Una apuesta por atraer turismo de lujo se hace realidad en Cartagena

Una apuesta por atraer turismo de lujo se hace realidad en Cartagena

Un hotel de alto costo se prepara para abrir sus puertas. Una noche puede costar desde 248 dólares 

Panorámica de Cartagena

Los promotores esperan tener en el primer año una ocupación del 50 por ciento en las habitaciones.

Foto:

Manuel Pedraza / Archivo EL TIEMPO

10 de noviembre 2017 , 11:03 p.m.

Faltan apenas tres semanas para que Karibana, el desarrollo inmobiliario de alto nivel económico en el área de Cartagena, ponga oficialmente al servicio –con la marca Conrad, de la cadena Hilton, como operadora– su hotel de lujo, que ofrecerá 268 habitaciones con vista al mar y a un campo de golf considerado por muchos aquí y en el exterior como el mejor de Colombia y uno de los top diez del continente.

“El Conrad le va a dar a Karibana y a Cartagena un nuevo impulso hacia la conquista del turismo de lujo, que puede gastar e invertir fuerte en la economía local”, dice Joseph Mildenberg, el director comercial de Karibana y socio del grupo Megaterra Colombia, que impulsa el condominio.

Los promotores esperan tener en el primer año una ocupación del 50 por ciento en las habitaciones, lo que equivaldría a unos 110.000 huéspedes de alto poder adquisitivo, la mayoría de ellos extranjeros. El costo promedio por habitación en este periodo rondará los 248 dólares la noche.

Con el Conrad Cartagena, Karibana le apuesta a competir con destinos como Cancún, Panamá y República Dominicana, a donde van miles de turistas, especialmente de Estados Unidos, a pasar un fin de semana o sus vacaciones largas para probar suerte en diversos campos de golf.

“Solo Cancún maneja cada año alrededor de 100.000 reservas de golfistas y ofrece 15 campos”, destaca Mildenberg.

Inversión: US$ 110 millones

En todo el mundo solo hay 30 hoteles Conrad Hilton y este será el tercero en la región. Los otros están en Punta del Este (Uruguay) y San Luis Potosí (México). El de Cartagena fue construido y adecuado con las reglas establecidas por la marca.

Tiene 31 suites, balcones con vista al mar y al campo de golf diseñado por la firma de Jack Niklaus, 900 metros cuadrados de spa, 500 de gimnasio, 4 canchas de tenis, 7 restaurantes y salas de estar, 4 piscinas con vista al mar Caribe, casa de playa, sala multifuncionales y para eventos. Podrá atender recepciones hasta de 1.400 personas.

Para gerenciarlo, trajeron a Stephane Mercier, quien ya tuvo ese cargo en el Conrad Miami y el Hilton París. Varios directivos más será extranjeros, pero también reclutaron profesionales hoteleros locales. En esta primera etapa se generarán 300 empleos.

La arquitectura y la decoración del Conrad tienen el sello de Cartagena. Apenas al cruzar la inmensa puerta de estilo colonial que da entrada a la recepción se pueden ver dos enormes cabezas de mujeres afro, creadas por Ana Mercedes Hoyos y que son el primer bocado de una colección privada de arte que complementan artistas como Enrique Grau, Édgar Negret y Pedro Ruiz.

Ante las fallas del servicio eléctrico en la Costa, los promotores le crearon su propia fuente de energía, que será generada con paneles solares y una infraestructura de gas. En esto invirtieron un millón y medio de dólares, pero esperan lograr un enorme ahorro en dinero y costo ambiental.

Karibana hizo una inversión de 110 millones de dólares –300.000 millones de pesos– en el hotel y escogió a la firma Hilton tras un proceso de selección entre 15 compañías. Terminó ganando la experiencia de más de 30 años de la cadena Hilton en Cartagena. “Ellos conocen el mercado, saben todo sobre la capacitación del personal y tiene compatibilidad con los que desarrollamos en Karibana”, dice Mildenberg. El contrato será por 20 años prorrogables.

Además del Conrad Cartagena, Karibana –que surgió del rescate de un proyecto hotelero fracasado– continúa en su desarrollo de lotes y prepara el lanzamiento en diciembre de una nueva etapa del condominio Bahía, el cuarto edificio de apartamentos de alto estándar.

Ello pese a que la actividad constructora está frenada. “Confiamos en la experiencia de haber vendido siempre bien y en que el proyecto se ve como una inversión segura”, dice Mildenberg, quien calcula la finalización del desarrollo en 6 años, con una inversión total que superaría los 500 millones de dólares.

“El hotel nos traerá más clientes potenciales que se encantarán con una ciudad histórica y única como Cartagena, que sigue siendo el futuro turístico del país y nos invita a pensar con optimismo”, concluye Mildenberg.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA