Tres vías 4G estarían listas antes que dos ‘joyas’ de hace varios años

Tres vías 4G estarían listas antes que dos ‘joyas’ de hace varios años

Según Anif, túnel de La Línea se usará solo desde 2019 costará el doble, es decir $ 1,4 billones.

Túnel de la Línea

El túnel de La Línea, de 8,8 kilómetros, cumple este año 10 años de haber sido adjudicado, y solo estará al servicio en el 2019.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

06 de junio 2018 , 07:40 p.m.

Las dificultades de todo tipo que han enfrentado y siguen registrando varios de los proyectos viales más atrasados, por concesión u obra pública, permitirán que algunas de las carreteras de cuarta generación (vías 4G) terminen su fase de construcción mucho antes que dos iniciativas claves para la competitividad del país y para las exportaciones, proyectadas hace 10 años.

Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), si todo marcha como hasta ahora, los proyectos más adelantados, es decir las rutas Girardot-Honda-Puerto Salgar, Cartagena-Barranquilla-Circunvalar de la Prosperidad y la Perimetral del Oriente de Cundinamarca, terminarán sus obras en el cuarto trimestre del 2018.
Así les habrán ganado a dos ‘joyas de la infraestructura colombiana’, como ha llamado el centro de estudios económicos Anif el túnel de La Línea, y la vía Buga-Loboguerrero -Buenaventura.

El primero, según el Instituto Nacional de Vías (Invías), entraría en operación completa a comienzos del 2019, pues siguen las dificultades vistas desde hace siete años, cuando Anif previó que el túnel se estaría inaugurando “por allá” en 2019, a raíz de los evidentes y reiterados percances técnicos relacionados con el revestimiento del túnel y las prórrogas.

A comienzos de año se confirmó que la inauguración no le corresponderá al actual gobierno, ya que no solo han ido lentos los revestimientos del túnel, sino que sus salidas se contrataron tarde, generándose problemas para la doble calzada Cajamarca-Calarcá.

“Dadas las dificultades de contratación de ANI-Invías, la licitación del restante 12 por ciento de la obra (225.000 millones de pesos) ha requerido garantías de la Nación y hasta anticipos del 10 por ciento, tras quedar desierta en mayo de 2017”, agrega Anif.

Por ello, estima que el costo del túnel terminará duplicando su presupuesto inicial (rondando los 1,4 billones de pesos) y con atrasos de casi cuatro años frente al cronograma inicial. Y recalca que mientras tanto, diversas columnas de opinión han protestado por el aislamiento turístico de la vecindad de Armenia, al encontrarse con este obstáculo y con pasajes aéreos “cuyo costo parecería al de Bogotá-Miami”.

Freno a competitividad

Entre tanto, de acuerdo con Anif, más enredado está recortar la brecha para la competitividad de las exportaciones, pues en la vía Buga-Loboguerrero-Buenaventura, única salida de comercio exterior hacia el Pacífico-Asia, han confluido todos los problemas imaginables: diseños precarios, serios problemas ambientales, amenaza de la minería-ilegal sobre la propia obra y dificultades en la adquisición de predios.

Y advierte que una de las principales fallas ha tenido que ver con su división en cinco obras, “mezclando todo tipo de arreglos contractuales-concesionales en fracciones de solo 10 a 15 kilómetros”.

“Ha transcurrido casi una década y aún no culminan sus 113 kilómetros. Actualmente solo operan los tramos de Loboguerrero-Mediacanoa (47 kilómetros) y, parcialmente, el de Citronela-Loboguerrero (aproximadamente de 39 kilómetros del total de 47 kilómetros)”, agrega Anif.

Y si bien para resolver el lío el Gobierno buscó mayor integración de esos diferentes contratos al habilitar la iniciativa privada Vía al Puerto, agregando los tramos Buenaventura-Citronela, Citronela- Triana, Triana-Loboguerrero y Mediacanoa-Buga, en el arranque del 2018 la sorpresa fue que el propio concesionario está buscando la caducidad del contrato “por causas aún no públicas”.

Anif advierte que, de materializarse dicha caducidad, el país se vería abocado a reiniciar licitaciones, retrasando aún más la construcción de la principal arteria de comercio exterior hacia el Pacífico, que con esta iniciativa aseguraba el mantenimiento de todo el corredor por los próximos 30 años y 3,1 billones de pesos en inversiones.

En los registros de la ANI, a febrero, esta obra no tenía avances en su ejecución y su estado era de “preconstrucción”.

Los 206 kilómetros que tardaron 14 años

Sobre la vía Bogotá-Tunja-Sogamoso, Anif recalca que la ruta, de 206 kilómetros y a cargo de una firma del contratista Carlos Solarte, se inauguró en su totalidad solo en el 2016, tras 14 años del inicio de obras.

Anif estima que su atraso final fue de cerca de tres años frente al cronograma, por la tardanza en el sector del Puente de Boyacá. Y si bien hoy la doble calzada es una realidad, el lunar es la conexión con la ruta Samacá-Villa de Leyva, que “todavía deja mucho qué desear”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.