Ante anuncio de recortes en presupuesto de 2018, todos a ‘pedir cacao'

Ante anuncio de recortes en presupuesto de 2018, todos a ‘pedir cacao'

Empieza debate en Congreso. Deportes atizó avispero. Industria y Minas no se conformarán.

Billetes

El gran perdedor, por monto, es el sector de inclusión social, en el cual entran a jugar los programas que manejan entidades como el Instituto de Bienestar Familiar.

Foto:

Hernando Herrera / EL TIEMPO

14 de agosto 2017 , 11:35 p.m.

Más temprano que de costumbre, aún sin comenzar los debates del presupuesto en el Congreso de la República, el primero de los cuales está previsto para este martes, empezó la ‘puesta del sombrero’, o la hora de ‘pedir cacao’, con la que diversos sectores pretenden mantener su tajada.

El proyecto para el 2018 está aforado en 235,6 billones de pesos y ese monto total crece en esta oportunidad 3,1 por ciento frente a los 233,1 billones que se ejecutan en la actualidad.

Sin embargo, para la mayoría de ramas de la economía, el común denominador sería la tijera: 17 sectores de 30, incluido el servicio de la deuda del país, tendrían hasta ahora una caída en los recursos.

Ante esta realidad, producto del ajuste al cinturón por una economía con crecimiento desacelerado, el primero que saltó al ruedo a reclamar por la fuerte peluqueada en sus ingresos para el 2018 fue el sector deporte.

Figuras nacionales como los medallistas olímpicos Mariana Pajón y Óscar Figueroa prendieron las alarmas, al conocer que en el proyecto de presupuesto radicado en el Congreso, este sector perderá el 62 por ciento en comparación con el monto del 2017: de contar con 587.000 millones de pesos pasa a 223.000 millones en el próximo año.

A raíz de que la respuesta inmediata del Gobierno fue que los recursos para apoyar a los deportistas no se verán afectados, sino los de la infraestructura deportiva, la cadena de reclamos se empezó a formar antes de iniciarse los debates en el Congreso.

En nombre del Ministerio de Minas, el segundo sector que más pierde en monto ($ 1,6 billones, equivalentes al 40,6 %), el ministro Germán Arce mostró su preocupación porque de contar con 3,9 billones de pesos este año pasarían a 2,3 billones en el próximo, lo que afecta así los subsidios de energía para los estratos más vulnerables.

Arce dijo que aspira a que, durante el trámite del proyecto de presupuesto nacional se vayan emparejando las cargas. “El recorte es muy fuerte, pero, tradicionalmente, los subsidios de energía, por su sensibilidad política, se discuten y tramitan en el Congreso. Confío en que lograremos adicionar los recursos que hacen falta”.

Sin embargo, para la mayoría de ramas de la economía, el común denominador sería la tijera: 17 sectores de 30, incluido el servicio de la deuda del país, tendrían hasta ahora una caída en los recursos

El gran perdedor, por monto, es el sector de inclusión social, en el cual entran a jugar los programas que manejan entidades como el Instituto de Bienestar Familiar, el Departamento para la Prosperidad Social, la Unidad para la Atención y Reparación de Víctimas y el Centro de Memoria Histórica. La rama como tal pierde 2 billones de pesos (de 11,6 pasa a 9,6 billones de pesos), es decir, una caída de 17,6 %.

Un defensor de los recursos para este ítem en el Congreso será el senador Ángel Custodio Cabrera, quien dice que abogará porque no les quiten recursos a los programas para la niñez, al igual que a la educación, que es uno de los pilares del Plan de Desarrollo.

Para el senador Antonio Navarro, la batalla en los debates estará por el lado de ambiente, deporte y cultura. La rama de ambiente, según el proyecto de presupuesto, tendrá 564.000 millones de pesos, lo que implica 191.000 millones menos que en la presente vigencia (25,4 %).

“Defenderé los recursos para el ambiente porque si no actuamos oportunamente, el cambio climático va a repetir más Mocoas por todo el país”, dijo Navarro.

Del sector cultura, que perderá 56.000 millones de pesos (13,7 % menos de lo que tiene hoy), el parlamentario manifestó que “esta rama es hoy una verdadera Cenicienta”. Agregó que el Congreso, con sus decisiones, “debe garantizar que no se desfinancie el deporte de élite”. Finalmente, expresó que con el presupuesto también se debe “lograr que el Estado ocupe los territorios de donde se retiraron los integrantes de las Farc. A eso le llamo Piet (presencia integral del Estado en el territorio)”.

Precisamente, el punto del posconflicto es uno de los que sube el presupuesto del Ministerio de Hacienda, que contará con 16,2 billones de pesos, 1,4 billones de pesos más que este año. De esta asignación, 2,4 billones serán para el posconflicto. Además, este sector maneja parte de la responsabilidad pensional, lo que el próximo año demandará 41,1 billones de pesos (8,8 % más que en 2017).

“El incremento al sector trabajo, que tendrá 10,3 billones de pesos, 2 billones más, se explica porque el ministerio incluye gran parte del pago de pensiones. Colpensiones está en ese sector. La otra parte está en los recursos de Hacienda”, explicó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Industria se siente afectada

Otro sector que, reunido en el pasado congreso de la Andi, protestó por el recorte fue el de la industria. La asignación para esta rama, que comparte plato en el presupuesto con comercio y turismo, es de 807.000 millones (18,9 % menos que en el 2017). Durante este año, la industria y el comercio no han podido repuntar y son los grandes aportantes de empleo.

Juan Carlos Mira, presidente de Asocaña, dice que la industria es uno de los pilares para liberar al país de la dependencia minero- energética. “Por lo tanto, es clave que el presupuesto sea consecuente”.

Javier Texido, presidente de Nestlé en Colombia, expresa que “la iniciativa privada debe tener metas individuales, para no quitar el pie del acelerador en momentos en que la economía necesita que las empresas tengan suficiente fuerza para ayudar a sobreponernos”.

Entre tanto, Emilio Sardi, vicepresidente de Tecnoquímica, es partidario de recortar en funcionamiento, “menos en salud. El sistema de salud está muy cerca de ser completamente viable. Le deben poner más dinero para que todos los colombianos reciban un servicio muy bueno”.

Por su parte, Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, dice que la coyuntura es propicia para que la industria exporte más, y en esto el Gobierno puede aportar con créditos de largo plazo.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA