Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Falta de debate alimenta la idea de una campaña presidencial fría

Mientras unos candidatos celebran que no haya pugnacidad, otros acusan a los que lideran sondeos.

Por: EDULFO PEÑA

Los colombianos esperan que suba la intensidad de las manifestaciones en las campañas.

Los colombianos esperan que suba la intensidad de las manifestaciones en las campañas.

Hay quienes creen que la campaña presidencial está fría, que va a media marcha; otros consideran que no hay propuestas y, unos más, que falta más debate. Pero, en cambio, los propios candidatos estiman que va bien.

Esta semana, por ejemplo, Asofondos deploró que de los cinco aspirantes a la Casa de Nariño en contienda, solo Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, hubiera aceptado la invitación a exponer sus tesis ante sus afiliados, en Cartagena.

Tal vez sea por hechos como este, que no hay debates, por lo que no ha habido grandes controversias, que la campaña parece fría.

O porque como dice Fabián Acuña, politólogo y profesor de la Universidad Javeriana, experto en temas electorales, “los colombianos estamos acostumbrados a campañas polarizantes (...) unos a favor de la paz, otros a favor de la guerra”.

Y, claro, las últimas elecciones presidenciales las definieron esos temas: la guerra y la paz. Sobre todo las de 1998, con Andrés Pastrana, y las de 2002 y 2006, con Álvaro Uribe.

Esta vez también el presidente Juan Manuel Santos hizo su gran apuesta por la reelección con su sueño de poner fin al conflicto armado de más de 50 años, pero, según varias encuestas, el tema ya no parece la prioridad para la mayoría de los colombianos. Según Carlos Lemoine, del Centro Nacional de Consultoría, la búsqueda de la paz no se ve “tan cercana a los ciudadanos”, probablemente porque, aunque la gente la quiere, no está segura de que la guerrilla vaya tan en serio.

Y aunque el tema parece diluirse, Santos mantiene su apuesta por un acuerdo con las Farc. Espera que la firma del tercer punto de la agenda se produzca en cualquier momento.

Otro hecho que puede explicar el “enfriamiento” de la paz como gran tema de debate es que, en últimas, todos los candidatos la quieren, con ligeras diferencias.

El candidato uribista, Óscar Iván Zuluaga, se opone a que los líderes de la guerrilla no vayan a la cárcel y a que accedan fácilmente a curules en el Congreso; Marta Lucía Ramírez (conservadora) asegura que si gana las elecciones mantendrá las negociaciones por cuatro meses más y que pedirá a la guerrilla dejar de reclutar niños y un mapa de las minas antipersonal.

Enrique Peñalosa (Alianza Verde) y Clara López (Polo Democrático) apoyan la negociación que hace Santos. Peñalosa, incluso, ha dicho que mantendría el actual equipo negociador del Gobierno.

Alicia Arango, directora del Centro Democrático (el movimiento de Uribe), atribuyó la frialdad de la campaña al hecho de que “la mayoría de los colombianos no quiere la reelección”.

Patricia Muñoz, profesora de ciencia política de la Universidad Javeriana, aseguró que esta vez “los candidatos no han tenido la capacidad de entusiasmar a los ciudadanos, ni con emociones ni con propuestas”.

Candidatos tranquilos

Enrique Peñalosa, a quien varias encuestas dan como seguro jugador en segunda vuelta, se declaró “contento, feliz y agradecido” con el ritmo de la campaña.

“Entre la gente hay mucha ilusión y mucha confianza”, aseguró luego de destacar que esta vez “el país tiene unos candidatos presidenciales muy buenos, responsables y que no son ofensivos”.

La candidata conservadora, quien libra una campaña de crítica radical al gobierno del presidente Santos, deploró que el mandatario no asista a debates.

“Lo lamentable es que no haya debate, porque no hay con quién debatir, pues Juan Manuel Santos y Enrique Peñalosa no asisten a ningún escenario con los demás aspirantes”, aseguró Ramírez.

Clara López, candidata presidencial del Polo, se declaró tranquila con la dinámica del debate electoral. “Estamos moviendo la campaña por todo el país de una manera muy tranquila. Estamos generando confianza”, dijo.

López admitió que probablemente algunos no estén contentos, y lo atribuyó a que no se han dado “los antagonismos que les gustan a los medios de comunicación”.

El pasado jueves, luego de presidir una multitudinaria manifestación a cielo abierto en Pasto (Nariño), como en los viejos tiempos, la fórmula vicepresidencial de Santos, Germán Vargas Lleras, se preguntó: “¿Les parece que estas manifestaciones, con plaza llena, son de una campaña fría? ¿Qué otra campaña tiene actos públicos de estas magnitudes?”.

Otros escenarios

No es nuevo, pero sí es cada vez más evidente el surgimiento de nuevos escenarios para el debate político electoral como las redes sociales. En general, y sobre todo en zonas urbanas, las plataformas digitales reemplazaron las plazas públicas. Los debates por televisión, en segunda vuelta, podrían ponerle más picante a la lucha por la Presidencia.

La gente clave detrás de los cinco aspirantes a la Presidencia

Los equipos de trabajo de las campañas presidenciales son claves para sus candidatos, no solo porque son estratégicos en la construcción de las propuestas programáticas, sino por el respaldo que generan a los aspirantes.

Por eso, y más en unas elecciones presidenciales como las que vienen el 25 de mayo, no solo se necesita de buenos aspirantes sino, además, de un equipo que entienda al país y sus necesidades.

Las cinco campañas presidenciales se rodearon de asesores que tienen como objetivo diseñar estrategias que permitan a sus respectivos candidatos jugar un papel destacado en los comicios.

Estas personas son claves por varias razones. La principal es que son de la entera confianza de los candidatos y, la segunda, que son profesionales destacados en sus respectivas áreas, tanto en el plano nacional como en el internacional, lo que hace que sus directrices sean fundamentales en la construcción de los programas y de las estrategias con las que todos quieren ganar.

Para el catedrático Juan Carlos Rodríguez, de la Universidad de los Andes, el fin de todo grupo de campaña es complementar a su candidato. “Los aspirantes se rodean de un equipo compuesto por gente que los complemente, pero también que tenga credibilidad y sea especialista en diversos temas”, precisó.

Otro factor determinante al escoger a los asesores para una contienda electoral es la confianza, y esta solo se deposita en personas idóneas y cercanas.

Juan Manuel Santos, Enrique Peñalosa, Óscar Iván Zuluaga, Marta Lucía Ramírez y Clara López tienen perfiles distintos entre ellos, pero los responsables de mover sus campañas, a la luz de los hechos, se les parecen en muchas cosas.

No obstante, el veredicto final lo darán las urnas y el día de las elecciones se verá finalmente el resultado de estos meses de intenso trabajo.

Unidad Nacional

La campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos (‘la U’, liberales y Cambio Radical) es comandada por Roberto Prieto, su gerente. Se lo conoce como uno de los que más saben de temas electorales. Trabaja de la mano con Germán Vargas, fórmula vicepresidencial y quien ayudó a diseñar la estrategia. El otro hombre clave es Juan Fdo. Cristo, del comité político.

Alianza Verde

Carlos Alberto Sandoval es el gerente de la campaña de Enrique Peñalosa y uno de los hombres más cercanos al candidato. Si bien coordina temas estratégicos y financieros, sus consejos políticos son escuchados. Las dos mujeres claves son Sara Moreno, coordinadora regional, y Claudia López, la directora programática.

Centro Democrático

Sin lugar a dudas Fabio Echeverri es un hombre clave en la política colombiana y tal vez el más influyente en los círculos uribistas. En estas elecciones decidió sumarse a la candidatura de Óscar Iván Zuluaga y convertirse en uno de sus principales consejeros, junto con el senador electo Álvaro Uribe. Alicia Arango, directora del movimiento, es la mujer clave.

Partido Conservador

La aspiración de Marta Lucía Ramírez cuenta con dos apoyos claves en la campaña. El principal es el de Juan Guillermo Echeverri, el gerente, uno de los hombres que más saben de negocios en el país. La otra persona que le habla al oído a la candidata es su hija, María Alejandra Rincón, quien se vino de Nueva York para impulsar la candidatura de su madre.

Polo Democrático

Detrás de la aspiración de Clara López hay dos hombres claves en el diseño programático de la campaña. Se trata de Eduardo Sarmiento Palacio y Julio Silva Colmenares, destacados economistas que constantemente están dialogando con la candidata. Xinia Navarro, la gerente, es la otra ficha de peso en la campaña de este sector de izquierda.

EDULFO PEÑA
Editor Político

Publicidad

Publicidad