de tiroteos. Varios de ellos murieron acostados y eso presume que se tenían confianza con los asesinos”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana, general Yesid Vásquez, quien confirmó que para el múltiple crimen se utilizaron armas con silenciador.

Por ahora, las autoridades les siguen la pista a tres exsocios de los muertos que huyeron del lugar y que serían los responsables del crimen. Se trata de ‘Freddy Colas’, el hombre de más confianza de ‘Sebastián’; y de ‘Pichi’ y ‘Barny’, sicarios de la ‘Oficina’ (ver Detrás de crimen estarían socios de ‘Sebastián’).

En medio del jolgorio y la parranda, en la que hubo trago, gran cantidad de comida y pólvora, la esposa de Juan Carlos Chica, el mayordomo, decidió irse a dormir.

Cuando ella salió de su cuarto, a las 7 de la mañana del 31 de diciembre, se tropezó con el cadáver de su esposo, de 30 años, y pidió el auxilio de un taxista que había quedado en recogerlos, a ella y a su marido.

Su versión está siendo investigada por las autoridades. Ella asegura que antes de dormirse escuchó sonidos extraños, “como quebrazones, disparos y susurros”. Dijo que pensó en ir a averiguar, pero que sospechó que algo muy malo había sucedido y prefirió esconderse bajo llave en la casa de empleados, unos metros arriba de la piscina.

La reunión de capos que terminó en matanza –dijo el general Vásquez– indica que los capos emergentes están negociando el reemplazo de más de cinco grandes jefes capturados. “Nadie quiere ser subalterno de nadie”, afirmó.

La Policía activó un plan especial para prevenir otros hechos de sangre en medio de la nueva vendetta de la mafia.

La masacre de Envigado es una de las peores cometidas en los últimos meses en el país.

Detrás de crimen estarían socios de ‘Sebastián’

Las autoridades les siguen la pista a tres mandos de la Oficina –‘Freddy Colas’, ‘Pichi’ y ‘Barny’–, quienes estaban como invitados en la fiesta y huyeron. Alias ‘Freddy Colas’ es el principal hombre de confianza de ‘Sebastián’, jefe de la Oficina capturado en agosto. Era el responsable de la seguridad del capo y coordinaba varios de sus negocios ilegales.

También huyeron del lugar alias ‘Pichi’, desmovilizado del frente Héroes de Granada de las Auc, y ‘Barny’. Ambos eran fichas de alias ‘Douglas’, capturado jefe de la ‘Oficina’.

MEDELLÍN

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.