Todo el movimiento que hay detrás de unas elecciones

Todo el movimiento que hay detrás de unas elecciones

Llevar los tarjetones a los 11.231 puestos de votación exige una enorme logística.

Votaciones en Colombia

La logística cubre a los 1.122 municipios del país, sin importar si algunos centros poblados se encuentran en zonas de difícil acceso y no es posible llegar o salir por tierra.

Foto:

Diego Caucayo / Archivo EL TIEMPO

08 de marzo 2018 , 07:14 p.m.

Para las elecciones de este 11 de marzo, cuando se elegirán un nuevo Senado y nueva Cámara de Representantes, más de 688.000 ciudadanos estarán atendiendo las 103.345 mesas de votación dispuestas en 11.231 puestos a lo largo y ancho del territorio nacional y las 1.175 mesas establecidas en los 69 países en los que Colombia tiene representación diplomática.

Este es tan solo un aspecto de toda la logística que hay detrás de unos comicios en el país, reconocidos en el mundo por la rápida difusión de los resultados, y que implica un despliegue de recursos económicos y humanos que empiezan a operar mucho antes de la jornada electoral.

“Lo que hacemos es un preconteo, que es como una labor de prensa, porque el escrutinio lo hacen los señores jueces de la República, un proceso que arranca tiempo después. Lo que hacemos previamente cuenta con una calidad y unos protocolos de seguridad muy estrictos que se establecen desde nuestro organismo”, apuntó Jaime Hernando Suárez Bayona, registrador delegado en lo Electoral de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Suárez explica además que la labor de los jueces empieza una vez se cierran las urnas y puede extenderse hasta un par de días después.

El transporte de los kits electorales comienza en un avión, luego pasa a camiones y de allí, a vehículos más pequeños

La logística cubre a los 1.122 municipios del país, sin importar si algunos centros poblados se encuentran en zonas de difícil acceso y no es posible llegar o salir por tierra. “Uno pensaría que Guainía, Vichada, Vaupés y Amazonas son los más difíciles, pero, nada más aquí en Bogotá, trasmitir desde la localidad 20 de Sumapaz es enredado, y así ocurre en todo el país”, contó el funcionario de la Registraduría.

De hecho, la institución encargada de realizar las elecciones desarrolló algo que denomina el ‘Plan burro’, porque implica el uso de diferentes herramientas para llegar a los distintos puntos del territorio nacional.

“El transporte de los kits electorales comienza en un avión, luego pasa a camiones y de allí, a vehículos más pequeños. En algunos casos implica chalupas o mulas para finalizar el proceso”, explica el registrador delegado en lo Electoral.

Los simulacros previos a la jornada han sido claves para detectar los eventuales inconvenientes, porque no todos los corregimientos cuentan con señal telefónica. “En algunos casos, los jurados deben acercarse a una antena o subirse a una montaña para poder trasmitir la información. También hemos tenido que hacer contratación de líneas satelitales, y la Policía y el Ejército han sido fundamentales en el momento de hacer uso de sus radioteléfonos y equipos”, concluyó Suárez Bayona.

MÓNICA VARGAS
monicavaleperiodista@gmail.com
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
Concepto y redacción editorial: Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el apoyo de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.