Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La era del 'yo cuantificado' / Opinión

Domingo 26 de febrero de 2017
Salud

La era del 'yo cuantificado' / Opinión

¿Cómo será el futuro del cuidado de la salud?

0

compartidos

A Raymond Kurzweil no muchos lo conocen, al menos en el medio de la medicina. Se trata de un ingeniero del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reconocido no solo por las invenciones que produjo muy temprano en su vida, sino también por sus pensamientos y predicciones.

Además de haber tratado el tema de las máquinas inteligentes y las máquinas espirituales, Kurzweil ha abordado la teoría de la singularidad, con la cual intenta demostrar que el crecimiento de la tecnología es exponencial y que para el 2045 llegaremos a un estado denominado de ‘trascendencia’, en el que los computadores excederían la inteligencia humana. Si no fuera porque Kurzweil fue contratado hace dos años por Google, muchos lo tildarían de loco, y ustedes dejarían de leer esto. Ahora, él debe desarrollar un buscador inteligente que nos entienda, probando así su teoría. Además, cuenta con un particular interés en la salud; de hecho, cree que los avances tecnológicos radicales harán que durante este siglo se encuentre la cura de cualquier enfermedad; también, poder revertir el proceso de envejecimiento.

Los entusiastas de la tecnología ven con mucho sentido esto y anticipan un mundo lleno de gadgets para la salud, como las gafas de Google y los wearables, que nos permitirán seguir parámetros como nuestros patrones de sueño, los estados de ánimo, así como la frecuencia cardiaca (el quantified self o yo autocuantificado), lo cual hará casi innecesaria la intervención del médico. Los temerosos hacen advertencias sobre la deshumanización de la medicina, mediada por la tecnología: pantallas que impiden ver a los médicos, historias clínicas que retardan la atención e impiden el contacto, exceso de información no pertinente que distrae de lo esencial, del toque humano.

¿Cómo será el futuro del cuidado de la salud? Intentaré en esta columna seguir analizando y reflexionando, desde una perspectiva humanista, sobre cómo integrar los avances de la ciencia al ejercicio de la medicina, y cómo la tecnología seguiría colaborando, sin perder en el horizonte esa necesidad humana de ser comprendido y apoyado durante una enfermedad.

CARLO VINICIO CABALLERO
MD, profesor asociado de medicina, U. del Norte (Barranquilla)

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Siguiente

De 7 a 13 minutos es un polvo ideal / Sexo con Esther

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad