Los ojos que vigilan cada metro de las vías nacionales

Los ojos que vigilan cada metro de las vías nacionales

Centros de operación usan 1.000 cámaras en autopistas con el fin de monitorear lo que sucede.

fg

Coviandes tiene tres centros de control operacional (CCO) -este es el principal- para vigilar los túneles y la vía de Bogotá a Villavicencio.

Foto:

Archivo particular

04 de septiembre 2016 , 11:28 p.m.

Motociclistas que zigzaguean peligrosamente por la curva de una carretera para sobrepasar a una tractomula... El conductor que adelanta a otro carro en un túnel kilométrico y provoca un estrellón... Vehículos varados, volcamientos, derrames de petróleo, hasta parejas que en la noche detienen el automóvil en la carretera para usarlo como cochecama... Y la Policía los sorprende.

Son hechos que ocurren en las autopistas del país y los han captado las cerca de 1.000 cámaras móviles y estáticas instaladas en sitios estratégicos de las vías nacionales concesionadas por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Son accidentes y actuaciones irregulares que, sucedan de día o de noche, no se les escapan a los radioperadores y patrulleros que los ven a través de grandes pantallas y cuyas imágenes se reciben en equipos instalados en los llamados Centros de Control Operacional (CCO).

Qué son los CCO

Estos centros operativos son los cerebros de las autopistas. Ahí están los ojos que vigilan las 24 horas del día la operación, las obras y todo lo que suceda en cada metro de los más de 4.000 kilómetros de carreteras concesionadas.

Los CCO quizás pocos o nadie los conoce, pero desde ese punto, radioperadores coordinan también con la Policía de Transporte y Tránsito, autoridades y organismos de socorro las atenciones de emergencia, los servicios de ambulancias, las grúas y demás eventos que ocurran a los usuarios en la vía.

Para el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, los CCO se iniciaron con las concesiones a mediados de los años 90. “Son muy importantes porque constituyen el cerebro de la vía. Ahí se concentra la información de lo que sucede en el corredor. Los centros han hecho que las vías concesionadas sean hoy más seguras”.

De acuerdo con la ANI, en la actualidad funcionan 39 CCO en los corredores más importantes.

Cómo funcionan

La gran mayoría de constructores ha habilitado un CCO en el trayecto contratado. En algunas autopistas han instalado dos, como en Zipaquirá-Palenque y Cartagena-Barranquilla-vía al mar; y en otras han dispuesto tres centros, como entre Bogotá y Villavicencio.

Esta última vía es precisamente una de las más monitoreadas por su topografía, los ocho túneles hasta ahora en servicio, los viaductos que cruzan abismos, por los 13.000 vehículos diarios que circulan en promedio y suben a 27.000 en los puentes festivos.

En los 86 km del trayecto, el director de operación vial de Coviandes, Fernando Castillo, indica que funcionan 200 cámaras fijas distribuidas en túneles y en el espacio abierto, y hay 40 cámaras domo que se pueden girar y hacer registros a distancias hasta de kilómetro y medio.

Son equipos que se activan desde la sala de control del CCO, donde trabajan mínimo, en tres turnos, un radioperador, un patrullero de la Policía y el jefe de sala de la concesión en turno. Ahí, en 34 pantallas, observan cada movimiento del tráfico, obras y usuarios en la carretera.

“Estamos pendientes de cualquier requerimiento y, cuando es el caso, se coordina el desplazamiento con la Policía de Tránsito”, expresa el patrullero Miguel Alexánder Rodríguez.

Castillo explica que “todo está sistematizado” y se cuenta con una tecnología de última generación para detectar qué pasa en el interior de un túnel y en la vía”. Cuentan además con una red de radares en 13 puntos, para control de la velocidad de los usuarios.

Otro CCO que dispone de una amplia infraestructura para atender uno de los tráficos más intensos los siete días de la semana es el que sale de Bogotá (por Fontibón) a Facatativá y Los Alpes (Cundinamarca), a cargo de la concesión CCFC S.A.

Pese a tener un trayecto corto de 38,4 km, la transitan cerca de 55.000 vehículos diarios en promedio (aunque el peaje solo lo pagan 32.000). El 35 por ciento del transporte que pasa por esta troncal es de carga.

Para el director de operaciones de esta concesión, Javier Romero, el CCO no es solo “el espacio dotado con una tecnología de comunicación y video para monitorear la vía y recibir las solicitudes de apoyo”. Es también la infraestructura desde donde se programan el mantenimiento y las obras en el corredor, y se movilizan equipos y personal para que funcionen efectivamente los servicios conexos de grúa, ambulancia, carrotaller, inspección vial, los postes SOS y la Policía de Tránsito.

Se incluyen –dice– el peaje y el pesaje en básculas porque son también servicios. Por esta vía han pescado a más de un transportador llevando carga con sobrepeso.

Poco a poco se han tecnificado los CCO y los servicios a los usuarios. Por ejemplo, para asistencia técnica, conocer costos de peaje y sitios de interés en los 528 km de Puerto Salgar a San Roque, y en los 82 km de Río de Oro-Agua Clara-Gamarra, el concesionario creó la aplicación APP Ruta del Sol, que ha tenido 1.600 descargas, manifiesta el gerente de operación y mantenimiento de esta concesión, Carlos Gustavo Ramírez.

Los centros operativos y servicios se irán sofisticando cada vez más. En un futuro –dice el presidente de la ANI– se espera que desde Bogotá o Medellín, la Policía pueda monitorear todas las vías del país, porque habrá más puntos de monitoreo. Como los peajes serán electrónicos, la tarjeta que usarán contendrá el registro del vehículo y el conductor. Afirma que “eso permitirá a la Policía garantizar más la seguridad del usuario en la vía”.

Postes SOS: ¿para qué sirven?

Estas estructuras están levantadas a lo largo de la vía para que un usuario, en caso de emergencia, pueda llamar gratuitamente al centro de control operacional y pedir ayuda. Basta con levantar el teléfono o hundir un botón. La gente desconoce este servicio o lo utiliza mal. En la vía Bogotá-Faca-Los Alpes, el concesionario informó que de 500 obturaciones, el 60 % fueron falsas alarmas y solo el 10 % fueron para solicitar información, reportar un accidente o una emergencia.

Servicios de grúa y taller

Las concesionarias deben disponer de los servicios de carro taller y grúas para auxiliar en la vía. Sin embargo, las ayudas tienen que ver más con desvares y el retiro del vehículo de la carretera para evitar trancones. Los contratistas solo están obligados a usar la grúa para mover el auto varado hasta un parqueadero o sitio más cercano y seguro. En la parte mecánica, solo están comprometidos a buscar que se mueva el carro y no a reparaciones mayores.

Indicadores de eficiencia

La ANI ha fijado a las concesiones tiempos para las ambulancias en caso de un accidente en carretera. Según el tipo de vía, oscilan los plazos. En rutas como la de Puerto Salgar-San Roque se han fijado en 45 minutos, pero la concesión afirmó que están llegando en 22 minutos en promedio. El presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, dijo que en una vía normal hay acuerdos para que las ambulancias respondan en un tiempo promedio de unos 20 minutos.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA