Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Empleo y seguridad, las prioridades de los votantes

Falta de trabajo es uno de los problemas que deberían encabezar la agenda del Gobierno. Encuesta.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO

Según la encuesta de Datexco, llevada a cabo entre el lunes y el jueves de esta semana, el desempleo es el tema al que la gente más se refiere cuando le preguntan sobre las prioridades que debería tener el próximo Presidente de la República. (Lea también: Santos ganaría en segunda vuelta).

El 17,1 por ciento de las respuestas –a un cuestionario que se aplicó en forma presencial– incluyó la falta de trabajo como uno de los problemas que deberían encabezar la agenda del Gobierno Nacional en el periodo 2014-2018. De acuerdo con las cifras que maneja el Dane, el desempleo en febrero (el dato más reciente disponible) fue del 10,7 por ciento.

El segundo lugar de las preocupaciones de los votantes es la inseguridad en las ciudades, con 13,3 por ciento. En este campo, las autoridades insisten en que se trata de un asunto de percepción, pues los indicadores fundamentales, como la tasa de homicidios y los hurtos reportados, vienen en descenso. Sin embargo, la aún frecuente ocurrencia de hechos como robos de celulares y atracos callejeros parecen seguir calando hondo en la opinión pública.

La calidad de la salud, incluida en el 12,1 por ciento de las respuestas, es la tercera necesidad más apremiante de los colombianos. Esto no resulta sorprendente si se tiene en cuenta que, según el último sondeo de la Red de Ciudades Cómo Vamos, la mitad de los habitantes de 11 grandes ciudades del país no están satisfechos con el servicio de salud que reciben. El porcentaje de insatisfechos ha aumentado 14 puntos en cinco años.

El siguiente asunto prioritario para los electores es la pobreza, con 11,2 por ciento. Aunque este es un problema que se ha venido reduciendo, lo cierto es que en pleno siglo XXI uno de cada cuatro colombianos es pobre.

Cerrando el Top 5 de los problemas más urgentes está la calidad de la educación, con 8,2 por ciento.

Llama la atención que el conflicto armado con las Farc, que se suponía iba a ser el eje de la campaña presidencial –como consecuencia de la decisión del gobierno de Juan Manuel Santos de adelantar un proceso de paz con esa guerrilla– aparece en el sexto puesto, con apenas el 5 por ciento de las respuestas.

Intención del voto en blanco está en el 17,3 por ciento

El voto en blanco es la segunda opción en las preferencias al responder a la pregunta de por quién votaría en primera vuelta presidencial (17,3 por ciento). Es difícil saber si esa tendencia ha retrocedido, ya que esta encuesta no se puede comparar con estudios anteriores, por su carácter presencial. En todo caso, si se toma como referencia lo que sucedió en las elecciones al Congreso, en las cuales el voto en blanco tuvo poco peso en las urnas, un resultado que fue muy inferior al que se pronosticaba en las encuestas, es probable que la misma situación se repita nuevamente. La explicación de los analistas fue que la intención de votar en blanco no moviliza con facilidad a las personas a asistir a las mesas y al final esa conducta podría traducirse en abstención.

Patricia Muñoz, docente investigadora de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Javeriana, cree que la tendencia del voto en blanco seguirá cayendo a medida que se acerque la fecha de la votación, tal como sucedió en marzo pasado: “Todavía hay un porcentaje de indecisos, que seguramente terminará votando por alguno de los candidatos o se abstendrá de votar. Pero hay que agregar que es una campaña fría, apática, con candidatos que no han participado en el debate público ni han asistido a las invitaciones de la academia o de los medios, con un cuidado excesivo de los candidatos por sus estrategias”.

En la encuesta actual se nota una mayor inclinación por el voto en blanco en la zona andina (que no incluye a Bogotá), donde llega al 24,4 por ciento, y en la zona Pacífica, donde está en 23,2.

En cambio, en la zona central (que sí incluye a Bogotá), apenas llega al 13,6 por ciento. Otro dato interesante es que el voto en blanco tiene su mayor fortaleza en el estrato cinco, donde es la opción preferida (25,9 por ciento), por encima de cualquier candidato. Al respecto, Muñoz recordó que las campañas para sufragar en blanco tienen más impacto en las grandes zonas urbanas, donde predomina el voto de opinión. “Normalmente, el voto en blanco está más ligado a poblaciones con mayores niveles de información política y de formación educativa –aseguró Muñoz–, que, a su vez, coinciden con los estratos más altos”.

REDACCIÓN EL TIEMPO

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Publicidad