Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Noticias de tu interés

La vida secreta de Raúl Gasca, un cirquero de 31 años

Por: TATIANA RODRÍGUEZ / Diario MÍO | 4:01 p.m. | 10 de Diciembre del 2010

Esta es la cama donde duerme Raúl Gasca

Esta es la cama donde duerme Raúl Gasca.

Foto: Archivo Particular

El domador le abrió las puertas de su casa rodante a MÍO para mostrar su vida fuera del espectáculo.

"Siempre quise ser como mi papá, yo veía que él era el centro de atención en el show y soñaba con crecer y hacer lo mismo", dice Raúl Gasca, el mexicano que desde que tiene uso de razón, recuerda estar entre elefantes, tigres y payasos.

El boyante cirquero le abrió las puertas de su confortable casa a 'Diario MÍO'. Esa en la que escoltado por dos enormes perros: un fila brasilero y un Puli Húngaro, pasa su vida al lado del resto de su familia, todos cirqueros, y de su actual novia, la actriz Diana Mendoza.

El lugar tiene aproximadamente 50 metros cuadrados. Está dotado de todo lo que requiere una persona para su comodidad. Tiene su habitación con cama doble, su baño completo, sala, comedor de cuatro puestos y cocina, aunque él mismo dice que nunca la usa.

Sobre el bochornoso episodio que enfrentó hace cuatro años, cuando en un programa de televisión lo acusaron de maltratar a los animales, dijo que todo había sido rectificado en el mismo programa y que se debió a "un engaño que le hicieron al periodista". Y cómo no creerle, su amor por los animales salta a la vista en su show y hasta en su propio tráiler. Es de los que convive, por lo menos con los tigres, hasta cuando cumplen seis meses.

A los ocho años quedó huérfano de madre y perdió también a una de sus hermanas que tenía cuatro años. Sucedió en un accidente aéreo en Colombia. "Mi padre quedó muy mal y decidió mandarnos a mis hermanas y a mí a vivir con mis abuelos en México para que fuéramos a la escuela como cualquier otro niño. Estuve viviendo con ellos durante dos años, pero cuando cumplí 10 le pedí a mi papá que me llevara de regreso al circo porque lo extrañaba mucho. Ese ha sido el único momento en mi vida en que he estado lejos de este mundo circense".

Su experiencia como domador comenzó a los 14 años, cuando en un espectáculo tuvo que enfrentarse a la fuerza a un animal que acababa de morder al compañero que ese día hacía el show. "Yo había estado practicando, pero no tenía experiencia, y a partir de ese momento quedé a cargo de ese número", dice.

También recuerda su primera acrobacia: Fue a los seis años en Argentina "me sacaron un artículo sobre el niño más pequeño que hacía el globo de la muerte, que consiste en manejar la moto dentro del globo a altas velocidades, con otros acróbatas".

Y si bien este hombre lleva una vida normal fuera del circo, no se le pasa por su mente vivir lejos de él.

TATIANA RODRÍGUEZ
Diario MÍO
tataco@diariomio.com

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.