Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

Elecciones 2014: Elecciones Presidenciales Colombia 2014
Elecciones Presidenciales y Congreso 2014

60% de candidatos al Congreso no ha reportado cómo se financia

Estos son los aspirantes menos transparentes. La ley los obliga a reportar el dinero que les entra.

Por: UNIDAD DE DATOS DE EL TIEMPO

Votaciones

Votaciones

Sahagún, pueblo de la Sabana cordobesa, es el feudo de dos de los candidatos más fuertes que tiene el Partido de la U en el Caribe. Bernardo Elías Vidal y Musa Besaile Fayad. Sus campañas se caracterizan porque se meten la mano al bolsillo para solucionarles peticiones a sus seguidores y los cierres de campaña suelen ser apoteósicos.

Todo llevaría a concluir que la cifra que invierten estos dos senadores que aspiran a repetir en el Congreso, es importante. Lo suficiente como para que a una semana de las elecciones de Congreso sus cuentas estuvieran colgadas en el portal público creado en la WEB por el Consejo Nacional Electoral (CNE), mecanismo al que le han invertido recursos la Agencia de Cooperación Usaid, la Registraduría Nacional del Estado Civil y Transparencia por Colombia (Usted puede consultar cómo se financian los candidatos en el especial de ELTIEMPO.COM). Sin embargo, Bernardo Elías no había reportado ni un solo peso hasta este lunes. Lo hizo luego de la publicación de este medio y ahora, en el portal www.cnecuentasclaras.com​, reporta 199’789.000 de gastos de campaña. En tanto, Besaile Fayad solo registra 108 millones de pesos.

La transparencia a la que apunta el portal de www.cnecuentasclaras.com, creado bajo la resolución 3097 de noviembre de 2013 y que obliga a los candidatos a reportar en tiempo real la financiación y gastos de sus campañas, está en entredicho por parte de quienes se disputan ser uno de los 268 padres de la patria. De los 2.301 candidatos a Cámara y Senado, el 60% no ha reportado un solo peso en el portal.

Y paradójicamente figuras muy conocidas como el general Fredy Padilla de León, candidato al senado del Partido de la U; Luis Fernando Velasco, senador del Partido Liberal; el cuatro veces congresista, Roberto Gerlein Echeverría, del Partido Conservador, y Antonio Guerra de la Espriella, aspirante al Senado por Cambio Radical, tampoco han reportado sus finanzas.

La asesora del General Padilla de León respondió la pregunta del diario diciendo que era el contador el que tenía la información, que ni General la manejaba. Los otros candidatos, actuales congresistas, no respondieron las llamadas.

Los que no tienen sus cuentas claras contrastan con los candidatos del Centro Democrático y Mira, que se muestran como los más juiciosos llenando el aplicativo.

Las excusas para no hacerlo son variopintas, según Transparencia por Colombia. La principal, que los Partidos no han podido acceder a las claves de los candidatos, pese a que las colectividades a través de sus auditores recibieron capacitación en el tema, según lo confirma un vocero de la entidad. Curiosamente en la contienda de 2011 para elegir alcaldes, gobernadores, concejos y diputados, donde hay mayor número de candidatos aspirantes, el comportamiento en el reporte de las finanzas fue muchísimo mejor que ahora.

EL TIEMPO revisó las finanzas reportadas por los 174 congresistas que aspiran a repetir, y comprobó que 58 de ellos están colgados con Cuentas Claras. Y hay más, las autoridades electorales se preguntan cómo algunos candidatos informan cuánto se han gastado, pero no dicen cuánto reciben.

Tal es el caso Maritza Martínez Aristizábal, del Partido Unidad Nacional, que reporta 52 millones de pesos como gastos de su campaña, pero curiosamente la casilla de aportes está vacía.

Fabián Hernández, integrante de la Misión de Observación Electoral (MOE) dijo que "el aplicativo no le está jugando a la transparencia en beneficio de los electores, que merecen tener información real y a tiempo sobre la financiación de las campañas. En los trabajos de campo e investigaciones que ha hecho la MOE, las comunidades nos han llegado a asegurar que en región las campañas pueden costar entre 3 mil y 7 mil millones de pesos por candidato".

Según los topes de campaña, la autoridad electoral ha dispuesto que para solo el Senado de la República, circunscripción nacional, cada partido político podrá destinar hasta 74 mil millones de pesos. Eso quiere decir que si la lista tiene 89 aspirantes, cada aspirante podrá disponer de hasta 832 millones, aproximadamente, para su campaña. La cifra contrasta con lo reportado por 116 congresistas que aspiran a repetir. Todos los aportes suman 11.486 millones de pesos.

¿Y de dónde sale la plata?

Siguiendo con la minuciosa revisión, 95 congresistas, que también son aspirantes, financian sus campañas con aportes propios y de sus familiares; 41 de ellos reciben donaciones y/o contribuciones, 21 reciben recursos de origen privado de los partidos, 14 le han prestado plata a los bancos y uno ha informado hasta ahora que ha recibido un anticipo de financiación estatal.

Los cinco congresistas que han reportado mayores cifras de financiación en sus campañas, según el reporte de ayer martes 4 de marzo, son:

1. Milton Alex Rodríguez Sarmiento, aspira al Senado por el Partido de la U, quien ha reportado hasta ahora 568 millones de pesos.

2. Jorge Eduardo Londoño Ulloa, al Senado por el Partido Alianza Verde, quien ha invertido 459 millones.

3. Raymundo Elías Méndez Bechara, a la Cámara, por Córdoba. Del Partido Unidad Nacional Nacional, 450 millones de pesos.

4. Doris Clemencia Vega Quiroz, aspira al Senado por Opción Ciudadana, 426 millones.

5. Miguel Ángel Pinto Hernández, aspira a la Cámara por Santander. Del Partido Liberal y ha reportado 373 millones.

Partidos que no reportan

El ranking de los partidos políticos con el mayor número de congresistas con intenciones de repetir curul en el Congreso que no reportan sus finanzas lo conforman:

1. Partido Conservador, que tiene 16 aspirantes.

2. Partido de Unidad Nacional, 15.

3. Partido Liberal, 9.

Patricia Muñoz, politóloga, docente de la Pontificia Universidad Javeriana, precisó que "lo más preocupante es que quienes aspiren a repetir sean los más indisciplinados para llenar el aplicativo de Cuentas Claras, no permitiéndoles a los electores tener los elementos de juicio para saber cómo financian sus campañas". Llama la atención sobre el hecho que "nuestra autoridad electoral sigue siendo frágil a la hora de no proferir mecanismos más fuertes para sancionar a quienes no contribuyan a la transparencia en los temas electorales y de financiación.

Sigue siendo el Consejo Nacional Electoral una entidad débil, porque su naturaleza es más política que técnica, lo cual lo limita en su capacidad de sancionar a tiempo". Finalmente precisó que le cabe una alta responsabilidad a los partidos que permiten que sus candidatos se burlen de las normas que justamente buscan tener instituciones más fuertes y una sociedad civil más empoderada.

Transparencia por Colombia concluye que otra de las respuestas preferidas por los candidatos para no tener al día sus cuentas, es que ellos disponen hasta un mes después de las elecciones para reportarlas.

Si bien impera la presunción de la inocencia, Colombia tiene sus antecedentes nefastos en materia de financiación. Solo en los últimos 20 años las cuentas oscuras se han tomado las elecciones, lo que ha derivado en escándalos e investigaciones judiciales como el Proceso 8.000 y la parapolítica. Por eso, el elector no se puede dar el lujo de votar a ciegas y merece conocer, antes de las elecciones, las cuentas de sus candidatos, no después, cuando ya no hay reversa sobre quién es elegido. ​

UNIDAD DE DATOS DE EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad