Legalización de la droga: ¿qué están proponiendo los candidatos?

Legalización de la droga: ¿qué están proponiendo los candidatos?

Aspirantes a la Presidencia responden a inquietudes de EL TIEMPO.

Debate caribe

Cinco de los candidatos presidenciales respondieron inquietudes de EL TIEMPO sobre el tema de drogas

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

22 de abril 2018 , 10:00 p.m.

Cinco de los aspirantes a la Casa de Nariño responden a la posibilidad de si un eventual gobierno suyo legalizaría la droga como una alternativa que les permitiera combatir el narcotráfico.

En un eventual gobierno suyo ¿legalizaría la droga como una forma de combatir el narcotráfico?

Iván Duque

No. El narcotráfico es un veneno pernicioso en la sociedad que afecta la salud pública, destruye las instituciones, fomenta la corrupción, distorsiona la economía y es el combustible del terrorismo. No vamos a legalizar la droga; al contrario, vamos a prohibir la dosis mínima.

Necesitamos una política integral de lucha contra las drogas que incluya erradicación y sustitución obligatorias, desarrollo alternativo, aspersión aérea con alternativas al glifosato, desmonte de laboratorios, acabar con las redes de suministros, lucha contra el lavado de activos y tratar el consumo como un tema de salud pública.

No vamos a legalizar la droga; al contrario, vamos a prohibir la dosis mínima

​Germán Vargas Lleras

No. Mi programa de gobierno contempla la judicialización para el que porte, fabrique o consuma más de la dosis mínima (20 gramos de marihuana y uno de cocaína). De igual forma se endurecerán las penas para combatir el microtráfico, que está capturando a la juventud: los vinculan al consumo, luego los ponen a distribuir, y a quienes no distribuyen los ponen a delinquir para pagarse el consumo; qué desastre.

Hay que enfrentar con más inteligencia y mayor capacidad a quienes hoy son estructuras y manejan esas organizaciones; no son menores, son organizaciones muy poderosas.

Judicialización para el que porte, fabrique o consuma más de la dosis mínima (20 gramos de marihuana y uno de cocaína)

Sergio Fajardo

La legalización controlada es la solución de fondo al problema del narcotráfico, pero esa decisión no depende de nosotros. Legalizarla en Colombia no tiene ningún sentido si no parte de un consenso global. La destrucción moral y ambiental que el narcotráfico genera en Colombia es inmensa y vamos a seguir pagando el mayor precio por ese flagelo.

Hay que entender el consumo de drogas como un tema de salud pública; tenemos que enfrentar el narcotráfico y el microtráfico. Para legalizar las drogas en Colombia todavía falta un largo recorrido.

Hay que entender el consumo de drogas como un tema de salud pública; tenemos que enfrentar el narcotráfico y el microtráfico. Para legalizar las drogas en Colombia todavía falta un largo recorrido

Humberto de la Calle

Este problema debe abordarse desde tres perspectivas: el consumidor, las bandas narcotraficantes y los cultivos ilícitos. Con respecto a la primera, es una locura volver a pensar que debemos meter a la cárcel a los consumidores, como proponen algunos.

Eso es volver al pasado. Con respecto a las bandas, debemos robustecer todos los esfuerzos para combatirlas y desmantelarlas, enfocándonos en los eslabones más estratégicos de la cadena. Para los cultivos ilícitos, el camino es la sustitución voluntaria entendida desde una perspectiva de desarrollo territorial. Es difícil y costosa, pero es la única solución sostenible.

Para los cultivos ilícitos, el camino es la sustitución voluntaria entendida desde una perspectiva de desarrollo territorial. Es difícil y costosa, pero es la única solución sostenible

Gustavo Petro

No tiene sentido legalizar la droga, si se mantiene la prohibición en EE. UU. y Europa, y hay que atacar las estructuras criminales vinculadas a varios mercados ilegales.
Sin embargo, es preciso proteger a los consumidores y los pequeños cultivadores, llevados al cultivo por condiciones de pobreza y exclusión.

Hay que mantener la dosis personal y extender programas preventivos de salud pública y reducción del daño. Para los pequeños cultivadores hay que aplicar la alternatividad penal y presencia estatal con inversión y programas concertados y duraderos de sustitución de cultivos, buscando usos alternativos y legales de la coca, como ocurre con la marihuana para fines medicinales.

Hay que mantener la dosis personal y extender programas preventivos de salud pública y reducción del daño

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.