Darwin Atapuma, de gregario a líder de la Vuelta

Darwin Atapuma, de gregario a líder de la Vuelta

El nariñense cumple un sueño en la ronda ibérica. Ha superado adversidades y hoy brilla.

fg

Darwin Atapuma, ciclista colombiano.

Foto:

AFP

23 de agosto 2016 , 09:26 p.m.

La vida se ha encargado de retribuir el espíritu de lucha y combatividad a Darwin Atapuma. El ciclista nariñense, que en los recientes años ha sufrido la fractura de fémur, un asalto y el fallecimiento de su mamá, este martes encontró recompensa al asumir, inesperadamente, el liderato de la Vuelta a España.

La cuarta jornada de la carrera ibérica no se presentaba como definitiva. Sin embargo, una larga fuga de un pelotón de 20 pedalistas, dentro de los cuales estaba Atapuma, y el recorrido quebrado permitieron crear diferencias importantes que le significaron al colombiano liderar por primera vez en su carrera deportiva una vuelta de tres semanas.

El objetivo, según Atapuma, “era buscar una victoria de etapa, pero estoy feliz de conseguir el liderato que es un sueño hecho realidad”. “No sabía que podía conseguirlo, porque lo que yo buscaba con el último ataque era ganar la etapa. Lilian Calmejane ha ido fuerte, era imposible neutralizarlo. En los últimos 2 kilómetros me dijo el director que si seguía así podría conseguir la camiseta. Es un sueño”, afirmó.

Esta es la segunda participación de Darwin Atapuma en la Vuelta a España. Y ha dejado atrás los infortunios que ha padecido en los últimos dos años. En pleno Tour de Francia del 2014, el ‘Puma’, como se le conoce, tuvo una caída y fue operado de una fractura del fémur izquierdo.

En enero del 2015, Darwin se encontraba entrenando por las carreteras de Nariño, cuando fue asaltado. Según las versiones, el pedalista de 28 años se enfrentó a los ladrones, no les quiso entregar la bicicleta y uno de ellos lo hirió con un cuchillo en la mano y la muñeca izquierda.

“Fue un momento estresante. Tuve suerte de que la Policía atrapara a los dos ladrones”, le dijo Atapuma al médico del equipo BMC, Max Testa.

Ese mismo año, pero un 9 de mayo, cuando estaba por arrancar el Giro de Italia, Atapuma llegó a la salida de la primera etapa de la competencia italiana en medio de las lágrimas, pues unas horas antes le habían comunicado la noticia del fallecimiento de su señora madre.

Sin embargo, este nariñense ha tenido un tesón más fuerte y hoy en día sus pedalazos han dado un salto de calidad que lo han ubicado con gran nombre dentro del pelotón internacional, y ayer aprovechó esa valentía y experiencia para vestirse con la camiseta roja de líder.

Cuando faltaban 10 kilómetros para el final de la etapa, las esperanzas de tener al séptimo colombiano vestido de líder de la Vuelta eran cada vez mayores. El ciclista nacional marcaba a quienes intentaban irse en solitario y se ponía en punta de carrera para mantener las diferencias con el grupo en el que iba el entonces líder, Rubén Fernández, Nairo Quintana, Chris Froome, Esteban Chaves y Alberto Contador.

En la última parte del recorrido fue Calmejane el que saltó sin mirar atrás para ir a buscar la victoria de etapa. Y así fue. Con el beneplácito de Atapuma, el francés sacó la diferencia necesaria para mantener un ritmo que lo llevara a levantar los brazos y ganar la cuarta etapa de la Vuelta.

Atapuma llegó 15 segundos por detrás del ganador de la fracción, luego de vencer en un pequeño embalaje final al kazajo Andrey Zeits y conseguir el segundo puesto del día.

“Vaya dos últimas etapas que llevamos en la Vuelta, siempre es una carrera muy dura por los trazados, desde la primera hasta la última semana hay un constante sube y baja. Son recorridos complicados. Nos hemos preparado muy bien. Estoy pasando por un buen momento, estoy en forma y se nota”, comentó el ciclista colombiano, quien no pudo ocultar su felicidad en el momento que le fue impuesta la camiseta de líder.

Este liderato de la prueba española se suma a un año triunfador, en el que ya había ganado la quinta etapa de la Vuelta a Suiza, con salida de Brig-Glis y final con ascenso a la estación de esquí de Carì, de 126,4 kilómetros. Éxitos que embargan de felicidad a un humilde, pero luchador Atapuma.

“Fue un día complicado porque al principio hubo muchos ataques, con una fuga grande. No pensaba meterme en ella, aunque lo teníamos hablado con el equipo y tenía libertad para hacerlo. Mi objetivo es ayudar a Samuel Sánchez. No pensaba conseguir la camiseta roja, pero espero retenerla el mayor tiempo posible”, concluyó.

De momento, se prevé que Darwin Atapuma mantenga la camiseta de líder por lo menos hasta el próximo sábado, cuando la Vuelta a España asciende al temible Alto de la Camperona, un puerto de primera categoría en el que expondrá su camiseta con los candidatos al título.

Este miércoles, la Vuelta a España recorrerá 171,3 kilómetros entre Viveiro y Lugo. Se espera que los velocistas se luzcan y entren en escena para ir por la victoria.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA