Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

'En Latinoamérica, los adultos leen menos que los niños': Ana Machado

Por: CATALINA GALLO R. | 8:42 p.m. | 04 de Mayo del 2011

Ana María Machado

Escritora de Brasil, ganadora del premio Andersen, ha publicado libros de literatura infantil.

Foto: Archivo Particular

Para la escritora brasileña encontrar un lector, sin importar la edad, "es un regalo de la vida".

Ana María Machado ha escrito 115 libros y ha vendido 19 millones. Es una de las escritoras de literatura infantil más reconocidas. Ganó el premio Hans Christian Anderssen, el más importante en la literatura infantil, y sus libros se han publicado en portugués, español, inglés, francés, sueco, noruego, croata, turco, japonés y coreano.

A los 69 años, esta brasileña, madre de tres hijos y abuela de dos nietos, dice sentirse muy bien consigo misma. "Menos paciente, a lo mejor, porque soy más celosa de mi tiempo de vida, que defiendo mejor. Como tengo mucho gusto por la vida, creo que la alternativa de la vejez es mucho peor".

Usted estuvo detenida durante la dictadura. ¿Fue la literatura en ese momento una forma de rebelarse o de contar verdades?

Creo que, más bien, para mí escribir es una forma de vivir, de buscar sentido en el mundo, eso no cambia mucho de un momento a otro. Pero, evidentemente, cuando el momento alrededor era muy represivo, vivir era resistir, era buscar la libertad.
Y todo lo que yo escribía tenía que ver con eso, porque era lo que yo sentía y pensaba.

También pinta y en sus inicios se dedicó a este arte. ¿Le aporta algo hoy en día la pintura a sus libros?

La pintura y la música siempre aportan algo a lo que escribo. Al menos, una sensibilidad más aguda para los aspectos visuales y sonoros de la realidad. Pinté toda mi vida, voy mucho a museos y galerías, soy casada con un músico, tengo un hijo bailarín y una hija diseñadora; todo eso es parte de mi vida.

Ha dicho que está un poco cansada de que la relacionen solo con la literatura infantil, pero, es inevitable preguntarle cómo ha logrado que sus más de 100 libros para niños sean hoy bien recibidos. ¿Cómo logra imaginarse otros mundos y crear personajes para niños?

No sé cómo logro esas cosas. No es un procedimiento consciente. Leo mucho; siempre leí, la literatura es parte de mi vida, sin distinciones de edad. Cuando escribo para niños y jóvenes me imagino que les estoy hablando. Cuando escribo para adultos, me imagino dialogando con lectores adultos y otros libros de la literatura. Pero es muy parecido siempre. Parto de observaciones de la realidad a las cuales se mezclan memorias personales o culturales, pero no sé cómo me llegan esos elementos ni cómo se mezclan.

¿Es diferente imaginar para niños que para adultos?

No. Yo soy la misma.

Cuando imagina una historia, ¿imagina también las imágenes que quisiera que la acompañaran?

Por supuesto, me imagino algo, que nunca es lo que un ilustrador imagina. Y raramente elijo el ilustrador. Por ejemplo, en Niña Bonita tengo ediciones distintas, en países distintos, con ilustraciones totalmente diferentes las unas de las otras. Y no logro saber cuál es mi preferida.

¿La literatura para adultos exige una postura diferente?

Empecé a escribir para adultos antes de escribir para niños. Como adulta, es una postura natural, de hablar a mis semejantes.
Cuando empecé a escribir para niños, mi hijo mayor tenía 3 años y yo pensaba en cómo dirigirme a él. Siempre pienso en algún niño o joven individual cuando escribo para ellos -un sobrino, un nieto, un hijo de amigos-. Hay diferencias de postura, sí, muy sutiles.
Diferencias de repertorio cultural en las alusiones literarias que uno puede hacer cuando escribe. Diferencias de posibilidades de emplear términos más abstractos o más concretos. Cosas así... pero nada es muy definido ni muy claro, mientras escribo. Es más intuitivo.

Hay quienes consideran que el público infantil es más agradecido. ¿Por qué el interés de hablar sobre su literatura para adultos?

El público que lee es muy generoso cuando un libro le gusta y eso no tiene nada que ver con la edad. No hay que idealizar a los niños ni al público infantil. La diferencia que existe está entre quien se interesa por el escritor porque él o ella es una celebridad y quien se interesa porque leyó la obra y se dejó tocar por el misterio de la literatura: sintió que aquél libro habla a una parte de su alma o habla por su vida. El encuentro con un verdadero lector es siempre un regalo de la vida, sin distinción de edad.

Sobre el interés de hablar sobre mi trabajo para adultos, me parece natural. Para ser más exacta, tengo interés en no silenciarlo. No hay razón para que lo haga. Yo sé muy bien que en nuestros países los adultos leen mucho menos que los niños. Y que hay mucho más autores para adultos que para niños. Y que yo tuve un éxito extraordinario escribiendo para niños, con 19 millones de libros vendidos en 20 países. Pero también (y siempre) escribí para adultos. Mis libros se traducen, las ediciones se agotan y se suceden, son objeto de tesis universitarias. Esos libros tienen menos visibilidad en la prensa, pero me dieron algunos de los más significativos premios literarios de mi país y me llevaron a la Academia Brasileña de Letras. Tengo más títulos para niños, es verdad, pero más páginas para adultos en mis nueve novelas y ocho ensayos. No hay por qué dejar que el silencio caiga sobre ellos solamente porque son menos conocidos y, de esa forma, colaborar para que se acentúe ese desconocimiento.

¿Cree que los libros electrónicos o digitales reemplazarán al papel?

Algunos, sí. Es el caso de enciclopedias y libros de referencia en general. O algunos libros de poemas y cuentos, formas cortas, de nuevos autores, sobre todo con experiencias de hipertexto e interactividad. Es difícil hacer previsiones, pero creo que en algunos casos (clásicos, dominio público) existirán por mucho tiempo los dos soportes. De todas maneras, no creo que el soporte sea importante. Homero (si existió y fue un solo autor) no escribió en papel, sino que cantó acompañado de la lira. Otros escribieron en pergaminos. La literatura no depende de dónde está apoyada, depende solamente de las palabras que la sostienen, sea en papel o en pantalla, en papiro o en tablillas.

Sus raíces están en Brasil y en su cultura y su lenguaje. ¿Qué ha hecho que sus libros sean universales?

Muy buena pregunta, para la cual no tengo respuesta. Una vez en México un niño en una escuela me preguntó cómo era posible que una señora mayor en otro país y hablando otra lengua pudiera saber tan bien cómo se siente y piensa un niño de 12 años que habla maya en su casa y vive en México. No tengo idea. Pero sé que ese es el misterio adorable de la literatura, por eso siempre me encantó leer. No sé qué hace que yo me reconozca en la obra de un colombiano como García Márquez, un peruano como Vargas Llosa, un italiano como Italo Calvino, un paquistaní como Salman Rushdie, un griego antiguo como Homero, un ruso como Dostoievski, un franco-argelino como Camus, un norteamericano como Philip Roth, una canadiense como Margaret Atwood, una belga como Marguerite Yourcenar y tantos otros. Lo que tenemos de distinto es fascinante, lo que tenemos de igual es emocionante.

¿Qué es lo más difícil de escribir un libro?

Limitarse. Entender que hay un punto donde no se puede seguir más y hay que terminar. En seguida, empezar a cortar y reducir lo que ya está escrito.

Actividades de Feria

Novedades independientes
4:00 p.m.

El viernes en la sala José Eustasio Rivera, la Red de Editoriales Independientes de Colombia, entre las que se encuentran Icono Editorial, Viento Ediciones y Fundación Común Presencia, presentarán sus novedades de la Feria, como 'El arma secreta del navío Leandro' y 'Así soñaban los antiguos'.

Cuota Noruega
2:30 p.m.

El escritor noruego Lars Saabye Christensen ('El hermanastro' y 'Modelo') conversará hoy con estudiantes, en la sala María Mercedes Carranza, sobre las adaptaciones literarias al cine. Además, hablará de su libro 'Beatles' con Manolo Bellón y Gustavo Gómez, el sábado 7 de mayo, a las 5 p.m., en la sala Porfirio Barba Jacob.

Novedades para los más chiquitos

La editorial Babel presenta hoy sus libros 'El llamado del silencio' y 'Mi mascota', a las 7 p.m.

Sala Madre Josefa del Castillo

Recordando a J. E. Adoum
Pabellón invitado - 5:30 p.m.

Mañana, los poetas Maruja Vieira, Ana Mercedes Vivas y José Luis Díaz-Granados rendirán el primero de los homenajes al escritor ecuatoriano Jorge Enrique Adoum (1926-2009), quien dejó una importante obra en narrativa, poesía, ensayo y teatro. En su honor, el auditorio del pabellón del país invitado lleva su nombre.

CATALINA GALLO R.
Editora redacción EL TIEMPO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.