Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Así es el síndrome de Guillain-Barré, el otro mal causado por el zika

Domingo 11 de diciembre de 2016
Salud

Así es el síndrome de Guillain-Barré, el otro mal causado por el zika

Esta enfermedad se caracteriza por una parálisis progresiva generada por el daño de algunos nervios.

Por:  Carlos F. Fernández | 

En Barranquilla realizaron ayer jornadas de prevención del sika entre mujeres en embarazo, en el barrio El Bosque.

Foto: Carlos Capella / EL TIEMPO

En Barranquilla realizaron ayer jornadas de prevención del sika entre mujeres en embarazo, en el barrio El Bosque.

0

compartidos

Aunque a fines de año se había anunciado que entre las potenciales complicaciones que dejaría el zika había alteraciones neurológicas, estas se hicieron más evidentes tras los anuncios hechos esta semana por autoridades de salud, que establecen una posible relación causal entre la infección con el virus y al menos una docena de casos del síndrome de Guillain-Barré en Colombia.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, los afectados son adultos que viven en zonas donde el virus se encuentra en expansión.

Esta enfermedad se caracteriza por una parálisis progresiva generada por daño de los nervios que transmiten principalmente el movimiento. Los primeros síntomas incluyen distintos grados de debilidad y sensaciones de cosquilleo, sobre todo en las piernas, que pueden aumentar en intensidad hasta que los músculos dejan de funcionar. Con un agravante: el compromiso puede involucrar los músculos de los brazos, la deglución y la respiración.

El neurólogo Gustavo Castro explica que el sistema inmunológico del cuerpo ataca la cobertura de mielina, una proteína que envuelve algunos nervios, causando un daño que puede ser reversible en diferente medida.

Según Castro, esta mielina se encarga de acelerar la transmisión de los impulsos nerviosos y en el caso del movimiento de garantizar esta función. En ese orden de ideas, los músculos no reciben las órdenes correspondientes, haciendo que queden paralizados.

Aunque no se sabe cómo actúa exactamente el zika en la génesis de esta enfermedad, se presume que trabaja de la misma manera que otros virus, como el del Epstein Barr. Al parecer éstos llevan al sistema inmunológico a equivocarse y a atacar al mismo cuerpo, como si fuera un elemento extraño.

El diagnóstico de este mal es esencialmente clínico, y para confirmarlo se requieren exámenes de alto nivel que analizan las proteínas del líquido cefalorraquídeo, además de estudios neurofuncionales que determinan el daño a nivel nervioso.

Fernando Ruiz, viceministro de Salud, dijo que es latente la probabilidad de que surjan más casos debido al zika, al punto que el número de los afectados por el síndrome puede llegar a duplicar las tasas normales de la enfermedad. Cada año esta enfermedad deja entre uno y dos casos al año por cada cien mil habitantes.

Valga decir que esta condición, señala Ruiz, requiere intervención en hospitales de alto nivel, que incluyan unidades de cuidados intensivos y un equipo interdisciplinario de profesionales encabezados por neurólogos.

Este mal puede afectar a cualquier persona, pero no quiere decir que todos los infectados con zika acaben desarrollándola.

El Ministerio insiste en la necesidad de que la gente esté atenta a la presencia de síntomas de la enfermedad y dio instrucciones para que estos pacientes sean atendidos de manera prioritaria y remitidos a las instituciones con capacidad para atenderlos.

El mal de Diomedes

Vale recordar que uno de los casos más conocidos de este síndrome en el país es el del fallecido cantautor vallenato Diomedes Díaz, quien fue diagnosticado con la enfermedad en 1998, luego de sentir adormecimiento en el cuerpo y perder la movilidad.

Luego de ser condenado por la muerte de Doris Adriana Niño, el cantante había recibido el beneficio de casa por cárcel, a causa de esta enfermedad que llegó a causarle cuadriplejia.

De acuerdo con un artículo de EL TIEMPO de la época, después de que se recuperó parcialmente, la jueza a cargo de su caso ordenó, en agosto del 2000, su retorno a prisión. No obstante el cantante huyó durante varios meses, al cabo de los cuales se entregó a la justicia.

Carlos F. Fernández
Asesor médico de EL TIEMPO

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Desarrollan nuevo método para detectar el cáncer de seno

Siguiente

El otro efecto perverso que trae el virus del Zika

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad