Fajardo y De la Calle confiesan sus estrategias para la primera vuelta

Fajardo y De la Calle confiesan sus estrategias para la primera vuelta

El primero no contempla una nueva alianza. El segundo no cierra la puerta. Ambos contra Petro.

Sergio Fajardo y Humberto de la Calle

Sergio Fajardo y Humberto de la Calle aspiran a la Presidencia de Colombia.

Foto:

David Sánchez - Eliana Aponte / EL TIEMPO

14 de marzo 2018 , 11:33 p.m.
‘Tenemos una coalición potente’: Sergio Fajardo

¿Siente que las elecciones del domingo le dieron un nuevo respiro a su carrera por la presidencia?

Este domingo pasaron dos cosas protuberantes: la Coalición Colombia obtuvo un resultado extraordinario, somos la primera fuerza independiente en el Congreso de la República. Después de que decían que no íbamos a pasar el umbral, demostramos lo que dijimos desde el primer día: que íbamos a trabajar por las elecciones a Congreso, las elecciones más difíciles de todas, donde se mueve toda la maquinaria, toda la plata, todo el clientelismo en su máxima expresión, y nosotros obtuvimos un resultado contundente. Extraordinario, visto desde cualquier forma: Mockus, el segundo senador más votado; Robledo, el tercero más votado. Esa es una demostración contundente de lo que ha sido nuestro trabajo.

Segundo, Petro planteó que la consulta interpartidista era el anticipo de la primera vuelta y quedó demostrado que Petro no tiene la capacidad para ganar, lo que significa que no tiene la capacidad para enfrentar la polarización. Nosotros somos la expresión para enfrentar el miedo.


¿Y eso le recompone el camino?

Sin duda alguna. Nos convertimos en la expresión política que representa el cambio en Colombia.

¿Cree que con lo que tiene es suficiente para pasar a segunda vuelta?

Nosotros hicimos la primera alianza, construimos Coalición Colombia, y nos pusimos unas tareas: presentamos unas listas al Congreso, una candidatura presidencial, cumplimos el reto del Congreso y seguimos con la campaña presidencial. Esto apenas comienza.

Algunos creen que ni usted ni Humberto de la Calle, solos, pasarán a segunda vuelta. ¿Es imposible una unión?

Humberto de la Calle es candidato presidencial, y esta semana está presentando su campaña. Nosotros estamos construyendo la nuestra. Vamos a convocar a toda Colombia. Vamos para la primer vuelta.

¿No le interesa el apoyo liberal?

Es extraordinario cumplir la palabra. Las 700 mil veces que me han preguntado por la alianza he dicho: nosotros ya tenemos una potente con Alianza Verde, el Polo Democrático y Compromiso Ciudadano. El domingo fue la demostración contundente de lo que nosotros somos capaces, sin comprar un solo voto, enfrentados a todas las maquinarias.

¿Qué tanto le preocupan los 6 millones de votos de la coalición de derecha y los 2’800.000 de Petro?

Petro convocó una decisión política poniendo la primera vuelta en esa consulta interpartidista y quedó demostrado que no tiene la capacidad de ganar. Dentro de esa consulta hay una gran cantidad de personas que van a votar por nosotros. Y los que no votaron son el gran reto nuestro. Sobre los votos de la derecha: ellos tienen sus votos y eso hace parte de la confrontación política, pero nuestra propuesta es romper las polarizaciones Petro-Santos-Uribe.

¿Cuáles van a ser sus temas fuertes de campaña?

Primera condición: la riqueza de Colombia está conformada por la inteligencia y el talento de las personas y por nuestra naturaleza y biodiversidad. En contraposición de la locomotora. Tenemos un reto político grande: la generación de un millón y medio de empleos con instrumentos como la lucha contra la corrupción frontal, que va a dirigir Claudia López. La apuesta por la formalización asociada con el avance y el desarrollo de pequeñas y medianas empresas que incluye todo lo que tiene que ver con el emprendimiento. Una reforma pensional para cambiar lo que hay hoy, en que solo 2 de cada 10 personas pueden jubilarse.

Revisar el funcionamiento de las EPS, todo esto asociado con un gran proyecto de educación donde nos estamos comprometiendo públicamente a aumentar el 10 por ciento del presupuesto para este sector. Vamos a quitarle a la corrupción un punto del PIB, que equivale a 9 billones para destinárselos a la educación, la ciencia, la cultura y la tecnología, como proyecto de desarrollo. Tenemos un proyecto de seguridad, uno para los jóvenes, otro para las mujeres, uno más para el desarrollo rural y un proyecto para la agroindustria.

‘Yo aspiro a ser el Presidente’: Humberto de la Calle

¿Las elecciones del domingo mejoraron su camino hacia la presidencia?

Lo primero es que el panorama del miedo cambió. Los 50.000 votos de las Farc mostraron que la farsa que se había tejido en mi contra, que yo les había entregado el país a las Farc, se desvaneció. Las Farc dejaron las armas, terminan en un ejercicio electoral con 50.000 votos y no hay ningún riesgo de entrega del país a las Farc. Eso va a ir calando y va a ir desvirtuando esa falsa idea de que yo era el candidato de las Farc. A esto se agrega un buen comportamiento del Partido Liberal, que perdió curules, pero sigue siendo la segunda fuerza en el Congreso. Pero mi mensaje de hoy no es solo para los militantes, sino para los colombianos de pensamiento liberal, en el sentido de que represento la postura más razonable para el país, sin extremismos. Quiero derrotar la inequidad, garantizar los derechos de las minorías, hacer de Colombia una sociedad más abierta y respetuosa, no fanática.

¿Ve menos miedo hoy?

Ahora se desplaza un miedo hacia el señor Petro. Tengo serias diferencias con él. La última y más protuberante es la de una Constituyente. No la comparto. Me parece un camino innecesario y peligroso. Pero tampoco es buena idea convertir a Petro en un coco o fantasma, con el propósito de llevar el país hacia el inmovilismo. Y responsabilizo al expresidente Uribe de haber colocado, en la piedra del odio al presidente Santos, una crítica permanente a las instituciones, cuyo debilitamiento favorece a Petro, quien es el que está cosechando esa situación.

¿Y en qué queda su aspiración?

Los colombianos van a reflexionar y encontrarán en el liberalismo un terreno abonado para la tercería. Los caminos extremistas que hoy se proponen no son convenientes.

¿Es consciente de que ir solo a primera vuelta sería trágico?

Sé que hay dificultades. Pero también noto mayor sensibilidad de los colombianos hacia la coherencia en la política.

¿Qué lo puede favorecer en primera vuelta, solo?

Primero, el resultado de las Farc, que ya expliqué. Tengo la mejor favorabilidad, que permite crecer. El Partido Liberal es la segunda fuerza en el Congreso, que, combinado con ideas claras, estoy seguro que pueden hacer reflexionar a los colombianos. Por lo demás, la campaña apenas comienza. Sé que no estoy bien en las encuestas, pero también sé que eso va a cambiar. Pero, además, un candidato con sola opinión no gana, como tampoco con sola estructura partidista, pero yo tengo las dos cosas.

¿Definitivamente no habrá alianza con Sergio Fajardo?

Hoy tengo la decisión de ir a primera vuelta con mi fórmula y el Partido Liberal. Creo poder hacer tránsito a segunda vuelta. Pero también soy consciente de la hipótesis de que esto no ocurra y que dos fuerzas de derecha lleguen a segunda vuelta.

¿Ve esa probabilidad?

Es un riesgo. A mí me preocupa y, por lo tanto, hay que mantener la mente abierta. Están las hipótesis de la posible alianza con Sergio Fajardo. Cuando era menos difícil propuse que fuésemos a consulta, ahora hay dificultades, inclusive jurídicas. Hay quienes se preguntan: ¿cómo podría ser esa alianza? Hay afinidades, pero también obstáculos. De manera que mi convencimiento es que debo ir a primera vuelta. Pero como ese riesgo existe, uno debe ir valorándolo en medio de la campaña.

¿Quién le preocupa de la derecha?

El problema no es Iván Duque, sino su papel frente a Álvaro Uribe. En su primer gobierno, a Uribe los colombianos le debemos muchas de las tareas que desarrolló, pero luego fue derivando hacia concepciones caudillistas y autoritarias que no le convienen a Colombia. Mi preocupación es quién va a gobernar. Frente a Germán Vargas tengo diferencias de muchas naturalezas.

Senadores liberales han pedido que César Gaviria abandone la jefatura del partido y que usted asuma ese cargo. ¿Qué hará?

Tengo interlocución con César Gaviria y Juan Fernando Cristo. Tengo que reconocer que Cristo me ha apoyado públicamente. Es una realidad preocupante. Lo que necesito es apoyo y un entorno político razonable. Pediría que esa discusión se pospusiera, porque aun cuando pudiera ser legítima, me parece que sí incide negativamente en la campaña.

POLÍTICA
redaccionpolitica@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.