Así se silenciarían los fusiles de la guerrilla

Así se silenciarían los fusiles de la guerrilla

Conozca en qué consiste el acuerdo sobre el fin del conflicto.

fg

Las Farc harían entrega de sus armas a la ONU en un proceso de tres etapas que concluiría 5 meses después de la firma de la paz.

Foto:

Eliana Aponte

27 de agosto 2016 , 10:45 p.m.

Este es el punto 3 del Acuerdo Final y define un cronograma preciso para el desplazamiento de las Farc hacia las zonas de concentración, donde se verificaría el cese del fuego y su posterior y gradual desarme, una vez se dé la firma. Este proceso terminaría seis meses después de la rúbrica y una misión de la ONU coordinará el mecanismo de verificación, conformado también por el Gobierno y la guerrilla.

Este punto contiene, además, una serie de medidas adoptadas por el Gobierno que garantizaría la seguridad de los guerrilleros cuando dejen las armas y de las personas que integrarían el movimiento político que conformarían las Farc. Finalmente, el acuerdo sobre el fin del conflicto incluye las condiciones para la reincorporación de los integrantes de esta guerrilla a la vida política, social y productiva. En este punto, por ejemplo, se estipulan las ayudas económicas que se darían a cada reinsertado, entre ellas un dinero para emprender su proyecto productivo, bien sea que decida hacerlo de manera individual o colectiva. (Lea el texto completo del acuerdo final de paz)

La ruta del cese del fuego y de hostilidades y el desarme guerrillero

El cese bilateral y definitivo del fuego pactado con las Farc contempla el fin de las acciones ofensivas entre esta guerrilla y las Fuerzas Militares, lo mismo que el fin de todo hecho de la guerrilla contra la población civil. Esto incluye que las Farc se comprometen a terminar con las emboscadas, los ataques a poblaciones, a la infraestructura minero-energética, con la extorsión, el secuestro, el desplazamiento forzado, la minería ilegal y el narcotráfico, entre otros delitos.

Para facilitar la verificación del cumplimiento del cese del fuego y de las hostilidades por parte de la guerrilla y de las Fuerzas Militares, las tropas de las Farc deberán reagruparse y concentrarse en 28 puntos del país por seis meses, después de que se firme la paz.

Para el traslado de los guerrilleros a esos sitios, el Gobierno levantará las órdenes de captura de todos los miembros de las Farc.

Cuando se cumplan estos seis meses, estarían completamente desarmadas y convertidas en movimiento político.

Mientras los guerrilleros permanezcan en los 28 puntos serían monitoreados de manera permanente por una misión de Naciones Unidas, que sería la que coordinaría el mecanismo de verificación. De él también hacen parte el Gobierno y las Farc.

En los mismos 28 puntos, las Farc harían entrega de sus armas a la ONU en un proceso de tres etapas que concluiría 5 meses después de la firma de la paz (ver el gráfico anexo con la descripción de las etapas).

Esas armas serían guardadas en varios contenedores y la ONU tendría que sacarlos de cada punto a más tardar cuando se cumplan los seis meses de permanencia de las Farc en ellos. El armamento entregado por las Farc se fundiría y sería convertido en tres monumentos a la paz que se ubicarían en Colombia, Cuba y en la sede de la ONU en Nueva York.

Durante los seis meses que las Farc estarían ubicadas en los 28 puntos habría guerrilleros autorizados para hacer pedagogía sobre los acuerdos de paz.

Sesenta podrían movilizarse por el territorio nacional y otros 220 podrían hacerlo a nivel municipal y departamental, para el mismo propósito. En caso de que durante el tiempo de concentración y desarme de las Farc ocurra un incidente con la población civil o entre esta guerrilla y las Fuerzas Militares, la encargada de investigar el incidente y tomar medidas sería la misión de verificación de la ONU, que estaría integrada por militares desarmados de otros países. Serían unos 450, según el informe del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Los guerrilleros de las Farc que hoy están presos podrían llegar a las zonas de concentración si son beneficiados por la amnistía que se daría a quienes no tengan que responder ante la Jurisdicción Especial para la Paz por delitos graves.

Garantías de seguridad para los exFarc

El tercer punto del acuerdo sobre el fin del conflicto define la manera como se prestaría seguridad a los excombatientes y a quienes integren el movimiento político que crearían las Farc y las tareas para desmantelar a los grupos criminales. Para esto se crearían las siguientes instancias:

1. Una subdirección dentro de la Unidad Nacional de Protección, dedicada exclusivamente a las garantías de seguridad para las Farc. De esta harían parte exguerrilleros, pues se trata de que los esquemas de protección estén integrados por personas de confianza de la guerrilla.

2. La Comisión Nacional de Garantías de Seguridad se encargaría del desmantelamiento de organizaciones criminales. Sería presidida por el Presidente y la integrarían los ministros del Interior, Defensa, Justicia, el Fiscal General, el Defensor del Pueblo, el comandante de las Fuerzas Militares, el Director General de la Policía, dos voceros de organizaciones de derechos humanos y dos representantes de las Farc.

3. Unidad Especial de Investigación. Sería parte de la jurisdicción ordinaria y de la Fiscalía y sería dirigida por un jurista. Contaría con una unidad de Policía judicial y haría parte de la Comisión de Garantías.

4. Cuerpo Élite en la Policía Nacional garantizaría la seguridad.

5. Un nuevo sistema de alerta temprana en la Defensoría que advertiría de cualquier amenaza y reaccionaría pronto en terreno.

6. Un sistema integral de seguridad para el ejercicio de la política, y sería de competencia de una instancia del nivel nacional.

Oportunidades para entrar a la vida civil

Todavía no se sabe la cifra exacta de guerrilleros que se desmovilizarían, pero en términos económicos cada uno tendría una ayuda transitoria y otra, por una sola vez, para emprender el proyecto productivo del que piensa vivir hacia adelante.

El día después de que se firme la paz, las Farc deberían entregar la lista de los guerrilleros que se reincorporarían a la vida civil.

Para que cada uno decida su proyecto económico, en las zonas de concentración tendrían una asesoría. La Universidad Nacional realizaría un censo socioeconómico sobre los integrantes de las Farc para diagnosticar las tendencias.

Independientemente de la decisión que tome cada guerrillero sobre su proyecto productivo, las Farc crearían una cooperativa de economía solidaria para quienes quieran integrarla. Se llamará Ecomún.

Los menores de las Farc volverían a sus familias y el Consejo Nacional de Reincorporación vigilaría su reubicación.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA