Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

'No queremos que haya más reelecciones': Isabel Segovia

Es una mujer que sabe de temas educativos. Fórmula vicepresidencial de Enrique Peñalosa.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO

Isabel Segovia, fórmula de E. Peñalosa, es una de las personas que más sabe de los temas educativos.

Isabel Segovia, fórmula de E. Peñalosa, es una de las personas que más sabe de los temas educativos.

En la actual campaña presidencial, Isabel Segovia, fórmula vicepresidencial de Enrique Peñalosa (Alianza Verde), es la persona que, todo indica, más sabe de temas educativos.

Nacida en Bogotá pero de padres cartageneros, estudió historia y relaciones internacionales en la Universidad de Pensilvania y realizó una maestría en estudios latinoamericanos en la Universidad de Vanderbilt.

Ocupó varios cargos en el Ministerio de Educación hasta llegar a ser viceministra. Su última labor fue gerente general de la Fundación Compartir, que maneja temas educativos.

Está convencida de que es necesario mejorar el sistema educativo y que parte de esto surge a partir de capacitar a los maestros, mejorarles el sueldo y darles el estatus que deben tener en la sociedad. Asegura que, si ella y Peñalosa llegan a la Casa de Nariño, la plata de los cupos indicativos se destinará para la educación.

¿Cómo se logra hacerle entender a la gente que el tema de la educación es muy importante para el país?

Llevamos mucho tiempo en este proceso, y ya se ha logrado que los padres de familia sientan que sus hijos deben ir al colegio, algo que no pasaba antes. Ahora, el papá lucha por un cupo educativo, pero todavía no lucha por la calidad. La educación es la inversión más rentable de todas, pero esto no es sencillo de entender, ya que no es algo inmediato.

Si Peñalosa es presidente, ¿usted qué le cambiaría a la educación?

En lo que tiene que ver con primera infancia, debe haber una atención integral que incluya cuidados, nutrición, salud y educación. Por ahora, al país le falta algo primordial que es plata, porque no existe una transferencia constante y recurrente para atender a la primera infancia, y esto afecta la institucionalidad porque como nadie es responsable de este tema, el asunto ha ido pasando y depende de quién tenga la plata.

Por eso es necesario generar recursos consistentes y recurrentes y una institucionalidad clara sobre quién debe coordinar esto. Esta es la inversión más rentable de todas. En educación básica y media los resultados han sido muy pobres, en buena medida porque nos hemos centrado en la cobertura y los colegios tienen unos retos muy reales debido a que reciben unos niños que vienen con muchas deficiencias; entonces hay que hacer un trabajo muy importante en materia de calidad de la educación.

¿Y cómo se podría solucionar esto?

Aquí hay unos temas fundamentales. Uno de ellos es el docente, pues no hay ningún factor que influya más en la educación que la calidad del docente. Lo que pasa es que nadie ha querido darse la pela en este campo, pues son unos cambios demorados, no dan réditos políticos y no se ven rápidamente. Por eso es necesario lograr que los maestros reciban la mejor atención posible, y eso implica meterse con las facultades de educación para hacer un trabajo de mejoramiento de formación. Los colombianos deben entender que los maestros son los que forman a los demás profesionales y que es la profesión más importante de todas, y hasta que no se entienda esto será muy difícil generar este cambio.

¿Y todo esto qué implica?

Para poder hacer un ciclo completo, necesitamos hacer una evaluación no punitiva sino de mejoramiento para poder ofrecer lo que se necesita, y para eso se requieren incentivos, particularmente para que los mejores maestros se vayan a las zonas más complejas. Además necesitamos pagarles mucho mejor a los docentes y darles estímulos de educación. Necesitamos que ganen lo mismo que cualquier profesional con buen sueldo.

¿Usted ha cuantificado todo lo que está proponiendo?

En el tema de los docentes, según la Fundación Compartir, se requieren más o menos 3,6 billones de pesos adicionales.

¿Usted y Peñalosa están dispuestos a meterle esta plata?

Sí, estamos dispuestos. Al país le vale alrededor de 28 o 29 billones de pesos el sector completo; estamos hablando de un poquito más del 10 por ciento, o sea, no es una cosa ilógica. Cuando los temas se vuelven prioritarios, hay plata y además no tenemos ataduras políticas ni económicas. Hay una cosa que se llama cupos indicativos, que son como 3 billones de pesos al año; entonces hay una plática facilita para la educación.

Entonces, ¿la idea es acabar los cupos indicativos?

Sí, esa es la idea. Es quitarles la plata a los congresistas y dársela a la gente. En este país no siempre hay plata para todo, el asunto es saber qué se prioriza.

¿Están de acuerdo con la reelección presidencial?

No queremos que haya más reelecciones, lo que queremos es hacer cambios estructurales. Nuestras metas a cuatro años consisten en dejar un sistema muy sólido para que la cosa continúe.

¿Con qué podrían identificar los colombianos la campaña de Peñalosa?

Con una política diferente, es volver a la política de base. Es decirle a la gente que hay un planteamiento, unas ideas y unas personas y que lo que tiene que hacer el elector es decidir si esa es la persona y las ideas por las que quiere votar, y no por la camiseta, los zapatos o el sándwiche del día, y mucho menos por la mermeladita untándose por todos lados.

¿No es muy complicado buscar el poder sin el apoyo de los políticos y los sectores económicos?

Justamente, el pensar eso es lo que nos tiene así. Esa característica que tenemos con Peñalosa es la que nos hace completamente libres.

¿Y, entonces, cómo van a financiar la campaña?

Hasta ahora no le hemos pedido plata a nadie. Lo que tenemos claro es que si llegamos a necesitar recursos más adelante, será de gente que efectivamente contribuya por el tema de país y esta opción de diferencia, y no por favores y retornos posteriores. Lo que sí tenemos claro es qué recursos estamos dispuestos a recibir y cuáles no. Pero sí acudiremos a la financiación estatal.

¿Qué harían en educación superior?

Hay que meterle más plata. La educación superior ha tenido un aumento de cobertura importante en los últimos años, lo que ha afectado la calidad porque las universidades públicas no están recibiendo más recursos por los jóvenes adicionales. Todo esto hace parte de un tema integral que comienza desde la primera infancia.

‘La paz no es de un gobierno’

¿Los trasnocha el tema de la paz?

No, porque consideramos que este tema es muy importante y que ya es una política de Estado. La paz es de todos los colombianos, no es de un gobierno. Consideramos que el proceso se ha manejado de una manera responsable, que las personas que lo han manejado lo han hecho en forma adecuada, y, de todas maneras, lo que se acuerde será refrendado por los colombianos. Lo que nos preocupa de este asunto es que se esté volviendo el caballo de batalla de la campaña y que ahora la paz dependa de una persona y no de un Estado. El camino en este asunto está bastante avanzado; lo que hay que hacer es continuarlo.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad