Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

'Este es mi cuerpo y se respeta', gritaron mujeres en marcha nacional

Por: MILENA SARRALDE DUQUE | 7:58 p.m. | 25 de Febrero del 2012

Nueve ciudades de Colombia se unieron a la 'Marcha de las Putas' para exigir respeto.

Con su cabello liso y vestida con un traje de muñeca, Mar Candela se paró a la 1:30 de la tarde al pie de la Torre Colpatria en Bogotá. Rodeada de manifestantes y curiosos,  alzó su voz desgastada para explicar las razones de esta concentración:

"Las mujeres sufrimos que se nos llame putas por vivir nuestra sexualidad con libertad. Cuando somos víctimas de violencia  hay quienes se atreven a decir que nos lo buscamos. Las mujeres somos víctimas del acoso en los buses, en las calles, en los espacios públicos. Esta sociedad necesita entender que cuando una mujer dice no, es no", gritó Mar Candela quien fue una de las organizadoras de la primera Marcha de las Putas en el país.

Con su testimonio se dio inicio en Colombia a esta manifestación que nació en Canadá a comienzos del 2011 cuando se desató la indignación por el comentario de un policía que afirmó que las mujeres tenían que dejar de vestirse como "putas" para evitar ser abusadas.

Ante este antecedente, la manifestación mundial pretende cambiar la connotación de la palabra "puta" que culturalmente es usada como un insulto. Su consigna es que cualquier persona, independientemente de como se vista, de su identidad sexual o de su oficio, sea prostituta o ejecutiva, se vista con gabanes o con faldas cortas, debe ser respetada. 

Bajo este propósito, tanto mujeres como hombres, comunidad LGTB, trabajadoras sexuales, intelectuales, universitarios y representantes de la iglesia católica marcharon entre pancartas, pitos y frases de protesta para transmitir entre los capitalinos este mensaje de rechazo al abuso.

"Me parece muy bien que las mujeres se manifiesten y que sean la voz de quienes hemos sido maltratadas", contó *Luz mientras vendía un par de chocolates en su carrito de dulces. Unas cuadras más adelante un vendedor de corbatas señalaba a un grupo de 10 mujeres que caminaban con sus senos descubiertos y llenos de pintura. "Pero qué respeto pueden generar si van desnudas", cuestionó.

Precisamente este tipo de señalamientos es el que las mujeres pretenden cambiar con esta manifestación. "Hoy vine desnuda porque tiene que quedar claro que solo yo soy dueña de mi cuerpo y que aún con mis pechos descubiertos, únicamente yo decido quién me toca", recalcó Lorena Pineda. 

Este pensamiento fue compartido por los hombres que asistieron a la manifestación. Sin camisetas y con los labios pintados de rojo, se unieron a la propuesta para exigir respeto. "La única forma posible de lograr la equidad de género es con la vinculación de hombres a estas propuestas. También es maravilloso que mujeres del común, amas de casa o profesionales se estén apersonando por esta lucha que anteriormente solo era manejada por organizaciones", contó Douglas López mientras sostenía en sus manos una cartelera.

Casi a las cuatro de la tarde, ante un cielo gris y nublado,  la marcha fue recibida con aplausos en la Plaza de Bolívar. Desde la tarima los organizadores les agradecieron a los asistentes y se comprometieron a seguir trabajando para fomentar la cultura de la denuncia en un país en donde por temor o vergüenza, las mujeres prefieren quedarse calladas. El reto es grande, teniendo en cuenta que las cifras demuestran que la violencia contra la mujer es una práctica cotidiana en el país. Cada seis horas una mujer colombiana es víctima de abuso por causa del conflicto armado y en promedio 245 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia todos los días. 

Para combatir este flagelo, Mar Candela reiteró que esta concentración demostró el compromiso de todos los sectores de la comunidad. "Lo vamos a lograr. Vamos a invitar a que ninguna mujer vuelva a ser violentada bajo el silencio cómplice de la sociedad", dijo.

Para cumplir con este objetivo, desde la Mesa Nacional de la Marcha de las Putas se buscará crear una base de datos en donde se consolide información de denuncias y los datos de quienes abusaron de las mujeres.

Después de más de tres horas de exclamaciones, consignas feministas, de llamar la atención de turistas, capitalinos y comerciantes, la manifestación llegó a su final. Antes de que se terminara la jornada y de que desmontaran la amplificación del sonido, Darly subió junto con sus compañeras hasta la tarima. "Yo soy una trabajadora sexual, una de esas que señalan en la calle", contó. Exigiéndole al gobierno y a la sociedad que les reconozcan sus derechos tomó la vocería y habló fuerte ante los asistentes.

"Queremos que se nos respete. Trabajamos con nuestro cuerpo, así como lo hacen todos. El zapatero usa sus manos para hacer zapatos, el futbolista sus pies para meter los goles. Y así, como lo que soy, una prostituta, nadie tiene derecho a señalarme ni a violentarme", exclamó.

La marcha en cifras 

-Esta iniciativa se ha replicado en 30 países del mundo como Estados Unidos, México, Australia, India, Reino Unido y hoy se celebró por primera vez en Colombia.

-La marcha colombiana tuvo ocho meses de preparación y convocatoria. 

-Siete ciudades del país como Bucaramanga, Barranquilla, Manizales, Medellín, Pereira, San Andrés y Bogotá se unieron a la manifestación.

-700 personas marcharon en Bogotá.

Milena Sarralde Duque
Dinamizadora Redes Sociales
EL TIEMPO

Herramientas

Recursos relacionados

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.