Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Forense desnuda las 'embarradas' de las series de investigación

Domingo 26 de febrero de 2017
Cine y TV

Forense desnuda las 'embarradas' de las series de investigación

José Miguel Mulet analiza los programas como 'CSI' desde la ciencia.

Por:  AMALIA TORRES EL MERCURIO (CHILE) | 

'CSI', la serie que mejor usa métodos científicos.

Foto: Archivo particular

'CSI', la serie que mejor usa métodos científicos.

0

compartidos

Las series sobre crímenes están llenas de errores, y José Miguel Mulet, químico, experto en genética forense y fanático de estos programas, decidió ponerlas bajo la lupa en su último libro, La ciencia en la sombra: los crímenes más célebres de la historia, las series y el cine, a la luz de la ciencia forense, que se lanzó recientemente en España.

Mulet, profesor de la Universidad Politécnica de Valencia (España), sabe que este tema apasiona a muchos.

“En la asignatura de biotecnología criminal y forense, que es opcional, los alumnos se han matriculado en gran número. Y a partir de mi experiencia como docente en este campo surge la idea de hacer el libro”, reconoce en entrevista con El Mercurio, diario de Chile.

Si Mulet tuviera que elegir cuál es la mejor serie de televisión sobre crímenes, dice que no lo dudaría: “CSI, porque aparte de ser la más longeva, es la que inicia esta moda de series policíacas metiendo métodos científicos, y es la que mejor lo hace. En el crimen recogen muestras, huellas dactilares, interrogan a los testigos y, a pesar de que se toman muchas licencias, tienen un método que se parece al método real”. Esto no sucede en todas las series, reconoce.

“The Mentalist, Castle o Numb3rs tienen a protagonistas que solucionan todo sin ningún análisis científico, simplemente porque son muy listos. ¡Si tuviéramos gente tan buena y tan lista, no habría asesinatos sin resolver en ningún país del mundo!”, afirma.

Sin embargo, también hay errores comunes a todos estos programas. “Uno de los fallos de CSI y de otras series es que la misma persona un día investiga en un coche, otro día hace prueba de ADN y otro día está haciendo un análisis químico. Pero la investigación está compartimentada. Resolver un crimen es un trabajo de mucha gente y cada uno tiene una excelencia en un campo determinado”.

Otro error habitual es demorarse muy poco en obtener resultados de exámenes que pueden tardar horas o incluso días. “La prueba de ADN se basa en una técnica que necesita ciclos de temperaturas con un tiempo determinado. Y eso hace que dure un mínimo de tres o cuatro horas. Y luego los laboratorios suelen estar saturados y tienes que esperar a que puedan procesar tu muestra. Pero en algunos capítulos hemos visto que la prueba tarda dos minutos”, asegura.

Los problemas de manipulación de material también son frecuentes. “En las primeras temporadas de CSI Las Vegas los actores estaban perdidos en el laboratorio, no sabían coger el material, cogían las pipetas de forma incorrecta. Pero en las últimas temporadas eso ha mejorado muchísimo”.

Escena del crimen

Pero hay errores que pueden ser más graves. “En una escena del crimen una de las principales precauciones es no contaminarlo con el propio material genético, con las células epiteliales de las manos, no tocar nada sin guantes. Y el pelo, como también tiene ADN, debe estar recogido en redecilla”.

Sin embargo, en CSI Miami, Mulet asegura que no siempre se han cuidado estos detalles. “La actriz que hace de forense en las primeras temporadas tiene el pelo largo y en más de un capítulo está mirando el cadáver y le pasa el pelo por encima. Aparte del asco que te da poner el pelo en el cadáver –dice riendo–, son errores por los que despedirían a los investigadores por mala praxis profesional”.

La sangre, añade, no es roja brillante como se ve en la televisión, sino oscura, y los rostros de los cadáveres nunca están sonrosados.

“Los cadáveres son blanco mármol porque no hay flujo sanguíneo. Luego los músculos empiezan a contraerse y quedan en posturas muy forzadas que no son naturales. Y cuando pasa el rigor mortis, los esfínteres se abren y es común que haya heces y orina. Pero esto no aparece en las películas porque tiene muy poco glamour. Es como en las escenas de lucha, que los actores aparecen peinados: en la televisión las cosas tienen que ser bonitas y la realidad a veces es fea”.

Pero no solo en las series hay errores, en las películas también.Las de Hitchcock prácticamente son un error en todo. En Vértigo, por ejemplo, el suicidio que no es suicidio, que lo que hace es encubrir un asesinato... Eso, un forense lo desmontaría en 10 segundos, porque un forense sabe si cuando una persona se tira desde una torre está viva o muerta. Básicamente, si el corazón sigue latiendo cuando impacta en el suelo, hay proyección de sangre; si la persona está muerta, no la hay. Y un forense en aquella época ya lo sabía”.

AMALIA TORRES
EL MERCURIO (CHILE)

Publicidad

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Trampas del destino / Navegantes del Cable

Siguiente

Río de Janeiro presenta su ciclo de cine en la Cinemateca Distrital

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad