Sin acuerdo, salario mínimo se fijó por decreto

Sin acuerdo, salario mínimo se fijó por decreto

Será de $ 737.717 y afectará a más de 2 millones de trabajadores. Subsidio de transporte: $ 83.140.

fg

Este viernes se dio a conocer el aumento del salario mínimo.

Foto:

Andrea Moreno / ELTIEMPO

30 de diciembre 2016 , 08:27 p.m.

Después del fracaso en la etapa de negociación, el Gobierno decretó este viernes el incremento en el salario mínimo para el próximo año en 737.717 pesos, lo que significó un ajuste del 7 por ciento, es decir, 48.262 pesos más que el vigente para este año.

De igual manera, la ministra del Trabajo, Clara López, anunció que el subsidio de transporte pasó de 77.700 a 83.140 pesos, al recibir el mismo aumento del 7 por ciento.

“En total, la remuneración que recibirán cerca de dos millones de trabajadores a partir del 1.º de enero del 2017 será de 820.857 pesos, que equivalen a un incremento mensual de 53.702 pesos”, indicó López durante la rueda de prensa.

De acuerdo con la titular de la cartera del Trabajo, hasta última hora del mediodía de este viernes la Comisión de Concertación mantuvo abierto el canal de diálogo, pero no fue posible llegar a un acuerdo final.

Agregó que “se trata de un incremento en términos reales de 1,5 por ciento frente a la proyección de la inflación del presente año, que es de 5,5 por ciento y, seguramente, de más de 2,5 por ciento frente a las perspectivas para el 2017, que sitúan la inflación entre el 4 y 4,5 por ciento”. (Lea también: Salario mínimo para el 2017 sería levemente superior a la inflación)

Pese a los resultados de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, López destacó que este proceso fue una de las experiencias de concertación más integrales en la aplicación de los principios del diálogo social tripartito que se hayan llevado a cabo en los últimos años.

Etapas del proceso

El proceso comenzó en noviembre pasado con la realización de talleres académicos, sesiones de dinámicas de grupo y concertación de la productividad.

Pero tras siete sesiones formales de la comisión, no hubo ‘humo blanco’.

Sin embargo, en un intento por salvar las negociaciones, las partes iniciaron un esfuerzo informal posterior en tiempo extra, que se dio desde el jueves en la tarde hasta cerca del mediodía de este viernes a través de conversaciones telefónicas.

En ese lapso se alcanzaron a acercar las posiciones de empresarios y representantes de los trabajadores, y las últimas propuestas llegaron a tener una diferencia de 1,5 por ciento entre la solicitud de tres de las cuatro centrales obreras –que cedieron hasta 8,5 por ciento–, mientras que la CUT lo hizo hasta el 12, y la oferta de los gremios, que llegó al 7 por ciento.

Pero muy cerca de las 12 del día, para Luis Miguel Morantes, presidente de la CTC, era claro que no habría consenso.

Al respecto, fuentes del Mintrabajo aseguraron que hubo un ofrecimiento del 7,7 por ciento, pero–indicaron– que las centrales obreras no lo aceptaron, ya que exigían el 8 por ciento o nada.

Así, hacia las tres de la tarde, sin éxito en las conversaciones, se comunicó a la opinión pública el nuevo salario mínimo.

La ministra concluyó que “si bien no se obtuvo el resultado esperado de la concertación, tenemos la satisfacción del deber cumplido y contamos con la herramienta de la concertación como ruta certera en la construcción de la paz y reconciliación en el país”.

Por su parte, Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), explicó que hasta las últimas horas de la negociación, la CGT mantuvo contacto con el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, y con Guillermo Botero, presidente de Fenalco, insistiéndoles que llegaran al 8 por ciento, y no porque en pesos y valores constantes marcara mucha diferencia, sino como política, puesto que al estar 2,5 por encima de la inflación enviaría un mensaje a la gente impactada por la reforma tributaria, por lo menos en los que devengan el mínimo se verían atenuados sus efectos con ese incremento.

Gómez dijo que en varias ocasiones habló con la ministra López, a quien le valoró su esfuerzo por llegar a un acuerdo, e incluso con el presidente Santos para lograr ese 8 por ciento, cuya máxima aproximación fue del 7,7 por ciento.

El dirigente sindical reconoció que falta mucha cultura de concertación, que la lucha continúa, que vienen movilizaciones en febrero y marzo en rechazo a la reforma tributaria y que detrás de lo que está sucediendo ve la mano del equipo económico del Gobierno, en cabeza del ministro de Hacienda.

ALEJANDRO RAMÍREZ PEÑA
Redacción Economía y Negocios

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA