Los hechos claves de la cita de este domingo en las urnas

Los hechos claves de la cita de este domingo en las urnas

Analistas consideran que la jornada marcó cambios políticos interesantes para el futuro del país.

Los colombianos salieron a las urnas a elegir su nuevo presidenteLas elecciones para la Presidencia, efectuadas este domingo, dieron como ganadores a Iván Duque, candidato del Centro Democrático, y a Gustavo Petro, de Colombia Humana.
Elecciones en Cauca

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 02:30 a.m.
La izquierda es alternativa en segunda vuelta

Por primera vez en una elección presidencial, lo que marca un hito en la historia reciente, la izquierda logró pasar a segunda vuelta con una votación que, hasta ahora, no había conseguido: 4'851.254 votos con el 100 % del preconteo.

Estos sufragios los consiguió Gustavo Petro, un hombre que militó en el M-19, ayudó a fundar el Polo Democrático y gobernó a Bogotá con la tesis de priorizar lo público sobre lo privado. Para estas presidenciales se mostró como el candidato antisistema. En el 2006, cuando Álvaro Uribe se reeligió en primera vuelta, el aspirante de la izquierda, el exmagistrado Carlos Gaviria, alcanzó 2’613.157 votos. Este domingo, Petro dobló esa cifra.

Este hecho del progresismo o la centro izquierda en segunda vuelta es para el polítólogo argentino Juan Tokatlián, conocedor profundo de la política colombiana, algo muy significativo que “responde al espíritu de la Constitución de 1991, la cual se hizo para abrirles paso a nuevas opciones políticas, por fuera de las fuerzas tradicionales”.

Se redujo la abstención a niveles históricos

En esta primera vuelta de las elecciones presidenciales se registraron –con el 100 por ciento de mesas informadas– un total de 19’336.134 votos, lo cual significa que hubo 6’121.470 sufragios más que en la misma jornada de hace 4 años en la que Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga pasaron a la segunda vuelta. De acuerdo con cifras de la Registraduría, la abstención que se registró este domingo fue del 46,63 por ciento, la más baja desde 1974 cuando estuvo alrededor del 40 por ciento, en los primeros comicios tras los gobiernos de alternación en el poder y paritarios del Frente Nacional.

“Este gran nivel de participación anuncia de alguna manera que, sin maquinarias sin caciques, hay ganas en la ciudadanía de incidir en las decisiones de futuro, lo cual es clave de cara a la segunda vuelta”, dice el analista Juan Tokatlián.

Pedro Medellín ve como “muy positiva” la politización de la sociedad. “La gente se interesó, comenzó a discutir y se incorporó. Y también es positivo que mucha gente joven esté votando”.

Por primera vez, el país tendrá en la vicepresidencia a una mujer

Con el paso de Iván Duque y Gustavo Petro a segunda vuelta, quedó claro que a partir del 7 de agosto próximo el país tendrá, por primera vez, a una mujer como Vicepresidente, figura vigente desde 1994. Los dos aspirantes tienen a damas como fórmula –Martha Lucía Ramírez y Ángela María Robledo, respectivamente–. La expectativa que queda es saber el tipo de tareas que asumirán, ya que la Constitución establece que es el Presidente el que le da funciones específicas a su Vicepresidente.

Martha Lucía Ramírez fue candidata del conservatismo en el 2014 y su apuesta en la consulta interpartidista de este año. Tiene, además, experiencia en dos ministerios, Comercio y Defensa.

Ángela María Robledo ofrece por su parte una ya larga experiencia política como congresista.

Ambas serán piezas claves ahora para consolidar alianzas con miras a la segunda vuelta. La exministra Ramírez podría hacer que a su alrededor se unan todas las tendencias del conservatismo – una parte se fue en primera vuelta con Vargas Lleras– para respaldar la aspiración de Duque y así mantenerse en el poder como ha ocurrido en los gobierno precedentes.

Robledo tiene simpatías en el Partido Verde, que dejó para unirse a Petro, y también amigos en el Polo Democrático. Estos dos partidos que, en primera vuelta estuvieron oficialmente con Fajardo, podrían tener más razones para atender el llamado de Petro para la jornada electoral definitiva.

Sergio Fajardo se posicionó como la voz de centro en el país

El candidato a la presidencia por la Coalición Colombia es el gran vencedor en la jornada electoral. A pesar de que no paso a segunda vuelta, quedo en el tercer puesto con un total de 4.580.889 votos, una cifra considerable si se tiene en cuenta que triplica al cuarto puesto en la lista y se acerca mucho a la votación que logró Petro.

Por su considerable votación y por ser el candidato de centro, lejos de las polarización que generan otros candidatos, Fajardo se "plantea una opción de futuro político muy promisoria como alternativa política para el país", señala el economista Pedro Medellín.

Los votos de Fajardo serán definitivos en segunda vuelta. Las posibilidades de Petro depende de que logre seducir a los electores de Centro que necesita para ganar dependerá de cómo actué tras su victoria, pero el apoyo de fajardo será crucial, sino quiere ganar el voto de centro.

"Es claro que el gran elector es ahora Sergio Fajardo y la coalición que lo postuló. Las señales que mande serán definitivas. Sumadas las fuerzas de centro-derecha y las de centro-izquierda están muy parejas. Vamos a tener una elección muy disputada", explicó el politólogo Juan Tolkatlián.

Coincide con esta postura, León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, al señalar que “Duque es derrotable, tiene el 39 por ciento y tiene que llegar 50. Si se unen Petro y Fajardo pueden derrotarlo”.

El Partido Liberal: dura derrota en elecciones presidenciales

El Partido Liberal, con 170 años de historia a cuestas, sufrió ayer una estruendosa derrota en urnas. Su candidato oficial, Humberto de la Calle, solo obtuvo 399.100 votos. En el 2010, cuando el aspirante fue Rafael Pardo, la colectividad logró 638.302 sufragios y quedó de quinto entre 5 candidatos. Pero el resultado de este domingo tiene otro agravante: el partido no logró el 4 por ciento de los votos (quedó en el 2,06), lo que obligará a la campaña de De la Calle a devolver 9 mil millones de pesos que recibió de anticipo y no tendrá derecho a reposición de voto, por lo que el candidato y su partido deberán asumir las deudas que les dejó la campaña.

Es sin duda, el peor resultado de su historia y lo deja con escasa posibilidad de maniobra distinta a la que le ofrece su fuerza parlamentaria, que no es monolítica.

Este fracaso está ligado a la pérdida de peso de los partidos en general y de las maquinarias. “Demostraron que no sirven para escoger presidente. Pueden servir en lo regional para escoger al clientelista, pero como electores de presidente están muertos. El país ya no les camina”, dice el exministro Rudolf Hommes.

El futuro del liberalismo parece estar ligado a las alianzas que logre para mantenerse como partido de coalición, como lo ha hecho el conservatismo. Sus líderes jóvenes no parecen tener pesos y otros como los expresidentes César Gaviria y Ernesto Samper no tienen el mismo eco en la militancia.

POLÍTICA
redaccionpolitica@eltiempo.com.co
En twitter: @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.