Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

El camino a la hotelería sostenible

Sábado 25 de febrero de 2017
Viajar

El camino a la hotelería sostenible

Ahorro de energía y agua, algunas de las prácticas de esta tendencia.

Por:  ESTILO DE VIDA | 

El Cantil, en Nuquí, tiene planes de utilización de agua y además protege a las especies.

Foto: Cortesía Hotel El Cantil

El Cantil, en Nuquí, tiene planes de utilización de agua y además protege a las especies.

0

compartidos

Entrar en la habitación de un hotel e insertar la tarjeta llave en la caja electrónica ubicada junto a la puerta para encender las luces no solo es un avance tecnológico. La razón es ahorrar energía.

En Europa, detrás de algo tan simple, hay una estrategia ambiciosa que apunta al turismo sostenible. Su objetivo es reducir los gases del efecto invernadero, que causan el cambio climático, y para ello la Unión Europea creó el programa Hoteles de Consumo Casi Nulo (neZEH), cofinanciado por el Intelligent Energy Europe.

La iniciativa se centra en pilotos (entre 10 y 14) en siete países de Europa con el fin de demostrar la viabilidad de los proyectos neZEH en el sector hotelero. También, en compartir y masificar esta experiencia con la elaboración de guías e información técnica. Así mismo, dispuso de una herramienta en línea para que los hoteleros evalúen su consumo de energía e identifiquen soluciones de eficiencia.

Pero la cruzada por el ahorro de energía va más allá de las luces. Involucra sistemas de calefacción, pasa por alternativas de generación como viento y sol, y llega hasta algo tan simple como desconectar cargadores y dispositivos electrónicos dentro de las habitaciones.

En Colombia hasta ahora se están recogiendo experiencias para empezar a aplicarlas. Un caso de resaltar es de El Cantil, en Nuquí (Chocó). Este hotel, tipo ‘ecolodge’, está certificado por sus prácticas de ecoturismo. Sus clientes son, la gran mayoría, extranjeros. “La gente busca y valora mucho las buenas prácticas porque siente que están ayudando”, dice Guillermo Gómez, mánager de El Cantil. Señala que la hotelería sostenible está fundamentada en la reducción del impacto ambiental y la mejora de las condiciones de la comunidad. “Reducción del consumo agua, de energía, de químicos que dañan el ambiente”. (Lea también: 'Se vienen dando pasos importantes': Gonzalo Castaño Gil)

Cortesía Hotel El Cantil

Para Gómez, en el país “estamos rezagados pero hay buena intención. Estamos inmersos en una altísima oferta de hoteles pero muchos sin licencias, y exigirles ahora un certificado es algo complejo. Fallamos en que nos quedamos en las ganas”.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en el país hay cerca de 80 lugares de alojamiento sostenible certificados. Una práctica voluntaria.

Cortesía Hotel El Cantil

La dinámica en la ciudad es distinta, aunque apunta a lo mismo. La Cadena Hoteles Dann cuenta con certificación en tres de sus hoteles. “Ahorro de agua y educar a nuestros huéspedes para que haya reutilización de lencería son algunas de nuestras prácticas”, dice Liliana Pachón, jefe nacional de Calidad y Servicio al Cliente de la Cadena Dann.

El reto ahora es convencer al sector hotelero para, con este modelo, llegar a un servicio sobresaliente.

ESTILO DE VIDA

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

'Se vienen dando pasos importantes': Gonzalo Castaño Gil

Siguiente

Una travesía en grande por Australia

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad