Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

El español, el segundo idioma más influyente

Sábado 30 de julio de 2016
Educación

El español, el segundo idioma más influyente

Solo el inglés lo supera al medir su potencia e impacto en términos culturales y económicos.

Por:  DIEGO ALARCÓN | 

El ascenso del español al segundo puesto en el conteo de lenguas más importantes obedece a condiciones definidas con las que no cuentan otros idiomas.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

El ascenso del español al segundo puesto en el conteo de lenguas más importantes obedece a condiciones definidas con las que no cuentan otros idiomas.

89

compartidos

En el mundo hay 559 millones de personas que tienen contacto con el español cotidianamente. De ellas, casi 470 millones corresponden a la sumatoria total de las poblaciones de los países para los que el idioma es la lengua materna, y el resto de usuarios que redondean la cifra se reparten entre quienes la dominan, incluso parcialmente, y quienes están aprendiéndola (21 millones). Aunque suene extraño en un contexto dominado por la cultura anglosajona, hoy hay más personas que hablan español como lengua nativa que quienes hablan inglés.

Esos 559 millones son un número grande, lo suficientemente significativo para hacer de la lengua un peso pesado de la cultura y la economía: la tercera con más usuarios en el planeta, la tercera con más número de páginas en internet (680 millones) y un motor capaz de aportarle 4,4 billones de dólares a la economía global, pues cerca del 9,2 por ciento del PIB del mundial se produce en español.

Todos estos números y características los recoge el Instituto Cervantes en su anuario El español en el mundo 2015, cuya presentación, esta semana, en España, coincidió con la conmemoración del cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote. Una conclusión que sale de sus datos dice que, en términos de influencia internacional, el idioma es solo menos importante que el inglés. Sí: el español tiene más alcance mundial que el chino y el árabe, y goza de una ventaja considerable frente a otros como el francés, el alemán y el italiano.

Idioma en crecimiento

La influencia de un idioma está determinada por el número de personas que habitan los países en los que es oficial, su participación en el comercio internacional, la generación de productos culturales y científicos (desde películas, libros, sitios en internet, etc.) y la cantidad de personas que lo estudian. Cada lengua tiene sus fuertes y sus debilidades: un ejemplo es el caso del chino mandarín, que está entre el top tres de importancia gracias a que solo en China es empleado por más de 1.000 millones de personas y su número de usuarios no nativos es marginal.

Las estimaciones dicen que el inglés cuenta con entre 1.200 y 1.500 millones de usuarios en el mundo, aunque los nativos anglófonos sean unos 385 millones. La diferencia del español con estos 2 idiomas –que, de acuerdo con los datos recopilados por el Instituto Cervantes, son sus principales ‘contendores’– es que su crecimiento se ha dado a un ritmo más acelerado durante las últimas dos décadas. Uno de los instrumentos de medición del Instituto para evidenciar estas realidades fue la penetración que ha tenido el idioma en internet, que por abarcar la totalidad del mundo resulta un buen medidor comparativo.

El inglés y el chino lideran también la lista de los idiomas usados en internet. Entre los 2.802 millones de usuarios con los que, se estima, cuenta la red, el 27,6 por ciento y el 22,1 por ciento se comunican en dichos idiomas, respectivamente. El tercero en la lista es el español, con el 7,9 por ciento; sin embargo, su crecimiento sobrepasa al del inglés por mucho, 1.123 por ciento contra 469 por ciento, aunque en este campo de batalla sea el chino el vencedor de los tres, con un 1.910 por ciento. David Fernández Vítores, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y autor del informe que recoge los últimos datos sobre el español, atribuye estos casos a la inclusión masiva de nuevos usuarios en internet, que en el caso de Iberoamérica y el Caribe fue del 1.311 por ciento entre el 2000 y el 2012.

La situación es similar si la ‘competencia’ idiomática se mira desde el lente de las redes sociales, donde el español ocupa un indiscutible segundo lugar detrás del inglés, pero avanza a un paso mayor. En Facebook, por ejemplo, hay unos 150 millones de usuarios de habla hispana, al tiempo que más de 360 millones de usuarios angloparlantes. No obstante, desde el 2010 la lengua que inmortalizó a Cervantes viene creciendo a un ritmo cercano al 133 por ciento, mientras que la inglesa lo hace a una tasa del 69 por ciento, que “comienza a mostrar síntomas de estancamiento”, según lo escrito por Fernández Vítores.

La historia es similar en Twitter, donde es también superado solo por el inglés en número de usuarios. En el caso de estas dos redes principales, el uso y número de usuarios chinos están muy lejos de los puestos de liderazgo, en buena medida debido a las limitantes impuestas por el Gobierno de China.

A dónde va el idioma

Entre los países hispanohablantes, Colombia ocupa el segundo lugar en número de usuarios nativos, con casi 48 millones (alrededor de un millón menos que España), detrás de México, con 121 millones. Lo llamativo de estos conteos es que Estados Unidos no está muy lejos de estos registros, con 41,3 millones de hispanoparlantes que viven dentro de sus fronteras. De hecho, las proyecciones de la propia Oficina del Censo del país norteamericano apuntan que para el 2050 su población latina será el mayor grupo en el uso de la lengua española, con un aproximado de 133 millones de personas. Para entonces, un 10 por ciento de la población global hablará español: 3,3 por ciento de la medición actual.

Varias de las fuentes citadas en el informe resaltan que el ascenso del español al segundo puesto en el conteo de lenguas más importantes obedece a condiciones definidas con las que no cuentan otros idiomas: la gran mayoría de los países hispanohablantes comparten territorios contiguos y ubicaciones geográficas competitivas; es considerada una lengua en expansión por el reciente crecimiento de un buen número de sus economías y socialmente, de cara al mundo, el español es reconocido como el camino común de una cultura internacional.

“El español difícilmente podrá alcanzar o superar al inglés por su carácter universal, pero sí cuenta con una gran ventaja comercial: es un mercado gigantesco y la cercanía de las fronteras entre sus países ha sido una enorme oportunidad para la construcción de nuevos mercados, puentes de cooperación y la construcción cultural común. Hay que decir, a pesar de ello, que la influencia de Estados Unidos ha sido determinante a la hora de buscar oportunidades. Ahora, conocer el enorme peso de la lengua en el escenario global es un buen insumo para el fortalecimiento de uniones comerciales como el Mercosur y la Alianza Pacífico”, opina José Manuel Restrepo, economista y rector de la Universidad del Rosario.

El director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se declaró muy complacido por el enfoque “detalladísimo” del anuario y por el vigor que el español mantiene en el planeta. Pese a esto, llamó la atención sin ambages sobre el “estado de empobrecimiento progresivo” en que se encuentra la calidad de la lengua, que a su juicio “deriva de una mala y escasa lectura y una deficiente educación en el conocimiento del idioma”. Pero ese es otro debate.

DIEGO ALARCÓN
Redacción Domingo

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad