'Al Soat le cobraron por una cirugía que nunca me hicieron'

'Al Soat le cobraron por una cirugía que nunca me hicieron'

Contra la IPS Urgencias Médicas de Buga hay denuncias por operaciones mal realizadas o inexistentes.

fg

Según la Policía de Tránsito, el 72 por ciento de los accidentes con moto deja heridos graves.

Foto:

Archivo particular

01 de agosto 2016 , 11:38 p.m.

El de Estéfany Díaz Mora, una patrullera de la Policía de Buga (Valle), es otro rostro de las víctimas de accidentes de tránsito que exigen respuestas por la atención médica que recibieron por cuenta del Seguro Obligatorio de Accidentes (Soat).

El pasado 5 de marzo, Estéfany se accidentó en una motocicleta. La recogió una ambulancia de la clínica Urgencias Médicas de Buga, donde le diagnosticaron fracturas graves en el rostro. Hoy, cinco meses después, denuncia que las operaciones que el doctor Mario Germán Lozano Cifuentes, dueño de la clínica, le practicó con cargo al Soat supuestamente no se realizaron.

Una nueva valoración, en la Clínica Colombia, determinó que aún tiene las fracturas en la cara. Uno de sus ojos se está hundiendo, y el dolor es intenso. (Lea también: En mes y medio impondrían las primeras sanciones por fraude con Soat)

“El especialista maxilofacial de la Clínica Colombia me ordenó un tac de cara (...). Aún tengo las fracturas del accidente. El doctor me informó que no se me practicó ninguna cirugía y que por el tiempo que ha transcurrido (...), se me puede dañar la cara”, relata. El caso es uno de los que las aseguradoras del país reportaron dentro del dosier a la Supersalud por las millonarias trampas al Soat.

La familia de Estéfany busca que los cerca de 11 millones de pesos que la clínica de Lozano le cobró al Soat sean destinados a la reconstrucción del rostro de la mujer. “Están cobrando cosas que no me hicieron y ese dinero lo voy a necesitar con el nuevo cirujano”, dice su denuncia. (Además: Así 'tumban' al Soat en Colombia)

EL TIEMPO habló con el doctor Lozano Cifuentes, quien aseguró que las cirugías se practicaron correctamente y que el problema era el tipo de fractura que tenía la paciente.

La señora tuvo una fractura que implicó desprendimiento total de la cara. Se operó, se hizo la primera cirugía y quedó un queloide en el labio; por eso se le hizo una segunda cirugía. A ella se le dijo que viniera a control porque tal vez necesitaba una miniplaca en el lado izquierdo, pero no volvió a control”, asegura.

Lozano afirma que Estéfany todavía tiene un cupo en el Soat de 5’600.000 pesos para hacerse una tercera cirugía: “La gente no entiende que si uno tiene una fractura tan severa, la culpa no es del médico que operó sino del trauma que la generó. Ella va a quedar perfecta con una placa que debe implantársele”. (También: Estos son los 'reyes' de los millonarios cobros al Soat)

Esta no es la única queja en contra de Lozano Cifuentes. El 21 de agosto del 2011, José Danny Porras Navarro sufrió un accidente de tránsito en su moto. Porras fue llevado a la clínica Urgencias Médicas, según el expediente, y tenía un trauma en la pierna derecha con posterior edema y limitación funcional.

Según el demandante, el doctor Lozano Cifuentes lo examinó 11 horas después de la hospitalización y ordenó que no fuera enviado a otra institución hospitalaria. Posteriormente, el mismo Lozano Cifuentes le practicó una tracción de rodilla. Días después, Porras llegó de nuevo de urgencias, esta vez a la Clínica Occidente de Cali, en donde le amputaron la pierna debido al “proceso isquémico irreversible” que, según el médico tratante, hubiera podido evitarse de ser atendido a tiempo.

Sumado a esto, el demandante denunció que apareció una historia clínica distinta a la que en principio les dieron a sus familiares.

Por estos hechos, la Fiscalía le imputó al doctor Lozano Cifuentes los delitos de lesiones personales culposas y destrucción, supresión u ocultamiento de documento privado. No aceptó los cargos. El Tribunal Superior del Distrito Judicial de Buga, en fallo del 6 de agosto de 2015, lo condenó a 40 meses de prisión y a tres años de inhabilidad para ejercer la medicina. En febrero, la Corte Suprema declaró la extinción de la acción penal por el delito de lesiones personales culposas contra el médico, y le dejó la condena en 28 meses, con inhabilidad para ejercer como médico por 25 meses y dos días. (Lea: Por trampas al Soat, unas 54 clínicas están bajo lupa de Supersalud)

El fallo es de un mes antes del accidente de Estéfany. El médico asegura que, en el caso de Porras, no se trataba de un accidente de tránsito, sino de la caída de un caballo. Sin embargo, su clínica lo reportó como paciente Soat, según él, porque la institución fue engañada. Y afirma que fue condenado no porque él hubiera realizado la operación, sino porque era el dueño de la clínica. Ahora con el caso de la patrullera avanza una nueva demanda en su contra.

‘Espero 100 mil barras’

Tras las revelaciones de este diario sobre la ‘guerra de ambulancias’ para defraudar al Soat, los lectores de EL TIEMPO hicieron nuevas denuncias de esa práctica, en las que las víctimas de accidentes son tratadas como mercancía.

En Soledad (Atlántico), Aldemar Noriega sigue esperando a que alguna institución le responda por qué su hermana y su sobrina, que sufrieron un accidente del que finalmente salieron avantes, no fueron conducidas a una clínica de la Policía, que estaba a metros del sitio, y sí a la clínica La Victoria, a más de 15 minutos. (También: 'Guerra de ambulancias', cara macabra de los fraudes al Soat)

Cuando llegamos al sitio, ya la ambulancia se los había llevado. Los policías me dijeron que no sabían en dónde estaban (...). Había un motociclista que estaba muy interesado en el tema; mi hermano le preguntó que si tenía algún conocido herido, y nos dijo: ‘No, estoy esperando mis 100 barritas (100.000 pesos), porque yo fui el primero que llamó a la ambulancia”.

En mes y medio habría decisiones

Tras las publicaciones realizadas por este diario en las que se revela cómo se estarían robando la plata del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), el superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, habló sobre la investigación que adelanta esta entidad contra 54 IPS.

Estamos en etapa procesal de formulación de cargos y recibiendo los descargos de estas instituciones. Esperamos en un mes o mes y medio proferir las primeras sanciones”, dijo.

Y agregó: “Investigamos a aquellas IPS creadas solo para recibir a pacientes Soat, porque deben atender todo tipo de pagador. Habrá sanciones de carácter económico y, de ser necesario, podrían llegar hasta el cierre de estas instituciones. Haremos las correspondientes rendiciones a la Fiscalía para adelantar investigaciones de carácter penal”.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA