Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Zuluaga triunfó en el centro del país y Santos se quedó con las costas

En 16 departamentos, Centro Democrático logró 3'759.912 votos. El resto fue para Unidad Nacional.

Por: EL TIEMPO

Zuluaga triunfó en el centro del país y Santos se quedó con las costas

Zuluaga triunfó en el centro del país y Santos se quedó con las costas

El mapa político de Colombia volvió a cambiar dramáticamente en las elecciones de este domingo en las que se definieron los dos candidatos que se disputarán la Presidencia de la República el próximo 15 de junio: Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, y Juan Manuel Santos, de la Unidad Nacional. Ambos representan facciones de la derecha, lo que sitúa al país en ese sector del espectro.

Zuluaga obtuvo la votación más alta de estos comicios –con 3'759.912– y, geográficamente, se quedó con 16 de los 32 departamentos del país. Además, en tiempo récord (solo 78 días) su partido logró 1'714.357 votos adicionales respecto a los que sacó en las elecciones para Congreso del 9 de marzo.

El potencial electoral del candidato Zuluaga se concentró en el centro del país, en departamentos claves como Antioquia, Cundinamarca, Santander y Tolima, en donde está el gran electorado del país.

Barrió en Antioquia –región de su jefe político, el expresidente Álvaro Uribe Vélez–, en donde alcanzó 663.632 votos.

Hace cuatro años Juan Manuel Santos, su actual rival, arrasó en este departamento con 855.864 votos. Pero este domingo apenas logró 286.745 sufragios. De hecho, la candidata del Partido Conservador, Marta Lucía Ramírez, obtuvo la segunda votación más alta en Antioquia, con 334.998 votos.

El otro gran fortín del Centro Democrático resultó ser la capital del país. En Bogotá, Zuluaga obtuvo 542.432 votos, seguido muy de cerca por la candidata del Polo-UP, Clara López, una de las sorpresas de la jornada, que obtuvo 501.302 sufragios en la capital.

El candidato del uribismo también barrió en el departamento de Santander, con 186.236 sufragios, lo que se traduce en una derrota para el Partido Liberal, que ha visto amenazada su hegemonía en esa región por las alianzas del movimiento Opción Ciudadana.

La otra sorpresa resultó ser el triunfo de Zuluaga en algunas zonas del oriente, en donde históricamente se ha concentrado el conflicto armado en Colombia: Huila, Meta, Caquetá y Guaviare.

En esos cuatro departamentos obtuvo 320.698 sufragios, que podrían ser interpretados como una fatiga de ese electorado en torno a las negociaciones de paz con las Farc, que concentraron parte del debate de la campaña.

Los fortines de Santos

El presidente-candidato, Juan Manuel Santos, también se llevó una buena parte de la torta electoral, con 3'301.427 votos, 458.485 menos que Zuluaga. Y la Unidad Nacional bajó su votación con relación a las elecciones a Congreso.

Geográficamente ese potencial se traduce en 16 departamentos, entre los que se cuentan Valle, Atlántico, Bolívar, Magdalena, La Guajira y Córdoba.

Este último ha sido considerado por 12 años un fortín del uribismo. De hecho, se lo considera su 'cuartel general'. Pero esta vez Santos le ganó el pulso, con 206.237 sufragios, 100.000 más que Zuluaga.

También sorprendió a algunos que, después del fallo adverso de La Haya con relación a los límites marítimos de San Andrés, su población respaldara a Juan Manuel Santos, con 3.234 votos, por encima de los otros candidatos, que incluso usaron ese revés del país para criticar a su gobierno.

Nariño, Cauca y Putumayo –cinturón de departamentos con alta influencia de las Farc y del Eln y muy golpeado por la guerra y por el narcotráfico– también se inclinaron a favor del Presidente-candidato, lo que se interpreta como un espaldarazo de sus comunidades, incluida la indígena, al proceso de paz en La Habana y al desmonte del negocio de las drogas ilícitas.

La votación más alta obtenida por Santos fue en Valle, región de Carlos Holmes Trujillo, fórmula de Zuluaga, Allí Santos ganó, con 313.721 votos.

Y en Bogotá también obtuvo un respaldo significativo: 444.055 sufragios. Sin embargo, por ser la plaza de su vicepresidente, Germán Vargas Lleras, el resultado no era el esperado.

De hecho, la Unidad Nacional fue superada en Bogotá por Clara López, la candidata del Polo-UP, quien ubicó a esa fuerza de izquierda como la cuarta más importante del país, muy cerca de los conservadores.

Los 'azules' obtuvieron, en total, 1'995.657 votos; y el partido de López, 1'958.371.

En Boyacá y en Pasto (Nariño) López obtuvo el segundo lugar, y en al menos cinco departamentos se disputó el tercero con Marta Lucía Ramírez, la candidata del oficialismo conservador.

Esa fuerza alcanzó cerca de 50.000 votos adicionales respecto a los registrados en las elecciones de marzo.

Mientras que el Polo, de la mano de la UP, registró un incremento de más de 1'400.000.

Lo que aún nadie sabe es qué se hicieron los votos de la Alianza Verde, que en la consulta del 9 de marzo alcanzó los 2'983.757 sufragios.

Su candidato a la Presidencia, Enrique Peñalosa, fue el aspirante menos votado, con 1'065.132 sufragios. Esto indica que la división de los 'verdes' los golpeó duramente, que los resultados de la consulta no reflejaron la realidad de esa nueva fuerza o que Peñalosa, a pesar de sus capacidades, no termina por convencer.

De hecho, solo 300.000 sufragios lo separaron del voto en blanco. Y en Bogotá, ciudad de la que fue alcalde, tan solo obtuvo 392.742 votos, 168.000 menos que en 1997, cuando ganó la alcaldía de la capital.

En cualquier caso, todos los votos van a contar en la segunda vuelta, y las cabezas de campaña de los dos ganadores empezaron desde ya a coquetearles a sus rivales y a los congresistas de cada fuerza para volver a medir fuerzas en 21 días.​

EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad