El voto en blanco no fue representativo: analistas

El voto en blanco no fue representativo: analistas

Sin embargo, fue la votación más alta por esa opción en las últimas votaciones.

Voto en blanco

Al voto en blanco le auguraban un 11 por ciento para la segunda vuelta.

Foto:

Jáiver Nieto / EL TIEMPO

17 de junio 2018 , 11:36 p.m.

Con 808.368 sufragios, un 4,2 por ciento del total en los comicios de ayer, el voto en blanco siguió una tendencia creciente desde que se instauró la segunda vuelta presidencial con la Constitución de 1991.

Y aunque ha sido la mayor votación por esa opción en segunda vuelta (en 2014, la segunda más alta, cuando se enfrentaron el actual presidente, Juan Manuel Santos, y Óscar Iván Zuluaga, el voto en blanco obtuvo 619.396 sufragios, un 4,02 %), analistas políticos coinciden en que la cifra no fue representativa ni influyó en el resultado.

David Andrés Murillo, docente investigador de la Universidad Libre y experto en actualidad política, asegura que, al contrario de lo que se esperaba, “la gente decidió tomar partido y votaron por alguno de los dos candidatos”.

“Si hubieran decidido que el voto en blanco era una manifestación crítica –agrega–, la votación en blanco habría sido superior a la de ayer, y ni siquiera llegó al 4,5 por ciento”.

Mas allá del análisis porcentual y estadístico, ese aumento no fue representativo ni generó ningún impacto para la elección misma

Para Murillo, el llamado a votar en blanco de varios candidatos que representaban el centro no se materializó en esta jornada.

“Mas allá del análisis porcentual y estadístico, ese aumento no fue representativo ni generó ningún impacto para la elección misma”, sostiene.

Para Víctor Manuel Gutiérrez, docente de la Universidad Central y experto en derecho público, fueron exageradas las expectativas que despertaron las encuestadoras con respecto al voto en blanco y que replicaron las redes sociales, y al que le auguraban un 11 por ciento, sobre todo tras la alta votación –4’589.696 sufragios– que obtuvo en primera vuelta Sergio Fajardo, quien representaba la opción de centro.

“Creo que se sobredimensionó el guarismo inicial, y lo que pasó ayer con esa opción (voto en blanco) no reflejó esa expectativa, es decir que una parte del electorado de Fajardo se iba a ir con alguno de los dos candidatos en la segunda vuelta”.

Gutiérrez reconoce que el aumento de sufragios por el voto en blanco fue significativo en la segunda vuelta (en la primera, los votos fueron 341.087, 1,76 %), pero no tanto como para decir que los votos de Fajardo y de otros candidatos que se quedaron en el camino en la primera vuelta se hayan sumado a esta opción. “La cifra no se compadece con la expectativa que se tenía y no marca tendencia clara ni firme, ni incide sobre el resultado”, afirma.

La gran conclusión, según el analista, es que aunque haya bajado en algo, la abstención sigue siendo alta (46,96 %) y refleja la opinión de un sector que no participa porque no se identifica con las ideas ni con un debate tan polarizado como el que pasó.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.