Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Nueva heroína de cine es una bogotana que se convierte en sicaria

Por: MARGARITA BARRERO FANDIÑO | 11:19 p.m. | 03 de Septiembre del 2011

Nuevo golpe cinematográfico al ego local

Este es el cartel publicitario que se utilizó para promocionar el filme en EE. UU. y Europa.

Foto: Archivo particular

¿Qué tanto afecta la película 'Colombiana', del francés Luc Besson, la imagen del país?.

Los colombianos volvieron a ser los malos de la película. Cuando muchos aún no se reponen de la Bogotá con palmeras y tiroteos de Mr. and Mrs. Smith, una sicaria capitalina llega a la pantalla grande en la cinta de ficción Colombiana, escrita y producida por el francés Luc Besson, recordado por El perfecto asesino -que lanzó al estrellato a la actriz Natalie Portman- y El quinto elemento, entre otras.

En el polémico filme, dirigido por Olivier Megaton (El Transportador 3), la actriz de origen antillano Zoe Saldaña interpreta a Cataleya Restrepo, una bogotana que decide trasladarse a Chicago para vengar la muerte de sus padres, a manos de unos narcotraficantes.

Su título y el violento tráiler bastaron para desatar las protestas. A la hora de su estreno en Estados Unidos, el 26 de agosto, el descontento ya tenía forma de movilización: organizaciones de colombianos, autodefinidas como "patriotas", esperaron al público a la salida de los cines de Nueva Jersey, Nueva York y varias ciudades de Connecticut para entregar unos 10.000 volantes con información sobre las mejores cosas que se pueden encontrar en Colombia.

"Sony (el estudio que rodó la película) utiliza el nombre Colombiana para vender. No es justo que el trabajo que hacemos para mejorar la imagen del país en el exterior lo borre Hollywood con una percepción violenta de nuestra realidad", argumenta el periodista Carlos Macías, residente en Nueva York y vocero de Por Colombia, el primer colectivo que se pronunció sobre este tema.

Después de ver el tráiler, Macías escribió una nota en el portal de la organización en la que pedía que Sony se disculpara por haber usado la palabra 'colombiana' para promocionar una producción que parecía muy violenta.

Su causa terminó convertida en la protesta pacífica 'La otra cara de la moneda', impulsada por el publicista Carlos Plaza, Magazine Mundo Latino NY, Afro Colombia NY, Plataforma Colaboro, el Centro Cultural Colombiano New York y la Cámara de Comercio Hispana de Queens.

La polémica generó una presión mediática tan fuerte que llevó a Saldaña a perder el control frente a un entrevistador de The Wall Street Journal. "No me gusta meterme en la política, pero es una lástima que haya tanta gente ignorante -le respondió la actriz, de padre dominicano, famosa por su papel de Neytiri en Avatar-. La protagonista podría haber sido de Puerto Rico, Goa (India) o China, pero Besson quería que fuera de Colombia".

El sociólogo Fabián Sanabria, ex decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional, está de acuerdo con ella en que la crítica es infundada. "No es fácil encontrar en Latinoamérica un país con actitudes tan conservadoras como Colombia -asegura-. Estas desembocan en una actitud de patriotismo radical, que nos impide asimilar que la miseria que padecemos radica en los elementos básicos que muestra Colombiana: violencia y narcotráfico. La doble moral es la principal característica de las sociedades conservadoras, como la nuestra".

En ese sentido, agrega, el estereotipo internacional del país no lo construyó el cine, sino unas realidades inocultables. Por ejemplo, que cada día mueren tres niños por causas violentas, como lo reportó el último informe anual de Medicina Legal, y que el jueves pasado se conoció que a una joven de Santa Marta, con ocho meses de embarazo, la drogaron y le robaron a su bebé del vientre.

El experto cree que la repercusión que tendrá en Estados Unidos el hecho de que la cinta se llame Colombiana no es nada extraordinario. "No somos el centro del mundo ni tan importantes para ellos como pensamos -ironiza-. En realidad, el impacto es local".

En la arena política no piensan lo mismo. Jaime Buenahora, el congresista que representa en la Cámara a los colombianos que viven en el exterior, le envió un oficio a la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, para manifestarle su indignación por el estreno del filme y para solicitarle que le exija una disculpa pública a Sony Pictures.

El rechazo del Gobierno fue expresado el lunes por la Viceministra de Asuntos Multilaterales, en una carta dirigida al propio Luc Besson.

En casos como el de Colombiana, explica un ex ministro de esta cartera, hay que tratar de lograr una discusión con los productores y los medios de comunicación, para evidenciar las deformaciones que hace la película, aprovechar la situación para mostrar la realidad y evitar que prospere el estereotipo.

"Cualquiera que vea Colombiana creerá que somos un país peligroso. A diferencia de las cintas sobre el nazismo, por ejemplo, el país aún no ha superado algunos problemas, como el de seguridad, que afecta las exportaciones y el turismo", opina Juliana Uribe, consultora de temas de marca país y ex directora de mercadeo de la campaña 'El riesgo es que te quieras quedar'.

Para ella, el cine es uno de los medios más potentes para posicionar la imagen de un lugar turístico, como ha ocurrido con las películas que Woody Allen ha rodado recientemente en Europa.

A pesar de todo el ruido que ha generado, Sony no quiere pronunciarse oficialmente. Lo único que se sabe es que en Latinoamérica la producción se llamará Venganza despiadada, por decisión del supervisor de mercadeo para esta región. La cinta debía estrenarse en Colombia el viernes pasado, pero ahora deberá esperar hasta finales de noviembre.

"Con nuestra voz de protesta, Hollywood se dará cuenta de que debe ser más cuidadoso con los estereotipos que usa para vender", afirma Macías, el líder de Por Colombia.

Una caricatura de la violencia nacional

El viernes, EL TIEMPO tuvo acceso exclusivo a una copia de la película y constató que la historia no se desarrolla en Colombia, aun cuando Cataleya, la protagonista, es muy colombiana; tanto, que su nombre alude a la orquídea ('Cattleya'), la flor nacional. El personaje de la mujer que quiere asesinar desde que era niña no convence. Hay una brecha gigante entre ella y Nikita o Mathilda, otras sicarias salidas del ingenio de Besson. La producción se tomó el trabajo de conseguir elementos como un Bon Bon Bum y una tapa de alcantarilla bogotana, pero olvidó lo básico: la capital no tiene el clima de Girardot y no es un tugurio. Los clichés sobre la violencia convierten a 'Colombiana' en una caricatura.

Cancillería envió nota a Besson

La viceministra Patti Londoño le envió una carta al productor Luc Besson para manifestarle un "rechazo profundo a la triste elección del nombre de la película". Según ella, el filme está cargado de estereotipos, recurre a fórmulas sin creatividad y hace un retrato sin contexto y ligero del país, que "genera efectos nefastos en la percepción que se tiene" de él. Finalmente, lo invita a rodar en Colombia.

Otras cintas que nos tocan

'Dos bribones tras la esmeralda perdida'

Una novelista viene para rescatar a su hermana y termina en medio de una peligrosa aventura. Con Michael Douglas.

'Daño colateral'

Un bombero busca en Colombia a quienes mataron a su familia. Con John Leguízamo y Arnold Schwarzenegger.

'Al Diablo con el Diablo'

Como uno de los deseos de Elliot Richards es ser rico, el diablo lo convierte en un narco colombiano.

'Blow'

George Jung, quien consolidó el mercado gringo de la coca, conoce a Escobar. Con Johnny Depp y Penélope Cruz.

MARGARITA BARRERO FANDIÑO
REDACCIÓN DOMINGO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.