Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Nicolás Jaar: llega a Colombia el DJ melancólico

Por: ISABEL PLANT | 5:37 p.m. | 10 de Diciembre del 2011

Nicolás Jaar

Nicolás Jaar

Foto:

Con solo 21 años, es considerado un revolucionario de la escena electrónica.

A Nicolás Jaar le gusta que la prensa del mundo no pueda definir con precisión lo que hace. Dicen que es un revolucionario, un prodigio de la electrónica. Un talento precoz, quizá comparable con el británico James Blake.

Lo que hace hoy, a sus 21 años y con una carrera profesional de cuatro años, sí tiene que ver con mezclas y sintetizadores, pero alejado del 'chispún' de los clubes de Ibiza.

Se trata, más bien, de la calma, de la melancolía; ritmos con capas, atmósferas, que casi se pueden palpar y que lo han convertido -según el diario británico The Guardian- en el hombre del renacimiento de la escena electrónica.

La historia de cómo se adentró en ritmos mayormente ácidos, que se apartan de los tradicionales puntos de clímax, es casi mítica: a los 14 años, Jaar, que nació en Nueva York, pero que pasó la mayor parte de su niñez en Chile, estaba de vacaciones en ese país austral con su padre, Alfredo Jaar -el influyente artista-, y con su madre, Evelyne Meynard, diseñadora y bailarina.

Fue a una tienda de discos y pidió el álbum de electrónica más avanzado en el momento: le pasaron el del chileno Ricardo Villalobos, estrella en Europa. Nicolás lo escuchó, pero no lo entendió. Dice que fueron su madre y su novia de entonces quienes lo instaron a darle una segunda vuelta.

El piano y sus inicios

Jaar empezó por el piano. Eso sí, fue un paso más que fugaz. "A mi mamá le encantaba que tocara piano para ella, incluso cuando tenía 9 o 10 años y no tenía idea de lo que estaba haciendo (...). Lo odié. Pero creo que eso todavía me ayuda", dice.

Su casa estaba siempre llena de música y esos sonidos se le fueron colando en el inconsciente, como la colección de música africana de su papá, o la de música árabe. Jaar comenzaba a componer en su computador y los veranos los pasaba en Maine, en el norte de EE. UU., donde también usaba el entorno para sus creaciones adolescentes.

"Me parecía el lugar más aburrido del mundo. Era tan normal y simple. Íbamos a casas que estaban embrujadas, trataba de hacer música ahí", relata. Era la época en que escuchaba a Pink Floyd. "La atmósfera -agrega-, los bosques, los lagos como que le dieron forma a lo que hago hoy".

Una carrera precoz

A los 17, la formación electrónica ya iba bien encaminada: lanzó su primer EP con el prestigioso sello Wolf + Lamb, de NY. Había tocado en vivo en una de sus famosas fiestas en Williamsburg (el sector más taquillero de Brooklyn) y luego lanzó su música con ellos. Padrinos de lujo. Siguió su propio sello, Clown and Sunset, y este año, le mostró al mundo su primer disco completo, Space is only Noise, para encontrarse con un estallido de aplausos.

Hoy, Nicolás Jaar, que se presenta este viernes en Bogotá y el sábado en Medellín, está en la Universidad de Brown estudiando Literatura Comparada. Vive en un pequeño departamento en Rhode Island e intercala su tesis y clases con la música y las giras. Y aunque Jaar puede que esté encontrando el éxito en la música, y que se haya convertido en el futuro de la electrónica, hay que tener en cuenta que comenzó como adolescente y puede que mañana se decida a hacer otra cosa. Él lo sabe, lo siente y lo piensa.

"Lo bueno es que no es difícil seguir experimentando. Trato de plantearme pequeños proyectos, hacer cosas distintas cada vez que hago música. El otro día, conocí una ópera que probablemente se convierta en una canción de mi segundo álbum. No es lo que hago normalmente, pero me sirve para seguir experimentando", afirma.

Dice que lo de los aplausos se lo toma con calma, que le importa más la opinión de amigos y familiares que las alabanzas en una revista. En parte porque su música es difícil de definir y él, como artista, difícil de ubicar en alguna casilla, por lo experimental. Al final, es auténtico.

Inspiración no musical

Los ritmos los obtiene incluso de la literatura

¿Por qué estudiar literatura y no música?

Creo que estudiar música y hacer música es un poco incestuoso. Prefiero ser inspirado por otras cosas, hacer música en todo lo demás.

¿Cuál es el plan para el próximo año, cuando termine sus estudios?

Me instalaré en Nueva York, probablemente en Brooklyn. La idea es hacer objetos, películas, música (...). Espero poder dedicarme a eso 'full time' y volver el proyecto algo más serio.

¿Es una gran presión tener a ese padre?

Sí, es un artista, hace muchas cosas, es influyente. Nunca lo tomé muy en serio (...). Lo influyente es el trabajo, no la persona. Quiero decir que los días en que no me cae bien mi padre, me sigue gustando su trabajo. Y los días en que no me gusta su trabajo, me sigue gustando él como padre.

'Es asunto de discurso'

Cuando se le pregunta a Nicolás Jaar por lo que hace, se muestra orgulloso de que los críticos no lo hayan podido etiquetar. Habla del 'bluewave', algo así como la melancolía de afroamericanos convertidos en esclavos y los ciclos que determinan la historia. Su música ha sido considerada la evolución del género. "Me gusta que la prensa no pueda definir mi música. Pasa lo mismo con el movimiento que se tomó Wall Street, que no es realmente sobre definir problemas, sino sobre el discurso de la protesta. Los medios no saben cómo cubrirlo".

En Bogotá y Medellín

En Bogotá, viernes 16 de diciembre. Lugar: Espacio Odeón (carrera 5a. No. 14-69). Hora: 1 a.m.

En Medellín, sábado 17. Lugar: bar Vinacure, en Medellín. Hora: 1 a.m. Informes: 310-2438019.

Isabel Plant
El Mercurio (Chile)

Herramientas

Recursos relacionados

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.