‘Toda diversidad será respetada en un gobierno mío’: Gustavo Petro

‘Toda diversidad será respetada en un gobierno mío’: Gustavo Petro

Primer candidato de izquierda que pasa a una segunda vuelta. Convocó a Fajardo y a De la Calle.

Declaraciones de Gustavo Petro tras primera vueltaDeclaraciones de Gustavo Petro tras primera vuelta
Discurso de Gustavo Petro

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 02:19 a.m.

El candidato presidencial por la Colombia Humana, Gustavo Petro, invitó el domingo a todos los sectores “sociales y políticos” que participaron en la campaña electoral y que no lograron pasar a la segunda vuelta a que se unan a su “acuerdo sobre lo fundamental” para evitar el regreso de la violencia.

La convocatoria de Petro se dio en medio de su discurso tras las votaciones de este domingo, en las cuales aseguró su cupo a la segunda vuelta presidencial, prevista para el próximo 17 de junio.

El avance del ex alcalde en las urnas se convirtió en uno de los hechos significativos de la jornada electoral, ya que se trata del primer aspirante a la jefatura del Estado de la izquierda que pasa a una nueva votación para la elección del siguiente mandatario de los colombianos.

Hacia la 7 p. m., Petro se presentó ante sus seguidores, reunidos en un centro de eventos de Bogotá, que lo vitoreaban llenos de entusiasmo luego de conocer el paso dado por esa campaña.

Pocas menciones se hicieron –tras conocerse los resultados de las urnas– del supuesto fraude electoral que, según Petro, se estaría fraguando desde las autoridades electorales contra su candidatura.

Uno de los momentos de mayor efervescencia del discurso del exguerrillero del M-19 fue cuando realizó una convocatoria pública a sus contrincantes en los comicios del domingo, que ya salieron de la presente campaña electoral.

El mensaje de Petro iba dirigido –y así lo dijo de manera puntual– a los excandidatos Sergio Fajardo y Humberto de la Calle, quienes no alcanzaron a pasar a la segunda ronda electoral.

En ese sentido, Petro los invitó, con nombre y apellido, a que se unan a su “acuerdo sobre lo fundamental”, el cual busca encaminar a Colombia a una era de paz.

El candidato afirmó que líderes como Fajardo y De la Calle “son personas que hay que tener” y que “tienen que participar” de la construcción de su país.

“Todo este conjunto de fuerzas sociales y políticas, que de alguna manera se expresaron, tienen que ser convocadas”, afirmó Petro en medio de la algarabía de sus seguidores.

La invitación de Petro se fundamentó en el otro soporte de su discurso político: la pluralidad.

En ese sentido, el candidato afirmó que, si es elegido presidente, demostrará que “toda diversidad, incluida la política, va a ser respetada y fortalecida” por su gobierno.

Nos interesa un país pluralista, no uno uniformado de un solo color (...). Las sociedades que se uniforman no son sostenibles y terminan en violencia”, afirmó Petro, quien manifestó que “un señor como (Germán) Vargas Lleras merece la pena que mantenga liderazgos en el país, lo mismo que el uribismo”.

Por ello, agregó que el “acuerdo sobre lo fundamental” que está proponiendo “tiene que ver con juntar a todas las fuerzas políticas y sociales que quieran construir una Colombia en paz”.

La paz

Petro dedicó, precisamente, una parte de su discurso a este tema: la paz.

Sobre este asunto, afirmó que las generaciones actuales tienen “la responsabilidad” de no hacer regresar a Colombia a la violencia.

Somos la generación de la paz, de la democracia, que nos corresponde entregarles este territorio que hermosamente llamamos Colombia a estos niños y niñas para que ellos jamás vayan a vivir lo que nosotros vivimos: la violencia”, dijo.

‘Mentiras’

Otra parte del discurso de Petro estuvo enfocado a lo que llamó las “mentiras” y las “cadenas de engaño” de sus contradictores sobre lo que sería el país en un gobierno suyo.

Sobre esto, afirmó que uno de los “miedos” que se han infundido en gran parte de la sociedad tiene que ver con las supuestas expropiaciones que haría como gobernante.

Cuando hablamos de democratizar, de construir una clase media poderosa (...), se cree que estamos hablando de estatizar la economía, que lo que proponemos es expropiar (...), eso es una mentira, es una cadena de engaños”, aseguró.

Igualmente, dijo que, si llega a la presidencia, tampoco planea gobernar “en forma autoritaria” o construir “un país parecido a Venezuela o a Brasil, es decir, por caminos dictatoriales”.

En el gobierno de la Colombia Humana no utilizaremos los instrumentos de vigilancia financiera contra nuestros opositores ni las herramientas de la inteligencia para ver cómo conversan o qué hacen en sus teléfonos los miembros de la oposición”, dijo.

Y le envió un mensaje al expresidente Álvaro Uribe: “No tiene qué temer el presidente Uribe si nosotros llegamos al gobierno porque, al contrario, vamos a demostrar cómo, a pesar de las diferencias, que pueden ser sustanciales, un gobierno en nuestras manos jamás alterará su derecho a ser respetado en Colombia, a que sus bienes, su familia, su actividad política sean protegidos”.

Petro enfatizó en varias partes de su mensaje que lo que está en juego en las tres semanas que faltan para la segunda vuelta es “acabar con todas las violencias” y no “engendrar nuevas”, y dijo que el reto es “construir una era de paz”.

El acuerdo sobre la fundamental tiene que ver con esto, con unir todas las fuerzas sociales que quieren en Colombia profundizar la democracia y la libertad”, afirmó.

La izquierda: primera vez en segunda vuelta

Por primera vez en la historia, un candidato proveniente de la guerrilla y de tendencia de izquierda disputará una segunda vuelta presidencial: Gustavo Petro.

Según el preconteo, Petro alcanzaba anoche 4’846.493 votos, la cifra más alta que ha conseguido la izquierda en las urnas en Colombia.

El candidato de izquierda que se disputará la presidencia con Iván Duque, del Centro Democrático, es un hijo del proceso de paz con la guerrilla del M-19, firmado en marzo de 1990.

Tras regresar a la vida civil, Petro pasó por el Congreso y la Alcaldía de Bogotá, donde fue objeto de controversias.

Aunque varios sectores en el país no comulgan con que los exintegrantes de estas organizaciones participen en política, el caso de Petro –y el de otros exguerrilleros que han incursionado en esta área– demuestra las bondades de que eso ocurra. En otras palabras, es la evidencia de que los procesos de paz funcionan.

Para el académico Jairo Libreros, la llegada de este exguerrillero a la segunda vuelta significa, desde el punto de vista electoral, que “la reconciliación política en el país empezó”.

Votar por alguien que en el pasado militó en un grupo guerrillero es apostar, en cierta medida, por la paz y la reconciliación política”, dijo el experto.

Según Sandra Borda, decana de la Universidad Tadeo Lozano, el exalcalde ha logrado movilizar un voto distinto. “Pareciera tener éxito movilizando gente que tradicionalmente es apática, que no se interesa por política y que por primera vez está escuchando un discurso con el que congenia y que le genera simpatías”, dijo.

POLÍTICA
redaccionpolitica@eltiempo.com.co
En twitter: @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.