Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Así llegan los cinco candidatos a las elecciones

Santos y Zuluaga, con las mejores cifras de favorabilidad en encuestas. Panorama no está definido.

Por: EL TIEMPO

Cinco candidatos disputan hoy la primera vuelta electoral.

Cinco candidatos disputan hoy la primera vuelta electoral.

Incertidumbre. Eso es lo que reina sobre los resultados que puedan dejar las elecciones de hoy domingo. No es fácil responder quién va a ganar.

Las últimas encuestas divulgadas la semana pasada mostraban con certeza que habría segunda vuelta y que a ella pasarían el presidente-candidato, Juan Manuel Santos, y el aspirante uribista, Óscar Iván Zuluaga.

Pero esos estudios de opinión no coincidían en los porcentajes ni sobre cuál de los dos quedaría de primero.

“No hay nada claro sobre lo que pueda pasar. Hasta hace poco pensábamos que el presidente Santos iba a llegar con mucha ventaja, pero ahora no”, dijo Yann Basset, director del Observatorio de Procesos Electorales de la Universidad del Rosario.

Para Ricardo García, politólogo de la Universidad Externado, es complicado anticiparse porque no se sabe cómo va a reaccionar la gente frente a los escándalos de los últimos días.

A lo largo de esta campaña cada uno de los cinco candidatos ha mostrado fortalezas y debilidades.

El presidente Santos tiene una clara ventaja por ser el mandatario y por contar con el respaldo de los partidos Liberal, Cambio Radical, ‘la U’ y un importante sector del conservatismo. Además, tiene ejecutorias para mostrar.

Si bien en la campaña le ha costado conectarse con el electorado, en la mayoría de encuestas siempre punteó.

“Para Santos fue un error no debatir y eso también lo hizo perder terreno. Él lleva una ventaja y es posible que la mantenga”, dijo Basset.

Entretanto, Zuluaga, golpeado por el escándalo del hacker que trabajaba para su campaña, logró en los últimos meses aumentar el reconocimiento ciudadano, que le era esquivo.

La catedrática Patricia Muñoz, de la Universidad Javeriana, destacó que la de Zuluaga es una de las mejores campañas, pues logró conectar al candidato con los electores y proyectarlo como alguien con experiencia y con una buena hoja de vida.

“Adoptó una disciplina discursiva, y la voz, la expresión y sus mensajes se han asemejado mucho a los del expresidente Uribe, y eso le ha traído réditos, aunque también detractores”, dijo.

Por su parte, Enrique Peñalosa (Alianza Verde), quien inició la campaña catapultado por las encuestas y sus ejecutorias, especialmente cuando fue alcalde de Bogotá (1998-2000), se desinfló en esos estudios. No cuenta con un partido fuerte que lo respalde; solo lo hacen algunos sectores de la Alianza.

“Lo veo debilitado, y eso se debe a una campaña muy ambigua. Su estrategia de creer que era el segundo y de no ir a los debates lo invisibilizó” dijo Miguel García, catedrático de la Universidad de los Andes. Por supuesto que sus propuestas fueron reconocidas por los analistas como “serias”.

Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador, a pesar de que inició la campaña con su colectividad dividida y con su elección demandada, se ha mostrado como una candidata seria a la que le cabe el país en la cabeza y que en las encuestas repuntó.

“Su candidatura no arrancó bien por la pelea interna del partido y porque tuvo un competidor en la derecha, que es Óscar Iván Zuluaga”, dijo el profesor Ricardo García, quien destacó las condiciones de la aspirante.

Clara López, candidata del Polo-UP, llega con la expectativa de superar la votación que la izquierda ha logrado tradicionalmente en el país. Ha mostrado ser sólida y tener propuestas atractivas.

“Esta campaña del Polo es de las más sólidas de los últimos años, está montada sobre el reconocimiento que tiene ella y sobre la gestión realizada. Podría superar las barreras históricas de la izquierda que siempre han estado por debajo del 10 por ciento de la votación”, dijo Carlos Alberto Patiño, catedrático de la Nacional.

Sin embargo, el docente reconoció que a las elecciones de hoy llega la izquierda dividida.

EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad